Las notas del partido

El 1x1 del Baskonia: Baldwin recibe música de viento

Ayer fue pitado en algún tramo tras otra noche donde acabó muy señalado

26.11.2021 | 01:07
Baldwin tuvo un rifirrafe con Heurtel en el segundo cuarto que acabó con una antideportiva para ambos jugadores. Foto: Josu Chavarri

Granger El héroe de las últimas victorias pasó esta vez de puntillas. Un día aciago en todas las facetas. Acabó con su casillero anotador inédito y su falta de creatividad en el timón también pesó como una losa.

Baldwin Definitivamente ha agotado la paciencia de todo el mundo en Vitoria. Ayer fue pitado en algún tramo tras otra noche donde acabó muy señalado. Su individualismo y sus pérdidas resultaron desesperantes.

Giedraitis Otro jugador absolutamente irreconocible. Una timidez sorprendente en ataque y, sobre todo, desbordado en defensa por jugadores como Causeur o Hanga. Lanzó la insólita cifra de tres veces a canasta.

Enoch Arrancó el partido como un cohete anotando los nueve primeros puntos del Baskonia y sacando a Tavares de su zona de influencia. Sin embargo, luego fue engullido por los poderosos postes madridistas.

Sedekerskis Vivió un calvario ante el fornido Yabusele, cuyo privilegiado físico le convierte en un ala-pívot indefendible para cualquiera. Tampoco se dejó ver en ataque más allá de un testimonial triple.

Fontecchio El jugador más valorado del Baskonia, aunque las sensaciones tampoco fueron positivas. Sus buenos números no esconden el incuestionable hecho de que no termina de explotar en Vitoria.

Nnoko No ofrece el nivel necesario para ser una referencia interior del Baskonia. Sus limitaciones técnicas volvieron a salir a la luz en otro partido de la máxima exigencia. Ni siquiera da garantías en la parcela defensiva.

Peters Lo intenta y su actitud es digna de alabar, pero es un base que carece del nivel suficiente para competir a estos niveles. Pierde balones innecesarios y su muñeca desde el perímetro no es precisamente fiable.

Marinkovic Más de lo mismo de un jugador que a su desacierto añade ciertos gestos muy desafortunados. Otra carta de tiro bastante deficiente, especialmente desde el 6,75 y, sobre todo, la sensación de estar frustrado.

Kurucs Apenas está entrando en los planes de Spahija, ni siquiera para levantar el alicaído estado de ánimo del equipo. Apenas seis minutos, algunos de los cuales cuando el partido ya estaba completamente roto.




noticias de noticiasdealava