El nuevo sistema de reciclaje del Casco Viejo, en 'stand by'

Su transformación sigue a la espera de que se adjudique el contrato de limpieza y residuos

24.02.2021 | 00:35
Basuras en el Casco Viejo

El concejal de Gestión Ambiental de Vitoria, César Fernández de Landa, aclaró ayer que los cambios en la recogida de residuos y el reciclaje en el Casco Viejo van a tener que esperar, al estar sustentada esta transformación en el nuevo contrato de basuras. "Hasta que no comience ese nuevo contrato no va a ser posible hacer esos nuevos cambios", respondió Fernández de Landa tras una pregunta que hizo EH Bildu en la comisión de Acción por el Clima para conocer cómo iba la implantación de esta nueva gestión de residuos, teniendo en cuenta "el retraso que lleva la adjudicación del nuevo contrato".

Pese a ello, Fernández de Landa subrayó que el equipo de gobierno está trabajando en otras "dos patas". La primera de ellas es en los contenedores subterráneos de la Cuesta de San Francisco, inaugurados el pasado enero y que han estado averiados unos días en febrero tras haber dañado un camión una pieza encargada de hacer abrir y cerrar la tapa. "Este problema duró menos de una semana y ya está solucionado", remarcó. La segunda de estas "patas", como añadió Fernández de Landa, es el compostaje comunitario en el que "seguimos trabajando, estableciendo el número de personas y el lugar para situarlos".

Por su parte, la edil de EH Bildu, Amancay Villalba, solicitó que se informe y consulte a los vecinos de todos estos nuevos cambios, con una campaña específica, e instó a "meter mano a la fracción orgánica" (que ahora no se recoge específicamente en el Casco Viejo), "para avanzar en el reciclaje que marca Europa".

Recogida neumática En esa misma comisión, Elkarrekin preguntó sobre si Vitoria se ha planteado modificar la recogida neumática en las nuevas edificaciones, teniendo en cuenta, como afirmó su portavoz, Óscar Fernández, que, según un informe municipal, "el consumo energético de este sistema es casi tres veces superior por tonelada (en concreto en 2,5) que el de recogida por contenedor y que en cuanto a emisiones por tonelada de residuo urbano, es también 5,2 veces superior".

Al respecto, Fernández de Landa, contestó que el Consistorio no tiene prevista ninguna modificación.