Comercio local

Una gran feria de oportunidades para el Iradier Arena

La Feria de las Rebajas regresa un año después transformada en Feria del Stock entre el 25 y el 27 de este mes

16.03.2021 | 11:00
Feria celebrada en el Iradier Arena.

La Feria de las Rebajas, outlet de Gasteiz On, vuelve después de un año convertida en Feria de Stock del comercio local. El objetivo es que, además del género de temporada, los comercios puedan dar salida a todo lo que no se vendió el año pasado debido a las circunstancias especiales de la pandemia y se ha quedado en sus almacenes. Esta edición se celebrará del 25 al 27 de este mes y se traslada al Iradier Arena. La nueva ubicación permitirá modificar los stands de los comercios para favorecer las medias de seguridad e higiene.

Debido, precisamente, a esta limitación de aforo, comercios de todos los barrios de la ciudad que no podrán estar en el Iradier Arena, bien por falta de aforo o de género suficiente, colocarán un córner en sus propios establecimientos. Esta novedad permite ofrecer más opciones al comercio local para que participe y se puedan sumar de distintas maneras a esta iniciativa.

La última edición tuvo lugar en febrero del año pasado, apenas unos días antes de la declaración del estado de alarma y el posterior confinamiento. En esta ocasión, la organización estará marcada por las estrictas medidas de seguridad e higiene. De hecho, la distribución de los stands queda supeditada a una distancia de dos metros entre cada uno de ellos y cada participante se encargará de la limpieza y desinfección tanto del stand como del material expuesto, para lo que contará con el servicio de una empresa profesional.


Medidas de seguridad

Aparte, la entrada y salida del público asistente se realizará por las puertas especificadas y se establecerá un recorrido en el espacio con un único sentido de circulación. Además, habrá un puesto de control de acceso para la obligatoria aplicación de gel, control del uso obligatorio de mascarilla y aforo, reducido al 50%.

Esta feria de rebajas cumple este año su 24 edición y mantienen la filosofía con la que fue creada en febrero del 2004. Fue la primera de toda la cornisa cantábrica y se concibió como una herramienta para los comerciantes para eliminar estocaje y ganar liquidez de cara a la nueva temporada.

Se trata de ofrecer en un mismo espacio a los consumidores productos de calidad con la garantía del comercio local de la ciudad. Todos los expositores son comerciantes con local abierto en la actualidad quienes además de vender a precio ventajosa para quitarse productos de cara a la nueva temporada buscan también un espacio donde promocionarse y ofrecer el servicio de asesoramiento a quienes se acerquen a ella.