Personas mayores

Mayores en modo 'bizan'

Los usuarios regresan a los centros socioculturales tras el bajón por el covid. El Ayuntamiento avala su nuevo nombre e imagen; el PP critica el gasto

28.09.2021 | 00:06
Dos personas leen, una de las actividades que realizan en los centros de la red Bizan. Foto: DNA

La red Bizan, o lo que es lo mismo, los centros socioculturales de mayores de Vitoria, lidera el envejecimiento activo en Gasteiz. Son lugares de encuentro elegidos por estas personas mayores de 60 años para relacionarse y participar en multitud de cursos, talleres, charlas, etc. A estos centros acuden más de 35.000 mayores de la ciudad, un aforo que ya quisieran para sí muchos promotores de eventos.

Sin embargo, al ser locales ligados a palabras como envejecimiento y ancianidad, su imagen no ha estado lo suficientemente valorada por los vitorianos, considera el Ayuntamiento. De ahí, el proceso llevado a cabo para mejorar esta imagen de cara a quienes no son usuarios habituales del servicio. Y de ahí también el cambio de nombre de centros socioculturales de mayores a Bizan, con un coste de 35.596 euros, que el PP critica y que el gabinete Urtaran defiende, ya que según el concejal de Políticas Sociales, Jon Armentia, ha contribuido a poner fin a los estereotipos existentes y a acercar a más personas a los centros.

"Los jóvenes son los que peor imagen tenían, quienes hacían una valoración más negativa de los centros socioculturales, identificándolos con personas muy mayores. Además, desconocían las actividades que se realizan y los beneficios que aportan tanto a los mayores como a la ciudad", indica Armentia. "Ha sido muy positivo", valora.

Este proceso de modernización y mejora de la imagen de los centros socioculturales no es de ahora. Narra el concejal que empezó en 2015 a petición propia de los usuarios del servicio, aunque ha sido este año cuando se han ejecutado los cambios después de un largo proceso de participación y de contratar a la empresa Sirimiri para que llevase a cabo la propuesta del nombre y de los nuevos rótulos en los 16 centros repartidos por los barrios.

Abetxuko, Arana, Aranbizkarra, Ariznabarra, Coronación, El Pilar, Judimendi, Lakua-Arriaga, Landázuri, Los Herrán, San Cristóbal, San Martín, San Prudencio, Sansomendi, Txagorritxu y Zaramaga son los centros socioculturales de la ciudad a los que las personas mayores acuden para leer el periódico, tomar un café, asistir a clases y talleres o hacer gimnasia, una actividad muy aplaudida por los socios que se ejercitan también en los llamados parques de salud, espacios al aire libre equipados con diferentes aparatos adaptados a la edad para practicar ejercicios en extremidades superiores, inferiores y tronco, ya sea de forma individual o en sesiones supervisadas por un monitor.
 

Consecuencias de la pandemia

Cierto que con la pandemia, los centros socioculturales han sufrido un bajón –reconoce Armentia– han perdido a la mitad de sus usuarios que, poco a poco, van regresando. En esto también ha influido la campaña de imagen, considera el concejal de Políticas Sociales que, a petición del PP, desglosó ayer a dónde han ido los gastos de esta campaña: 5.515 euros a idear el nombre Bizan, tras una propuesta de diez denominaciones en euskera, 889 euros a la presentación pública de la red, 1.300 euros a labores de diseño, como reclamo de la nueva marca; 23.503 euros a la rotulación de los 16 centros y 4.389 euros a los vinilos en las fachadas. Los populares consideran que no es un gasto justificado, que los mayores tienen otras necesidades más prioritarias y que, además, no se les ha dado la oportunidad de elegir el nombre sino que el Ayuntamiento se lo ha planteado a los socios como un hecho consumado.

Centro de Lakua-Arriga


Sobre las obras de ampliación en el centro bizan de Lakua-Arriaga, en la calle Francisco Javier de Landaburu, el gabinete Urtaran respondió ayer a Elkarrekin que, de momento, está parado el proyecto para cubrir parte de la terraza y así dar más espacio a otras dependencias. Este centro tiene servicios de podología, peluquería y cafetería para las personas mayores, además de la programación sociocultural.

"La entrada a los centros socioculturales se ha reducido a más de la mitad con la pandemia"

Jon Armentia

Concejal de Políticas Sociales

"Los jóvenes son los que peor imagen tenían de los centros de personas mayores"

Jon Armentia

Concejal de Políticas Sociales

"Gastamos 35.000 euros en el cambio de nombre, con las necesidades que tienen los centros"

Elisabeth Ochoa de Eribe

Concejala del PP en Vitoria

noticias de noticiasdealava