Vitoria se queda sin el desfile de Olentzero y Mari Domingi ni la cabalgata de los Reyes Magos

El Ayuntamiento suspende los actos del 24 de diciembre y del 5 de enero, pero todos los niños tendrán sus regalos

12.10.2020 | 09:35
Cabalgata de los Reyes Magos de este año

Vitoria. Los multitudinarios actos festivos que llenan de gente las calles de Vitoria se siguen suspendiendo a causa de la pandemia del coronavirus y los últimos en caer han sido dos tan emblemáticos como el desfile de Olentzero y Mari Domingi del 24 de diciembre y la cabalgata de los Reyes Magos del 5 de enero, según ha anunciado el Ayuntamiento de Vitoria. No obstante, esta restricción a la presencia de los personajes por las calles de la capital alavesa como precaución para evitar los contagios no quiere decir que estas navidades no vayan a cumplir con su tradicional labor. "Hemos hablado con ellos y podemos asegurar a los txikis que vendrán a entregar los regalos", avanzó el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, el pasado viernes.

La suspensión de estos dos eventos que congregan en las calles de Vitoria a mucha gente para presenciar el recorrido de los desfiles (la cabalgata acostumbra a ser el acto más multitudinario de la ciudad, con alrededor de 100.000 asistentes) se daba como un hecho consumado, solo a falta del anuncio oficial que se acaba de producir, desde que el pasado jueves el Consistorio gasteiztarra decretó que tampoco se iban a celebrar en el mes de febrero los populares Carnavales. La evidencia de que despliegues incluso más multitudinarios como las llegadas de Olentzero y Mari Domingi o las de Melchor, Gaspar y Baltasar eran imposibles tampoco se iban a poder celebrar al estar situados incluso antes en el calendario.

Se trata de un nuevo episodio de la afección de la pandemia a los actos festivos de la ciudad de Vitoria, que, como el resto de zonas afectadas, ha visto que sus actividades conmemorativas han quedado reducidas a la mínima expresión desde que el pasado mes de marzo se adoptasen medidas de seguridad e higiene excepcionales para hacer frente a la pandemia.

Los Carnavales de 2020 fueron la última gran fiesta en la calle que vivió Vitoria. A partir de ahí, se fueron suspendiendo las celebraciones a nivel de calle y los actos principales de San Prudencio, el Día del Blusa y las Fiestas de la Virgen Blanca, así como sucederá ahora con el desfile de Olentzero y Mari Domingi y la cabalgata de los Reyes Magos.

El Departamento de Educación y Cultura está trabajando, eso sí, en el diseño de la programación navideña 2020-21. "La Navidad va más allá de los desfiles y las cabalgatas y por eso estamos trabajando en una programación navideña adecuada a las nuevas circunstancias", ha explicado la concejala de Educación y Cultura, Estíbaliz Canto.

"Nuestra prioridad es preservar la salud de la ciudadanía. Bajo esa premisa, estamos armando un programa que consiga mantener la ilusión de los verdaderos protagonistas de estas fiestas. Los niños y las niñas de la ciudad podrán disfrutar de la Navidad, aunque la pandemia nos haya arrebatado el Desfile de Olentzero y la Cabalgata de Reyes", ha manifestado.