Araba

Lo que no se aplaza es el sentimiento

Aunque otro año más han tenido que volver a posponer sus actos más multitudinarios, la Cofradía de la Virgen Blanca y los blusas y neskas de la Comisión demuestran que su pasión por la patrona de Vitoria sigue más viva que nunca

05.08.2021 | 00:04
Ricardo Sáenz de Heredia, abad de la cofradía de la Virgen Blanca.

Otro año más que no va a poder ser. En este 2021 tampoco va a haber procesión del Rosario de los Faroles ni kalejiras de blusas y neskas, pero si para algo ha servido la pandemia es para demostrar también que el sentimiento por la patrona de Vitoria es a prueba de covid, ya que éste sigue igual de fuerte o incluso más que antes de la irrupción del coronavirus.

Así, al menos, lo manifiestan los portavoces de la Cofradía de la Virgen Blanca y los blusas y neskas de la Comisión, dos colectivos que aunque honran en estas fechas a la patrona de forma muy diferente, ambos, por responsabilidad, se han visto en la obligación de volver a aplazar sus eventos más multitudinarios.

Cofradía de la Virgen Blanca - Ricardo Sáenz de Heredia


"Un pequeño trauma"

"Llevamos dos años sin salir a la calle y por eso hemos pensado que sean los ciudadanos los que vengan a visitarnos, al Museo de los Faroles (calle Zapatería, 35), porque este año lo abrimos en agosto", resume el abad de la Cofradía de la Virgen Blanca, Ricardo Sáenz de Heredia que, como especifica, los actos que en este 2021 han podido organizar "son los propios de la Cofradía, es decir, dentro de lo que es la iglesia de San Miguel o como nos gusta remarcar a nosotros: el santuario de la Virgen Blanca, para ver si algún día nos convertimos en la basílica de la ciudad", indica.

"Esto es importante para nosotros. En estos momentos, como parroquia, tiene sus actividades, pero las parroquias, en general, y, sobre todo, las del Casco Histórico, no van a más y, sin embargo, como santuario, acogería no solo a los propios de la parroquia, sino los de toda la ciudad".

Para que este deseo de la Cofradía de la Virgen Blanca se haga realidad, haría falta "una petición formal de celebraciones continuadas". De convertir a San Miguel en santuario, el abad cree que la imagen de la Virgen Blanca (siglo XIV), que se cedió temporalmente al Museo de Arte Sacro, podría volver a presidir el templo, "porque su sitio original está en San Miguel".

Lo que sí que no han organizado en este 2021 son "actos de calle. Es lo que nos hacía mucha ilusión, lo teníamos todo programado y preparado, pero lo hemos suspendido porque la incidencia del coronavirus ha ido a más. Es un pequeño trauma, en el sentido de que todo lo que hacemos y queremos es salir a la calle, pero no queremos llamar para nada a la gente. Lo preparamos todo con mucho ilusión, pero al final hay que decir: Vamos a cuidarnos y no queremos participar en las masificaciones de gente, pero esperamos recordarla y honrar a la Virgen con los actos que colgaremos en YouTube", remarca.

No en vano, es momento "de autocontrolarnos. Hace un mes estábamos muy eufóricos, porque veíamos que la situación de la incidencia de la pandemia iba a mejor y ahora, todos los días, nos encontramos que va a más y más", argumenta.

Por eso, no queda otra que volver a aplazarlos. "Estamos con nuestra esperanza cristiana, de que si hay que aguantar más, con otro año de espera hasta que la situación de la pandemia mejore, aquí estamos, pero ese hemen gaude, se empieza a hacer un pelín largo", confiesa. 

"Pero es lo que hay. La verdad es que cuando esta pandemia te toca de cerca, como nos ha pasado en esta Cofradía, con amigos muy íntimos, es cuando lo ves: cuando una enfermedad llega, cuando no se sabe muy bien cuándo y por qué, y alguien muere... Realmente es cuando te impacta. De nuestros 2.800 cofrades, tres han fallecido por el covid y antes estaban todos con buena salud", ilustra el abad de la Cofradía de la Virgen Blanca.

Comisión de Blusas y Neskas - Sergio González

"Sin perder la ilusión"

Sergio González, presidente de la Comisión de Blusas y Neskas, también destaca que este año no han querido organizar ningún acto "para evitar que haya aglomeraciones y situaciones de riesgo". Así que en el caso de la Comisión, también se vuelve a repetir la situación del pasado año. "En 2020 solo hicimos el homenaje del día 25. Lo mismo que hemos hecho este año".

Sin embargo, en este Día del Blusa y de la Neska ha habido una pequeña diferencia: "Me gustó que se volvieran a ver blusas y neskas en las calles, aunque de una manera diferente a lo que estamos acostumbrados, pero se ve que la gente no ha perdido ese espíritu, esa ilusión por salir en fiestas", apunta.

Lo "bueno" de este 2021, como resalta, es que las instituciones les han avisado con mucha más antelación de que no se va a hacer nada. "Este año, precisamente, una de las cosas que pedía la Comisión era esa, así que entonces ya la gente lo esperaba", precisa. Falta por ver lo que ocurrirá el año que viene.

"Yo sí que personalmente creo, no sé si mucho o poco, que se recuperará algo más la vida en la calle y ese volver a estar con la gente porque al final hace casi dos años que no nos vemos. El día de Santiago fue un poco curioso porque en nuestra cuadrilla (Los Desiguales, en la que González lleva unos 20 años) sí que los de nuestra edad mantenemos un poco más el contacto, pero me sorprendió ver a alguno con un hijo", recuerda.

Después de estos dos años casi de pandemia, el presidente de la Comisión de Blusas y Neskas mantiene esa "pequeña ilusión" para ver si esto de una vez acaba para poder otra vez organizar las fiestas. "Ya se echa de menos. Volver a esas rutinas e incluso a esas pequeñas quejas que no llegan a ningún lado", añade.

Preguntado por cuál de todos los actos echará más en falta, responde que no añora ninguno en concreto, sino todos, "porque lo que más me gusta es que haya esa sucesión de actos en fiestas. Para mí son todos importantes. Yo suelo asistir a todos. Los blusas y neskas hemos hecho un programa muy nivelado, al gusto de todos, porque las fiestas están hechas por y para el pueblo".

Por último, respecto a estas no fiestas de La Blanca, confía en que los ciudadanos sean igual de responsables que en 2020. "Si no respetamos, ya sabemos a lo que nos atenemos porque no nos pillará de nuevos. Ya queda poco y el día que podamos, la Comisión va a trabajar por las mejores fiestas que podamos hacer", asegura.

"De nuestros 2.800 cofrades, tres han perdido la vida por culpa del coronavirus y antes estaban bien de salud"

Ricardo Sáenz de Heredia

Abad de la Cofradía de la Virgen Blanca

"El día que podamos, la Comisión va a trabajar por las mejores fiestas que podamos tener en Vitoria"

Sergio González

Pte. de la Comisión de Blusas y Neskas


noticias de noticiasdealava