Vacunas infantiles contra el coronavirus

24.03.2020 | 01:01

El colegio NCLIC convierte a los niños en protagonistas de la lucha por detener el avance de la pandemia

Vídeo concienciador. Los alumnos, padres y profesores del colegio NClic han aprovechado los días de aislamiento para elaborar, entre todos, un vídeo que recuerda la importancia de quedarse en casa para detener al coronavirus.

Concurso de cuentos. El centro ha puesto en marcha un concurso de cuentos (abierto, hasta el viernes, a todos los estudiantes de 1º a 6º de Primaria que lo deseen). Otra iniciativa que busca ayudar a los pequeños a expresar sus emociones en estos momentos.

De sobra es sabido que los niños siempre dicen la verdad. Una virtud que conviene tener muy en cuenta pero que, desgraciadamente, en no pocas ocasiones es relegada a un segundo plano por los adultos. Un error al que día a día tratan de poner remedio desde el colegio NClic de Vitoria con su innovadora labor docente. Un trabajo que, como el de muchas miles de personas más, se ha visto interrumpido en las últimas semanas por la aparición de un minúsculo y hasta ahora desconocido enemigo que responde al nombre de Covid-19. Su peligrosa presencia ha obligado a tomar medidas tan drásticas como el confinamiento domiciliario, levantando muros hasta ahora inexistentes entre los más pequeños y en su relación diaria con sus referentes educativos.

Algo que podría ser considerado poco menos que una condena pero que desde este centro educativo, que en la actualidad reúne a más de trescientos alumnos de cero a diez años, han visto como una gran oportunidad para devolver a los niños el protagonismo que se merecen. Y para ello no han dudado en llevar a cabo un inusual cambio de roles y convertir a los pequeños en el enorme altavoz que traslade a la sociedad el mensaje más importante en estos difíciles días. "¡Quédate en casa!", repiten una y otra vez en un precioso vídeo que han elaborado con la ayuda de los profesionales del centro educativo. No hay excusas. Si ellos pueden hacerlo, nosotros también.

"Todo surgió de la idea de dos madres", explica el director del colegio, Alejandro Saurina. "Descubrieron en Internet una canción que trataba de concienciar de la necesidad de hacer caso a las recomendaciones sanitarias y quedarse en casa para contener la cadena de contagios y les pareció que podía ser interesante implicar a los niños en esta batalla. Nos lo comentaron y desde NClic recogimos el guante", desgrana.

Con ese pequeño movimiento comenzó una imparable cascada de piezas que terminaron completando un espectacular puzzle. Así, con el éxito "Quédate en casa" –obra del artista cubano residente en España desde 1999 Ariel de Cuba– de fondo, niños, padres y profesores fueron elaborando su propia versión de la canción para trasladar el mensaje de lo fundamental que es cumplir con la cuarentena por incómodo que pueda resultarnos.

"Uno de los pilares de nuestro proyecto es que toda la comunidad educativa camine unida y las actuales circunstancias, por complicadas que sean, nos han dado la oportunidad para conseguirlo. Habilitamos una dirección de correo electrónico para que todos los interesados enviasen sus vídeos y el resultado fue espectacular. Recibimos muchísimos y con todos ellos pudimos completar una pieza que nos deja claro a todos que no nos podemos tomar a broma el coronavirus", relata Saurina. En este clip, colgado en las redes sociales del colegio, los niños demuestran que tienen muy claro cuál debe ser nuestro comportamiento. "Quédate en casa, pórtate bien. ¡No te metas en líos, es por tu bien!", advierten. Y ya sabemos que siempre dicen la verdad.

Concurso de cuentos Este instructivo –además de muy divertido– vídeo musical no es, en cualquier caso, la única iniciativa que ha llevado a cabo el colegio NClic de Vitoria para ayudar a los más pequeños a sobrellevar una situación tan complicada como la actual. De esta manera, el centro ha querido abrir la puerta a que los más txikis puedan trasladar sus sentimientos y posibles temores a través del lápiz y el papel.

"Los adultos tenemos más recursos, pero los niños pueden encontrarse en ocasiones con algunos problemas para gestionar unos momentos de incertidumbre como estos en los que, además, tienen que estar permanentemente en sus propias casas. A una profesora del centro se le ocurrió que brindarles la posibilidad de escribir un cuento podía servirles de mucha ayuda y decidimos poner en marcha un concurso abierto a todo el mundo, no solo a nuestros alumnos", detalla el director.

El resultado es un certamen en el que pueden participar los niños de primero a sexto de Primaria –divididos en tres categorías por edades–, con sus relatos. Aunque la temática es abierta, el objetivo fundamental de la iniciativa es que, con la siempre inestimable ayuda de su propia imaginación, puedan comprender mejor el escenario generado por el Covid-19. "La respuesta está siendo muy positiva y tenemos cuentos ya de lugares tan dispares como Madrid o León. Los interesados todavía pueden enviar sus textos hasta el día 27 a concursodecuentos@nclic.com y habrá premios para los que el jurado considere los más destacados", desvela Alejandro Saurina.

Se trata, en definitiva, de hacer de la necesidad virtud y aprovechar un escenario impensable hace apenas un par de meses para conceder a los niños el protagonismo que muchas veces se les niega. A la espera de que esta terrible pandemia se convierta cuanto antes únicamente en un negro recuerdo y la esperanza de una batalla ganada entre todos, ellos nos regalan sus particulares vacunas infantiles contra el coronavirus..