Foronda, ante su año de despegue

El aeropuerto alavés, que el 16 de febrero cumple 40 años, afronta un 2020 con más vuelos de pasajeros que nunca y el objetivo de seguir rompiendo con todas sus estadísticas en carga.

06.01.2020 | 06:25
Llegada a Foronda del vuelo inaugural de Palma de Mallorca.

El año que acaba de empezar no será uno más para Foronda. Este 2020 el aeropuerto alavés cumplirá 40 años -la inauguración tuvo lugar el 16 de febrero de 1980- y a tenor de las operativas, tanto de vuelos regulares como chárter que están ya sobre la mesa, disfrutará de un curso especialmente prolífico en lo que a vuelos de pasajeros respecta.

Un año en el que la terminal intentará superar de nuevo las estadísticas con las que ha cerrado 2019 tanto en viajeros como en carga, donde a falta de que Aena publique en unos días los datos finales del año todo apunta a que Foronda podrá sacar pecho de nuevo batiendo de nuevo, por séptimo año consecutivo, sus datos de carga transportada y alcanzando la barrera de los 170.000 pasajeros, objetivo marcado por las instituciones para el extinto 2019.

En carga, las expectativas pasan de nuevo por DHL, que tras asentar sus cifras con la ampliación de sus instalaciones ha mantenido un leve crecimiento, pequeño pero estable, a lo largo de 2019. Para 2020 no se esperan grandes novedades cargueras ni en lo que a la empresa de aviones amarillos respecta ni tampoco con UPS y FedEx. Igualmente, no se espera que el Puesto de inspección fronterizo (PIF) vaya a tener todavía actividad a corto plazo, salvo que alguna firma se anime a poner en marcha una operativa de importación.

De este modo, el esperado incremento de pasajeros para este nuevo año tiene al aeropuerto alavés pendiente de cerrar aún operativas que podrían ayudarle notablemente a acercarse, todavía a mucha distancia, a los 500.000 pasajeros anuales, un reto complejo a medio plazo para el que las instituciones alavesas van a incrementar las cuantías que aportan al contrato de promoción de vuelos desde Foronda, ahora en manos de Ryanair, que saldrá de nuevo a concurso público en junio de este año. La Diputación pasará a aportar un millón de euros anuales durante cuatro años, el Ayuntamiento de Vitoria medio millón y el Gobierno Vasco tiene pendiente aún concretar su cifra, tras cuatro años en los que ha aportado medio millón de euros anuales.

Para Foronda, en materia de pasajeros, 2020 empezará a medio gas hasta finales de marzo. Mañana martes despegará de Vitoria el último vuelo de Ryanair a Tenerife Sur, tras la decisión de la compañía irlandesa de cancelar sus rutas con las Islas Canarias, por lo que hasta que arranque la temporada de verano -finales de marzo, principios de abril- sólo contará con vuelos regulares a Sevilla y Milán (Bérgamo). Sin embargo, a partir del 30 de marzo el aeropuerto sumará de golpe tres rutas más de Ryanair: Palma de Mallorca, Colonia y una nueva incorporación, Málaga. La aerolínea con sede en Dublín mantendrá los cinco vuelos activos hasta finales de octubre, y a partir de ahí habrá que esperar a ver qué rutas siguen y cuáles se pierden de nuevo en la temporada de invierno.

En verano, además, Foronda tiene ya confirmada -los paquetes vacacionales están a la venta- una operativa de vuelos chárter a la isla de Yerba, en Túnez. Este enlace estival arrancará el 15 de julio y despegará cada miércoles hasta el 9 de septiembre, convirtiendo a la terminal de la Llanada en la única del Estado que tendrá vuelo directo a la isla tunecina, conocida por sus paradisiacas playas y sus numerosas mezquitas. Los vuelos estarán operados por Air Nostrum, en un avión que partirá de Foronda los miércoles a las 12.50 horas y aterrizará en Yerba a las 14.20 horas. En los vuelos de regreso, la aeronave despegará de la isla tunecina a las 8.40 horas y tomará tierra en Vitoria a las 12.10 horas.

Además, para este verano el aeropuerto podría contar con dos nuevas operativas de vuelos que, de cristalizar, ayudarán a elevar el número de pasajeros. Por un lado, las instituciones han sacado a licitación un contrato con el que buscan que una aerolínea, previsiblemente Binter Canarias, ponga en marcha una nueva ruta con las Islas Canarias desde Vitoria que sustituya a la que Ryanair cancelará este mismo martes a Tenerife Sur, aunque con otras opciones como Gran Canaria, Lanzarote o el aeropuerto de Tenerife Norte como posibilidad.

La segunda posibilidad que está aún por concretar se ha conocido esta misma semana, con el interés de la aerolínea rusa Aeroflot, la más importante del país, en unir Vitoria y Moscú en la temporada de verano, con el objetivo principal de convertir el aeropuerto alavés en centro de operaciones para la llegada de turistas rusos a la Península entre finales de marzo y octubre. Por el momento, la agencia federal de transporte aéreo de Rusia ha dado el visto bueno a Aeroflot para la operación -un requisito indispensable en el país-, y ahora queda esperar a que la compañía traslade oficialmente a Aena una propuesta concreta, que podría incluir tres vuelos por semana entre Foronda y el aeropuerto internacional de Moscú.

vuelos chárter Y junto con los vuelos regulares de Ryanair y las operativas estivales, el año para Foronda se completará en pasajeros con los habituales y siempre exitosos chárter que parten desde el aeropuerto cada periodo vacacional. Por el momento, a falta de nuevas confirmaciones para el resto del año, los touroperadores han programado ya tres viajes para la Semana Santa. Uno a Escocia, otro a Estambul y uno más a Polonia. Los dos primeros despegarán de Vitoria el 8 de abril, mientras el tercero lo hará un día después. En todos los casos regresarán a la terminal alavesa el 13 de abril. Por su parte, para San Prudencio despegará otro chárter a Rumanía el 25 de abril para regresar el 2 de mayo; mientras que en verano hay ya dos enlaces vacacionales programados, a Croacia y Polonia, ambos con salida el 3 de agosto y regreso el día 10.

2020 será también el año en el que por fin la terminal de pasajeros de Foronda sufra un pequeño lavado de cara, el primero en sus cuarenta años de historia, al arrancar en septiembre las obras para la modernización de la infraestructura.