TD Systems lleva cuatro meses sin pagar al Baskonia

El patrocinador principal del club acumula un importante retraso en el abono de las cantidades pactadas

31.03.2021 | 10:43
Josean Querejeta y Juan Manuel Martín, durante la presentación de TD Systems como patrocinador del Baskonia
TD Systems desembarcó el pasado verano en Vitoria para convertirse en el nuevo patrocinador del Baskonia en un acuerdo de gran importancia económica para el club azulgrana, pero en la primera temporada de las cuatro de vinculaciónhasta la conclusión de la campaña 2023-24– entre las partes ya han aparecido serios problemas de convivencia. No en vano, la empresa fabricante de televisores acumula ya cuatro meses sin abonar al Baskonia las cantidades pactadas por el patrocinio –a las que hay que añadir el bonus por la presencia en la última Copa del Rey en febrero–, según información desvelada ayer por El Confidencial y que DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA ha podido confirmar. Un problema de magnitud importante, sobre todo en una etapa de crisis en la que el club se ha visto privado de otros ingresos y que complica todavía más una gestión monetaria ya de por sí dificultosa. En todo caso, en las oficinas del Buesa Arena la situación es todavía de calma, a la espera de que en un espacio temporal no demasiado largo se pueda reconducir esta situación que no solo afecta al club vitoriano.

Y es que, estos impagos de la empresa durante los últimos cuatro meses se extienden, según la información de El Confidencial, también al Atlético de Madrid y al Estudiantes femenino, con los que también tiene acuerdos de patrocinio, aunque la presencia en el club azulgrana –nombre del equipo, patrocinio de la camiseta de juego y la ropa, publicidad en el pabellón y visibilidad en la Fundación 5+11– es mucho más importante.

Por su parte, desde TD Systems aseguraron ayer que estos impagos no se corresponden con la realidad y solo se tratan de " discrepancias lógicas entre los activos por la situación de pandemia", relacionados con la imposibilidad de que asista público al Buesa Arena. "El hecho de que no puedan asistir seguidores al pabellón afecta a esta situación porque el contrato incluye la existencia de público en el campo. De esta forma hay activos que no se pueden cumplir", recogía una información de Efe citando a la dirección de la empresa de televisores.

Como adelantó DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA en su edición del pasado 22 de julio, TD Systems desembarcó en el Buesa Arena como title sponsor para relevar a Kirolbet dando nombre en las competiciones al Baskonia. La empresa de apuestas, que continúa ligada al club, aparecía en el frontal de la camiseta desde 2017 y aún tenía posibilidad de seguir esta temporada, pero las dos partes llegaron a un acuerdo para que, ante las dificultades legales planteadas por el Gobierno estatal para que las casas de apuestas se mantuviesen como patrocinadoras, pasara a un segundo plano. Un cambio que favoreció la irrupción de TD Systems con un contrato de patrocinio por cuatro temporadas que suponía una inyección económica para el club muy importante en una etapa de incertidumbres por la pérdida relevante de ingresos provocada por la pandemia.

Sin percibir pago alguno por parte de la empresa madrileña en los últimos cuatro meses – está pendiente también el bonus por la Copa–, la economía baskonista ha sufrido un severo varapalo al perder uno de sus ingresos en metálico fundamentales. Un nuevo problema, añadido a la ausencia de público que también está causando un socavón relevante en las arcas de la entidad. Ingeniería con la calculadora en los despachos del club para cuadrar ingresos y gastos.
Habrá que aguardar a la evolución del caso durante las próximas semanas para ver si la relación se reconduce con el abono de los pagos atrasados y la vuelta a la normalidad en los mismos o si, por el contrario, la situación se recrudece hasta el final del curso si la empresa madrileña no paga las cantidades pactadas, lo que podría conducir a una solución en los tribunales para nada deseada.

De momento, en las oficinas del Buesa Arena reina, dentro de lo posible, la calma y se espera que la situación pueda reconducirse sin excesivos problemas a la mayor brevedad de tiempo posible.