Cifran en 960 millones las pérdidas de un mes en la cultura

La contracción del consumo tras esta crisis también pasará una gran factura al sector, según Adepi

17.03.2020 | 02:00
El Teatro Cervantes de Málaga. Foto: Cedida

madrid – Los autores, artistas, editores y productores agrupados en Adepi (Asociación para el desarrollo de la propiedad intelectual) han exigido una "respuesta coordinada entre afectados y poderes públicos" que permita paliar la afectación completa durante un mes al funcionamiento del sector cultural por la pandemia de coronovirus. Esta asociación señala, que según las primeras estimaciones, esta situación supondrá alrededor de 960 millones de pérdidas directas e indirectas para un sector que representa el 3,5% del PIB en España.

Desde Adepi se pide que las medidas económicas y fiscales anunciadas por el Gobierno y la Comisión Europea para dar liquidez a Pymes y empresas de sectores específicos ante el avance de la pandemia del coronavirus "contemplen desde su inicio al sector cultural". Desde la asociación se recuerda que los creadores culturales "ofrecen su completa colaboración" al Gobierno para enfrentar las consecuencias de la pandemia, "especialmente graves" para el sector. A su entender, todo ello "confirma la excepcionalidad de una situación cuyos efectos ya se manifiestan desde hace varios días con especial crudeza". "La situación ha sido calificada de ruinosa y extremadamente grave por las principales asociaciones empresariales del sector, que constatan que ha sido inevitable no solo el cierre de teatros, museos, cines, bibliotecas, librerías o discotecas, sino el cese completo de toda actividad cultural presencial, desde los conciertos en bares o grandes recintos hasta las funciones escolares de música, teatro o magia".

Además, recuerdan que "el inevitable cambio de hábitos de consumo" durante los próximos meses provocará una contracción del PIB cultural cuya magnitud "solo podrá determinarse en función de la evolución de esta crisis", pero que a día de hoy ya se puede cifrar en un mínimo de 3.000 millones de euros.