Cuartos de final

El Tenerife arrolla al Burgos

Los canarios, con los golpes de Salin y Shermadini, acaban con el sueño del debutante y avanzan hacia semifinales

12.02.2021 | 00:39
El pívot Shermadini, de Lenovo Tenerife, celebra la victoria del equipo. Foto: Efe

Tenerife87

Burgos76

LENOVO TENERIFE Fitipaldo (18), Salin (18), Doornekamp (8), Cavanaugh (5), Shermadini (12) -quinteto titular-, Huertas (9), Yusta (-) Guerra (4), Butterfield (-) Rodríguez (3), y Sulejamanovic (10).

HEREDA SAN PABLO BURGOS Omar Cook (7), Vitor Benite (11), Miquel Salvo (10), Jasiel Rivero (12) y Dejan Kravic (10) -cinco inicial- Max Salash (3), Alex Barrera (-), Xavi Rabaseda (3), Ángel Infante (3), Thad McFadden (9), Jordan Sakho (-) y Ken Horton (8).

Parciales 25-17, 26-25, 20-17, 16-17.

Árbitros Juan Carlos García González, Óscar Perea y Arnau Padrós. Sin eliminados

Pabellón WiZink Center.

Madrid – A base de triples y mayor continuidad en su juego, el Lenovo Tenerife logró ayer el primer billete para las semifinales de la Copa del Rey de Madrid, confirmando su gran temporada y acabando de paso con el sueño de un debutante en el torneo como el Hereda San Pablo Burgos, que, aunque lo intentó, fue incapaz de responder al juego coral de un rocoso equipo canario (87-76).

La gran actuación del finlandés Sasu Salin en una primera parte para enmarcar, en la que anotó 18 puntos y cinco de los diez triples de su equipo en esos primeros veinte minutos -en los que solo fallaron tres lanzamientos exteriores (76%)- empezó a encarrilar antes de lo previsto la primera eliminatoria de cuartos, en la que acabaron sumando trece canastas de tres de 26 intentos. Porque la Copa empezó a base de triples. Miquel Salvó anotó desde la esquina la primera canasta del torneo y le respondió de inmediato Salin, dispuesto a golpear desde el primer minuto. Los burgaleses, gracias a su defensa sobre los hombres claves de su rival, tomaron el mando con pequeñas rentas que no superaban los cuatro puntos, aunque la alegría les duró poco, hasta que el finlandés acertó con otros dos lanzamientos lejanos que empataron el partido a 15 puntos. Tyler Canavaugh y Emir Sulejamanovic se sumaron a la fiesta, lo que permitió olvidarse de los nervios iniciales a los hombres de Txus Vidorreta, quienes con su efectividad exterior sumieron en un mar de dudas al Hereda San Pablo Burgos, que llegó al final del primer cuarto con malos porcentajes de tiro, un parcial en contra de 16-4 y ocho puntos abajo en el marcador (25-17, min 10).