El Gorbeia recupera la clientela

El centro comercial de Etxabarri-Ibiña ha recobrado el optimismo desde que esta semana vecinos de municipios colindantes pueden ir a él. Un ejemplo es su parking, que este lunes estaba un 240% más ocupado que hace siete días.

16.02.2021 | 23:56
Nigel Sulivan, encargado del Café Gorbeia Bar

El optimismo ha vuelto al centro comercial Gorbeia. Una clara muestra de ello son las últimas declaraciones a este diario de José Luis Camio, gerente del centro comercial Gorbeia, ya que si el pasado 29 de enero anunciaba en estas mismas páginas que había pedido al Gobierno Vasco que su macrocentro fuera excluido del confinamiento municipal, ayer celebraba la "excelente noticia" que ha supuesto que desde este lunes vecinos de municipios colindantes puedan acudir a esta superficie ubicada en Etxebarri-Ibiña (Zigoitia) para poder hacer sus compras, teniendo en cuenta que un 80% de clientes proceden de Vitoria. Ello ha hecho que muchos de los locales que hace quince días bajaron la persiana de forma temporal, al no salirles rentable abrir en esas condiciones, hayan vuelto a subirla. "Ha regresado, por ejemplo, la peluquería, el McDonald´s, los cines lo hacen mañana (por hoy), y el fin de semana lo hará el City Jump y el Big Karting", destaca.

Y lo mismo ha pasado con la afluencia de clientes, la cual ha vuelto también, lo que era más que evidente en su aparcamiento exterior, prácticamente lleno a primera hora. "Se ha incrementado claramente. Tenemos un sistema de conteo de vehículos del parking y este lunes había un 240% más respecto al lunes de la pasada semana", ilustra Camio.

Uno de estos turismos estacionados en este parking era el del matrimonio formado por Francisco y Flori, de Vitoria, quienes cargaban en el maletero las compras que acababan de hacer en el hipermercado del Gorbeia, uno de los motores de esta superficie comercial. "Es el primer día que venimos porque no habíamos podido hacerlo antes por las restricciones que había, pero teníamos ganas porque, por lo menos, aquí no hay tanta gente y hay más espacio. Es muy tranquilo y lo preferimos, aunque tengamos que sacar el coche", aclara él.

Esta "confianza" que les da el Gorbeia ha hecho que siempre recurran a él en esta pandemia para llenar su despensa. "Los días que no hemos podido ir hemos ido a otro hipermercado, pero se veían más aglomeraciones, sobre todo, estos días que ha llovido. El sábado por la tarde se me ocurrió ir, porque se me había olvidado comprar una cosa, y entre los jóvenes y no tan jóvenes... No se podía estar", precisa esta mujer, que, como añade, en el de Gorbeia, "encima si vienes pronto, como hacemos nosotros, hay menos gente todavía".

Preguntados por si aprovecharán para venir hoy a sus cines, teniendo en cuando que reabren, Francisco responde con humor que no. "Me parece que la última que vimos fue Lo que el viento se llevó". "Que no, que fue la de Ocho apellidos vascos", aclara con una sonrisa Flori.

Un "gran cambio" En Cimer, un outlet de electrodomésticos emplazado en el interior del Gorbeia, que en la anterior visita que le hizo este diario lamentaba sus días con "cero ventas" debido a las restricciones, sus dependientes Joan y Mario, festejan ahora "el gran cambio", para bien, que ha supuesto que puedan venir vecinos de municipios colindantes. "El lunes notamos mucho la diferencia. Vino mucha más gente. Triplicamos las ventas, en comparación con los días anteriores, cuando no venía gente. Al final, solo compraban el gran electrodoméstico porque les urgía", resalta Joan.

Estos nuevos clientes son "la mayoría de Gasteiz" ya que les comentaban que aprovecharon "para poder venir aquí y no tener que ir a los mismos establecimientos de Vitoria porque sí que nos han dicho que estaban más llenos de gente y preferían venir a Gorbeia". Así que ahora Joan y Mario no pueden estar más contentos "porque hay que tener en cuenta que nuestra afluencia podía haber caído un 80%, ya que venía gente a cuentagotas. Y llamaban mucho por teléfono para saber si podían venir o para hacer alguna reserva de electrodoméstico ya que al no poder acercarse, tampoco podían verlo, y no era lo mismo que hacerlo online. Así que como somos dos dependientes, solo trabajábamos uno y a media jornada porque a las tardes cerrábamos, pero desde el lunes ya estamos de mañana y tarde. "Y me he incorporado yo", precisaba Mario.

Nigel Sulivan, encargado del Café Gorbeia Bar, en el interior de esta superficie comercial, también está satisfecho porque puedan acudir al Gorbeia residentes de municipios colindantes, puesto que "nuestros clientes han subido un 80% y hemos vendido de todo: desde cafés, cañas, pintxos... Cuando antes era un desayuno y café de los propios trabajadores. El mínimo que necesitamos es que vengan de Vitoria, aunque ahora nos faltan los que pueden venir desde el Alto Deba, aunque así ya nos vale".

"NORMALIDAD" Nada que ver, como recuerda, "con lo que teníamos antes, cuando todas las ventas eran de empleados del propio centro comercial, porque solo un 15-20% era de gente que venía a comprar". Por todo ello, Sulivan pide que "por los menos, nos puedan mantener Vitoria para que esto salga para delante. Yo tengo cuatro camareros y desde el primer día siempre he buscado mantener a los cuatro y ahí estamos, peleando. Pero ahora, estoy contento, a ver si vuelve un poquito la normalidad".

En Dax Berria, comercio especializado en muebles, cuadros y complementos para el hogar, su gerente Raúl López, también aplaudía esta luz verde que ha concedido el Gobierno Vasco para que estas superficies ubicadas en la periferia de grandes urbes, como es el caso del Gorbeia, puedan recibir clientes de municipios colindantes. "De no venir absolutamente nadie, porque hemos estado tres semanas así, con días de no vender nada, como el primer sábado, que fue brutal, cuando se supone que es el día fuerte, hemos pasado a este lunes, cuando se ha animado a venir mucho más la gente. El cambio ha sido para bien. No entendíamos esa limitación porque durante el confinamiento domiciliario se pudo venir aquí sin problemas porque este centro tiene pasillos muy amplios y la gente viene a comprar, no a pasear", señala.

Por esta razón, López espera que siga el tráfico de coches y de clientes. "A ver si la gente se sigue animando a venir y que se den cuenta de que cumplimos con todas las normas", desea el gerente de este local que a su entrada tiene dispensador de gel hidroalcohólico con sensor y señalización diferenciada, entre otras medidas. "Hemos pasado de cero a cien, pero es lógico, porque antes no podía venir nadie, más que los del pueblo. Estamos aliviados y me gustaría recalcar que aquí estamos muchos autónomos que también pertenecemos a esa tienda pequeña", resalta este gerente.

"Me he reincorporado al trabajo, desde que pueden venir desde municipios colindantes"

Mario

Cimer Electrodomésticos

"Es el primer día que venimos a hacer la compra y teníamos muchas ganas"

Francisco

Vecino de Vitoria y cliente del Gorbeia

"La peluquería, el McDonald´s o los cines han decidido volver a abrir la persiana"

JOSÉ LUIS Camio

Gerente del centro comercial Gorbeia

"Nuestros clientes han subido un 80%, cuando antes solo venían los trabajadores del centro"

Nigel Sulivan

Encargado del Café Gorbeia Bar

"Estamos aliviados. En estos centros también estamos autónomos de tienda pequeña"

RAÚL LÓPEZ

Gerente de Dax Berria

"Nos da confianza venir a este centro comercial y si vienes a primera hora, no hay casi gente"

Flori

Vecina de Vitoria y clienta del Gorbeia

"El lunes notamos mucho la diferencia. Vino mucha más gente y triplicamos las ventas"

Joan

Cimer Electrodomésticos