BASKONIA 91-87 SAN PABLO BURGOS

Buena imagen antes de medirse al Barça

Un último cuarto nefasto empaña un sólido partido de Peters y del TD Systems Baskonia

09.09.2020 | 20:18
El TD Systems Baskonia demostró que llega en un buen momento de forma a la Supercopa Endesa

Baskonia91

Burgos87

TD SYSTEMS BASKONIA Henry (6), Raieste (1), Giedraitis (4), Peters (22), Jekiri (15) –quinteto inicial–, Vildoza (15), Carrington, Kurucs, Dragic (15), Sedekerskis (1), Polonara (3), Diop (9), Fall.

SAN PABLO BURGOS Cook (8), McFadden (20), Salvó (5), Horton (8), Kravic (13) –quinteto inicial–, Huksic, Benite, Barrera (8), Rivero (4), Sahko (6), Rabaseda (8), Renfroe (7).

Parciales 21-15, 24-16, 26-21 y 20-35

Árbitros Juan Carlos García González, Sergio Manuel y Rubén Sánchez Mohedas.

Pabellón Buesa Arena; puerta cerrada.

Vitoria – El TD Systems Baskonia demostró ayer que llega en un buen momento de forma a la Supercopa Endesa, que tendrá lugar el próximo fin de semana. El conjunto de Dusko Ivanovic, que dio una imagen muy floja ante el Hereda San Pablo Burgos en el primer amistoso de la pretemporada, que perdió 82-71, se resarció ayer en el Buesa Arena con una victoria contundente ante el club burgalés, que, cierto es, también puso de su parte, ya que no fue su mejor partido. Se notó que los de Joan Peñarroya no tienen la urgencia de prepararse para la Supercopa.


 En los primeros compases del partido, ambos equipos se tantearon y se intercambiaron canastas, hasta que dos triples seguidos de Vildoza y Diop abrieron una pequeña brecha a favor de los locales y forzaron el primer tiempo muerto de Peñarroya. A partir de ahí, el TD Systems Baskonia fue creciéndose con buenas acciones defensivas que ahogaron a un rival con poca claridad de ideas y permitieron salir en velocidad hacia canasta, para deleite del técnico Dusko Ivanovic.

Ante la falta de aportación de Giedraitis, Vildoza y Peters fueron los encargados de echarse el equipo a la espalda y terminaron la primera mitad con once y catorce puntos respectivamente, más de la mitad de los tantos del equipo, que llegó al descanso con un importante colchón de catorce puntos.

ACIERTO EN EL TRIPLE La segunda mitad empezó como terminó la primera, con el San Pablo Burgos fallando triples y permitiendo al TD Systems Baskonia salir al contrataque y anotar a placer tanto con bandejas como con triples liberados. De hecho, una de las claves del encuentro estuvo en el desigual acierto exterior de ambos conjuntos. Unas veces por mala puntería y otras debido a la buena presión defensiva de los gasteiztarras, el conjunto burgalés solo consiguió anotar un triple en toda la primera parte y no llegó hasta entrado el segundo cuarto de la mano de Barrera. Para cuando Cook y McFadden calentaron sus muñecas, los locales contaban ya con un cómodo colchón de 20 puntos.

El reencuentro de San Pablo Burgos con su lanzamiento exterior coincidió con el bajón de intensidad del TD Systems Baskonia, que se veía ganador y empezó a conceder canastas fáciles a sus rivales. De hecho, el último cuarto comenzó con un parcial de 5-16 que redujo la ventaja hasta los ocho puntos, lo que obligó al equipo a sufrir mucho más de lo esperado para llevarse la victoria. Si en la primera parte los burgaleses solo anotaron un triple, en la segunda transformaron diez lanzamientos exteriores. Con Diop expulsado por cinco faltas y una toma de decisiones horrible en los minutos finales, el Baskonia estuvo a punto de tirar todo el trabajo realizado hasta el último cuarto por la borda. De hecho, el San Pablo Burgos se puso con 86-81 en el marcador y posesión a falta de 36 segundos para el final. Por fortuna, Horton se resbaló en la recepción del saque de banda y Peters, el mejor del conjunto gasteiztarra ayer, pudo recuperar el esférico y fue con acierto a la línea de tiros libres.

Acto seguido, un triple milagroso de McFadden contra tabla y otro de Cook desequilibrado, metieron el miedo en el cuerpo al equipo de Dusko Ivanovic, incrédulo en el banquillo ante la desconexión de sus jugadores y la fortuna rival. Con 89-87, a Vildoza no le tembló el pulso en el tiro libre y puso a su equipo cuatro puntos por delante. Kravic anotó, pero los colegiados anularon la canasta por haberse colgado del aro antes de que el balón cayera.

 

 

Finalmente, victoria demasiado sufrida por 91-87 para el TD Systems Baskonia que dejó contentos a ambos conjuntos. A los gasteiztarras por haber salvado el partido y a los burgaleses por haber conseguido reponerse y poner contra las cuerdas a sus rivales. Los de Dusko Ivanovic deberán quedarse con las buenas sensaciones de los tres primeros cuartos y evitar desconexiones como la de la parte final. Si se repite el sábado contra el Barcelona, será letal para las opciones azulgranas de hacerse con la Supercopa.

Giedraitis y Henry estuvieron desacertados tanto en el lanzamiento como en la toma de decisiones y se notó al final