Cuarta ruta clásica

Las bicis anteriores a 1987 vuelven a pedalear en Ayala

El Club Ciclista de Artziniega abre las inscripciones a la cuarta ruta clásica. La cita en homenaje al equipo Karpy tendrá lugar el 12 de junio

23.04.2022 | 23:48
La clásica en 2019.

Artziniega – La Karpy ya tiene fecha. El 12 de junio vuelve la cita con el ciclismo clásico en el Valle de Ayala. Partirá de Artziniega, como viene siendo habitual desde su primera edición en 2017, y está organizada por el club ciclista de la localidad, con la colaboración de los clubes de Amurrio y Ayala. Se trata de una marcha para bicicletas clásicas, que se vio suspendida por la pandemia, pero que ahora se retoma con mucha ilusión. Para participar las bicicletas tienen que ser anteriores a 1987, y la ropa debe ser antigua o reproducida.

Se trata de un bonito fin de semana rodeado de ambiente cicloturista, que arrancará ya el sábado, 11 de junio, con un paseo de bicicletas antiguas e indumentaria clásica que recorrerá, desde las 17.00 horas, la calles de la localidad, con parada en el Museo Etnográfico, al que se hará visita guiada, y tras finalizar el paseo habrá un piscolabis y un par de conciertos.

Al día siguiente, el domingo día 12, se celebrará la marcha por carreteras secundarias de la comarca. La salida será desde Artziniega, a las nueve de la mañana, y se llegará hasta Amurrio para hacer otra visita obligada a la destilería museo Manuel Atxa, de 1831. Fabricante del licor Karpy que da nombre a la prueba, y sede social del equipo ciclista profesional del mismo nombre entre 1967 y 1972). La entrada de nuevo en Artziniega será a las 13.00 horas, y se invita a la gente a participar de ese recibimiento en el Museo Etnográfico, donde se entregará una bolsa obsequio con productos locales, y también habrá una degustación de Vermut Atxa y txakoli de la comarca ayalesa. Además, quienes participen de la marcha, van a contar con servicio de duchas en el polideportivo, y de manera paralela, se va a desarrollar una feria de la bicicleta.

Comida popular La jornada contará, asimismo, con comida popular en el frontón Toñín Luengas, a base de paellas elaboradas por voluntarios, y en la sobremesa se harán sorteos, habrá un homenaje sorpresa, y un minuto de silencio para la fallecida María Ángeles Villate de la txakolinería Arzabro de Delika, que ha compartido La Karpy en alguna ocasión. La inscripción ya está abierta, y se esperan unos 200 participantes en la marcha y entorno a 300 en la comida.

Por otro lado, hoy regresa al mismo frontón el mercado de productores del último domingo de mes, con puestos de queso, pastel vasco, miel u hortalizas; aunque la novedad será un stand de productos de cosmética artesanal. "Por cada compra superior a 10 euros, se regalará una bolsa de los mercados de Aiaraldea", explican desde el Ayuntamiento. Éste también adelanta que la cita contará con la exposición promovida por el servicio de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Álava sobre la avispa asiática, y que las calles del pueblo estarán amenizadas por los txistularis de Haize Doinua.

Otro reclamo dominical ineludible en Artziniega es la fragua de Pablo Respaldiza, situada en pleno centro histórico y que entra en funcionamiento, cada domingo, para disfrute del visitante. Se trata de un taller artesanal rehabilitado por la Asociación Etnográfica Artea (gestora del también aconsejable museo etnográfico), que estuvo al servicio de Artziniega y su comarca. Todo tipo de herramientas salían de las manos del herrero: útiles domésticos, aperos de labranza, herraduras, clavos, tornillos, verjas y, en especial, la rueda de rejas, para los carros de bueyes, que llegó a exportarse fuera del País Vasco. Diversos documentos atestiguan que las fraguas y el oficio de herrero han formado parte de la historia y de los modos de vida de este municipio, al menos, desde la Edad Media, aunque cayeron en desuso con la mecanización del campo y hoy día es un tesoro etnográfico.

noticias de noticiasdealava