URA se ocupa de mantener el caudal necesario

El regadío de Rioja Alavesa necesitará otra fuente, además del río Inglares

Se precisa agua para llenar balsas de 4 y 27 hectáreas de superficie

28.01.2020 | 06:22

Laguardia - El llenado de las balsas de regadío de Rioja Alavesa y la Sonsierra es algo que preocupa a la agencia vasca del agua URA porque el río Inglares, sobre el que el Ministerio de Agricultura depositó su confianza para el llenado de las dos enormes balsas, ha tenido problemas de caudal en los últimos años, según manifestó ayer el diputado foral de Medio Ambiente.

Josean Galera respondió en la comisión de las Juntas Generales a una pregunta de EH Bildu, desarrollada por Kike Fernández de Pinedo en la que se interesaba por las dos balsas que Tragsa está construyendo en el municipio de Laguardia y su entorno, dentro del proyecto de regadío de la Rioja Alavesa-Sonsierra promocionado y financiado por el Ministerio de Agricultura.

La iniciativa planteaba que los embalses se llenaran con el caudal que se detraería del río Inglares. Sin embargo, un informe de URA advertía de que este río no dispone en la actualidad del caudal suficiente para alcanzar la condición de caudal ecológico adecuado, a consecuencia de la excesiva detracción a la que ha sido sometido. Por esta razón, EH Bildu quería conocer si el departamento foral de Medio Ambiente tuvo en cuenta ese factor cuando emitió el informe favorable de impacto medioambiental. Asimismo, teniendo en cuenta la cantidad de agua que requiere este nuevo regadío, se interesaba por si se protegerá un caudal ecológico adecuado en el río Inglares y qué tipo de seguimiento y control se está realizando, realiza o realizará con el fin de evitar una detracción excesiva de agua y cuál será el impacto que se ejercerá en el río.

Fernández de Pinedo recordó que hace dos años el río Inglares se secó y hubo una gran mortandad de peces, algo que fue denunciado por un ayuntamiento y una asociación por lo que consideraban un delito ecológico. El suceso, sin embargo, era de prever, porque cuando en 2009 se elaboró la declaración foral de impacto ambiental ya se veía que no existía un equilibrio entre caudales y detracciones para regadío y el Ministerio hizo caso omiso a esa circunstancia. Asimismo, Fernández de Pinedo mostró su extrañeza por que el río Inglares no estaba incluido en la Red Natura 2000, aunque reunía los requisitos necesarios para poder estar protegido y su caudal mejor regulado.

La conclusión final, resumida por Galera, es que "este regadío va a necesitar de otra fuente, además del río Inglares" y, por ello, afirmó que URA y la Confederación Hidrográfica del Ebro están "ocupados y preocupados" para que el río Inglares lleve el caudal que tiene que llevar y anticipó que ya se estaban estableciendo los controles, caudalímetros, suficientes, para asegurarse de ello.

Extracción de gas La declaración favorable de impacto ambiental al proyecto de exploración y extracción de gas en el pozo de Armentia-2 emitida por el Gobierno en noviembre "da el visto bueno a toda la información y requerimientos aportados por la Diputación", aseguró ayer el diputado de Medio Ambiente, Josean Galera. Realizó estas declaraciones en las Juntas a raíz de una pregunta del PP, cuyo procurador Borja Monje cuestionó "la falta de respuesta por parte de la Diputación" a las peticiones medioambientales demandadas por el Ministerio de Transición Ecológica.

El diputado recalcó que "la cuestión ya está resuelta" y añadió que la Diputación "no puede responder a materias en las que no es competente", como en los casos del plan de ordenación de los recursos naturales (PORN) de los Montes de Vitoria y el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Vitoria. "En estos casos, son el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento quienes deben responder" por ser de su incumbencia y jurisdicción, apostilló.

Igualmente, explicó Galera que la Diputación emitió cinco informes al Gobierno de España para corregir posibles impactos ambientales en asuntos como "indefiniciones del proyecto, el análisis de los efectos sobre el acuífero y el subsuelo, estudios de los impactos sísmicos y radiológicos, las afecciones en abastecimientos del agua y la protección de especies en peligro", entre otros.

Por su parte, Monje solicitó a la institución foral conocer los informes emitidos por la Diputación y cuestionó la declaración favorable de impacto ambiental al asegurar que "la extracción de gas pone en riesgo de contaminación al acuífero".

EL POST-IT

Lindano.
El Gobierno Vasco acogió ayer la reunión de la mesa de acción institucional y social ante la contaminación por el lindano que contó con la presencia, entre otras instituciones, de la Diputación de Álava y del Ayuntamiento de Vitoria.

Río Zadorra. Es potenciar la coordinación interinstitucional y social y acordar pautas de acción para desarrollar tareas de investigación y remediación ante la contaminación por lindano en distintos lugares de Euskadi, entre ellos, el río Zadorra.