Ataques en Arkamo, Gibijo y Urkabustaiz

La Diputación da luz verde a la caza del último ejemplar de lobo en Álava

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha defendido la cacería y ha apostado por "proteger a la ganadería extensiva"

04.02.2020 | 15:58
Ejemplar de lobo ibérico

Vitoria. La Diputación Foral de Álava permite la caza en espera del único ejemplar de lobo del territorio ante el incremento de los ataques y muertes sufridos por el ganado a lo largo del pasado año 2019 en las sierras de Arkamo, Gibijo y Urkabustaiz.

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha defendido la cacería y ha apostado por "proteger a la ganadería extensiva" ya que "la situación se ha ido agravando hasta ser insostenible y condiciona la forma de vida de los ganaderos".

A pesar de calificar la situación como de "anómala y excepcional", González ha cuantificado en "153, los animales muertos por ataques del lobo con 78 heridos y 67 desaparecidos" entre el ganado ovino, caprino, vacuno y equino en el pasado 2019.

El diputado general de Álava ha dicho que el Plan Foral de Gestión del Lobo permite la captura, puesto que "está justificada al no surgir efecto las medidas previas adoptadas" y que los cazadores "tienen 14 días prorrogables para ubicarse en las zonas en las que puede aparecer el lobo para darle caza".

González ha explicado que "no es posible saber a ciencia cierta" si el ejemplar a cazar es el único lobo existente en el territorio, aunque la Diputación sospecha que, como mucho, existen sólo dos ejemplares en Álava.

Una medida controvertida que ya denunció ayer Equo Berdeak quien pidió la paralización de la caza del "único lobo de Álava" al suponer la desaparición de esta especie "un atentado contra la biodiversidad".

El partido ecologista exigió a González que escuche "a voces acreditadas del ámbito científico que piden una y otra vez la protección de esta especie por su valor en la conservación del equilibrio ecológico, en el patrimonio natural y cultural vasco y para conservar la biodiversidad".

Una denuncia que ya realizó a finales del pasado año la asociación Ekologistak Martxan quien reveló "la colocación ilegal de cebos envenenados en la zona de Uzkiano y trampas lazo en Gibijo", además de calificar como "de auténtica irresponsabilidad permitir esperas para matar a los dos únicos ejemplares de lobo existentes en Álava".

Los ecologistas afirmaron que "existe un informe de la Diputación que afirma que el lobo es una especie de interés especial". Un punto que no preocupa al diputado general de Álava quien ha asegurado que "no se plantea que el lobo esté en peligro de extinción sino en extensión" y que no se encuentra dentro del Catálogo Vasco de Especies Amenazadas.