Patrimonio

El Valle Salado, punta de lanza en la conservación del patrimonio

Las salinas es uno de los nueve socios del proyecto Valsipam

25.03.2021 | 11:02
Panorámica del Valle Salado.

El Valle Salado de Añana fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como el primer Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) de Europa. Los SIPAM son un instrumento para preservar y garantizar el futuro de estos sistemas agrícolas particulares, que proporcionan una combinación de servicios sociales, culturales, ecológicos y económicos para la humanidad.

Sin embargo, actualmente están sometidos a serias amenazas; entre otras, el cambio climático, la globalización, productos más competitivos, o el abandono de la actividad por baja rentabilidad (que implica despoblación y pérdida de biodiversidad y conocimiento).

Este proyecto tiene por objetivo la creación de una red de territorios SIPAM para el diseño, prueba e implantación de un modelo integral de valorización turística, que cuente con soluciones innovadoras para reducir el riesgo de extinción de estos sistemas.


Proyecto innovador

El proyecto VALSIPAM es innovador porque, por primera vez en un proyecto de cooperación territorial, se aborda el reto de explotar las oportunidades y potencial de innovación de los sistemas agrícolas singulares con reconocimiento internacional SIPAM o con características similares.

Promueve un modelo de desarrollo sostenible basado en un turismo de experiencias únicas estrechamente relacionadas con los sistemas SIPAM (o similares), la biodiversidad, el paisaje, las prácticas agrícolas y forestales y el patrimonio cultural.

El modelo será transferible a sistemas agrícolas similares del espacio SUDOE.Liderados por la Consejería de Agriculturade Andalucía y con un presupuesto de 1.140.000 euros, VALSIPAM comenzó su andadura el pasado 1 de Noviembre 2020 y tiene prevista su finalización el 28 de Febrero de 2023.


De tres países diferentes

Cuenta con nueve socios de tres países (España, Portugal y Francia). En concreto, el proyecto integra cinco participantes de España (Fundación Valle Salado de Añana, Junta de Andalucía, Mancomunidad de la Taula del Sénia, Consorcio del Consell de L ?Horta de València y Fundación Andanatura), dos de Portugal (Asociación de Desarrollo de la Región del Alto Támega y Ruta del Guadiana-Asociación de Desarrollo Integrado) y otros dos de Francia (las Cámaras de Agricultura de Charente-Maritime y del Cantal).

A estas nueve entidades se suman, además, otras 14 entidades asociadas. Por tanto, este partenariado internacional reúne a un total de 23 integrantes entre los que se encuentran autoridades locales y regionales, entidades de desarrollo local y de apoyo al mundo empresarial, organismos de investigación y universidades, cámaras agrarias, un organismoregulador de Denominaciones de Origen (DO), parques naturales y asociaones de ámbito turístico.