El camino hacia la igualdad

Mujeres teníais que ser

Algunas investigadoras alavesas recibieron premios en 2019Trabajan en industria, sanidad, o para combatir la crisis climática

07.03.2020 | 23:30
Mujeres teníais que ser

Elizabeth Diago. Es doctora en bioquímica y biología molecular, investigadora desde 2012 de las infecciones por bacterias resistentes a antibióticos y directora en la actualidad del programa de ébola y patógenos especiales.

Nuria Gisbert. Es la directora general del CIC Energigune, un centro de investigación referente en Europa en el ámbito del almacenamiento de energía electroquímica y térmica. En diciembre Ampea reconoció su trayectoria.

Lourdes Basabe. Es una profesora de investigación en la facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco y creó en 2015 junto a su compañero Fernando Benito el clúster de microfluídica de la UPV/EHU.

Ana González-Pinto. Es la jefa del servicio de psiquiatría del Hospital Universitario de Álava, así como la presidenta de la sociedad española de psiquiatría biológica. Desarrolla, además, diferentes iniciativas y proyectos.

Susana Malón. Es licenciada en ciencias físicas y física de excelencia por el colegio oficial de físicos, máster en ingeniería del medio ambiente y máster en astronomía y astrofísica. Fundó y dirige la empresa Lumínica Ambiental.

expedición

Crowfounding. La doctora en bioquímica y biología molecular, Elizabeth Diago, ha iniciado una campaña para recaudar fondos para la expedición a la Antártida. La página en la que se pueden hacer las aportaciones es https://chuffed.org/project/elizabeth-diago-homewardbound-women-leadership.

ha dicho

estíbaliz cristóbal "sobre el colectivo enfermero pesan más estereotipos"

Esta investigadora de Bioaraba, que lidera equipos y proyectos de investigación y demuestra con su trabajo la relevancia de las mujeres en la actividad científica, asegura que sobre el colectivo enfermero o de atención primaria "pesan más estereotipos relacionados con la mujer y el cuidado", algo que "hay que cambiar".

la cifra

10

Aunque son muchas más, estas diez mujeres del ámbito científico no se rindieron.

vitoria – Ya sea inmersas en el mundo de la salud en todas sus vertientes o en la lucha contra el cambio climático, las investigadoras alavesas trabajan incansablemente para conseguir –mediante la ciencia– que el mundo sea más habitable y las condiciones de vida aún mejores. Así, tanto mediante la cooperación como a través de proyectos de investigación en los laboratorios, las mujeres siguen dando pasos para que Álava esté en el epicentro de la investigación y el desarrollo científicos.

Algunas de estas científicas, además, han sido galardonadas en los últimos meses, e incluso su labor ha sido reconocida, por ejemplo, en el caso de la investigadora Mercedes Maroto-Valer, que fue investida en enero de 2019 con el título de doctora honoris causa en la universidad Heriot-Watt (Edimburgo) por su trabajo en áreas de sistemas energéticos de bajo carbono, captura y almacenamiento del CO2 y combustibles solares. Se convirtió así en la primera mujer científica española en obtener este reconocimiento.

Otra galardonada fue también Nuria Gisbert, directora general del Cic Energigune –un centro de investigación referente en Europa en el ámbito del almacenamiento de energía electroquímica y térmica–, en diciembre del año pasado. La asociación de mujeres y empresarias de Araba (Ampea) puso el foco en su labor con el premio Ampea Mujer y Ciencia. Alazne Castelo y Leticia López de Luzuriaga también han sido recientemente reconocidas en las entregas de los premios pacto verde y los Inizia Uniemprendedor respectivamente. La primera es la I+D de Luznor, empresa que recibió un galardón por la idea de reutilizar 80.000 cargadores en su nueva línea de linternas. Letizia, por su parte, es la cofundadora de Ikustec y en los premios Inizia triunfó con su proyecto de crear una herramienta de metrología en soluciones de inspección y controles de calidad en entornos productivos.

Sin moverse de Vitoria, en la facultad de Farmacia de la UPV/EHU, la investigadora Lourdes Basabe trabaja también con microfluidos. Su carrera la ha llevado a universidades de distintos puntos del globo y ahora en Araba participa activamente en el cúster de microfluídica de la UPV en lo que se conoce como "un laboratorio en un chip" que impacte en el ámbito de la biomedicina o el medioambiental, entre otros. Además, mantiene su intención de transmitir los valores científicos a la ciudadanía.

En la otra punta del planeta destaca la vitoriana Elizabeth Diago, cuyo currículum, como el del resto, habla por sí solo. Esta doctora en bioquímica y biología molecular y directora actualmente del programa de ébola y patógenos especiales viajará en noviembre a la Antártida para luchar durante tres semanas contra el cambio climático en la quinta edición del programa Homeward Bound, que promueve el liderazgo femenino. También la licenciada en físicas y física de excelencia por el colegio oficial de físicos –entre otros muchos títulos–, Susana Malón, aporta su granito de arena a la lucha contra la contaminación, en este caso, lumínica. Fundó la empresa Lumínica Ambiental, una entidad vitoriana especializada en alumbrado exterior y contaminación lumínica.

pioneras en medicina En el ámbito de la salud, ya sea en Araba o en campos de refugiados, las mujeres alavesas también marcan un hito. Ana González-Pinto, por ejemplo, es la presidenta de la sociedad española de psiquiatría biológica y jefa del servicio de psiquiatría del Hospital Universitario de Álava. La enfermera y nutricionista Idoia Moreno, por su parte, visitó el Congo, la República Centroafricana y el campo de refugiados de Moria en Lesbos para ayudar a las personas que lo necesitaran en calidad de cooperante; y la investigadora de Bioaraba, Estíbaliz Cristóbal Domínguez, lidera equipos y proyectos de investigación y demuestra con su trabajo la relevancia de las mujeres en la actividad científica. Ella misma añade, además, que sobre el colectivo enfermero o de atención primaria "pesan más estereotipos relacionados con la mujer y el cuidado", algo que "hay que cambiar".

Idoia Moreno. Es enfermera y nutricionista. Comenzó en el mundo de la cooperación hace siete años, y ha ayudado a personas del Congo, la República Centroafricana y el campo de refugiados de Moria (Lesbos), entre otros.

Leticia López de Luzuriaga. Es la cofundadora de Ikustec y la ganadora de los premios Inizia Uniemprendedor por crear una herramienta de metrología en soluciones de inspección y controles de calidad en entornos productivos.

Estíbaliz Cristóbal. Esta enfermera es supervisora de investigación en cuidados de la OSI de Araba y desde la constitución de Bioaraba forma parte del instituto como refernete de investigación en cuidados.

Alazne Castelo. Es la I+D de Luznor Desarrollos Electrónicos S.L. En noviembre de 2019 ganaron uno de los premios Pacto Verde por su idea de reutilizar 80.000 cargadores para su nueva línea de linternas.

Mercedes Maroto-Valer. Es vicerrectora asociada de investigación e innovación y directora del centro de investigación de soluciones de carbono en la universidad Heriot-Watt (Edimburgo). Su lucha es contra el cambio climático.