Tridente con cuentagotas

Joselu, Lucas y Jota volvieron a compartir titularidad en San Mamés, pero no lo habían hecho desde la derrota contra el Celta en Balaídos de la primera vuelta

17.04.2021 | 00:53
Joselu y Lucas, fijos la pasada campaña en la punta de lanza del Alavés, apenas han coincidido esta temporada. Foto: Efe

La llegada de Javi Calleja al banquillo del Deportivo Alavés –y su consecuente borrón y cuenta nueva– permitió que el pasado sábado se viera en San Mamés un triunvirato ofensivo casi inédito en la presente temporada. El técnico madrileño optó por alinear en su debut al trío formado por Joselu, Lucas Pérez y Jota Peleteiro, tres jugadores que bien podrían ser los más talentosos de la plantilla, con permiso del uruguayo Facundo Pellistri, pero que por circunstancias de toda índole no habían coincidido en un once inicial desde la derrota de la jornada 14 contra el Celta.

El entrenador que estuvo al frente del Glorioso en aquella visita a Balaídos –y que vio a los tres gallegos salir de inicio por última vez– fue Pablo Machín. Durante su breve periodo al frente del conjunto albiazul, el preparador soriano fue el mayor defensor de esta opción ofensiva y, en cierta manera, se vio recompensado. Siete veces fueron titulares Joselu, Lucas y Jota con él en el banquillo y el resultado fue de dos victorias (Valladolid y Madrid), dos empates (Valencia y Real Sociedad) y tres derrotas (Elche, Huesca y Celta), balance más que positivo teniendo en cuenta que el Alavés ha logrado únicamente cinco triunfos en toda la temporada y uno en las últimas quince jornadas.

Tras la destitución de Machín, Abelardo cogió las riendas del equipo babazorro y restó protagonismo tanto a Jota como a Lucas, aunque en tramos diferentes de su periplo. La trágica eliminatoria copera frente al Almería y los rumores de su posible marcha al finalizar la campaña acabaron con el crédito del primero, que jugó solo 22 minutos en los siguientes nueve partidos. Posteriormente, llegó el tan sonado caso Lucas que hizo desaparecer al siete del campo, donde sí reapareció Jota, y también de las convocatorias.

El resultado de estas tiranteces, justificables o no –solo se está valorando lo estrictamente deportivo–, fue un Alavés predecible e inofensivo en ataque que cayó en la tabla raudo y veloz hasta ocupar el farolillo rojo de Primera División. Y no porque Jota y Lucas hubiesen hecho una labor sobresaliente hasta el momento –que no había sido así–; el problema era, y sigue siendo, que no había nadie en la plantilla capaz de cumplir con la labor de estos, que no es otra que buscar alternativas ofensivas para sorprender a los rivales.

Los modestos como el Alavés, que parten con el objetivo de lograr la salvación, no pueden prescindir, salvo en casos evidentes de poca profesionalidad, de los pocos jugadores que atesoran la capacidad de aportar algo diferente al juego. Javi Calleja tuvo esto muy claro cuando asumió el complicado reto de reflotar a la escuadra gasteiztarra, incluso lo comentó durante su presentación, y la alineación contra el Athletic fue ejemplo de ello.

Pese a que no se logró la tan esperada y necesaria victoria, el Glorioso dejó una buena imagen en San Mamés y, en parte, fue gracias a la aportación de estos dos futbolistas. Lucas participó en todas las acciones peligrosas que propusieron los albiazules y, además, aportó mucha movilidad al juego con diferentes caídas a banda que aprovechó Jota, más incómodo en ese puesto tan escorado, para meterse por dentro e intentar sorprender a la defensa rojiblanca.

La gran incógnita ahora, en referencia al trascendental compromiso contra el Huesca de mañana en Mendizorroza, es si el entrenador madrileño seguirá optando por este último en la banda, si preferirá a Pellistri en ese puesto o si modificará tácticamente al equipo para jugar con los dos. Lo único claro es que para vencer a los oscenses, que se encuentran en su mejor momento de la temporada, no bastará con actitud, porque ellos también la pondrán, y los jugadores con vitola de líderes deberán dar un paso al frente para sacar adelante esta final por la permanencia.

IndiscutibleEl único componente de este triunvirato al que no ha puesto en duda ninguno de los tres entrenadores que han pasado por el banquillo alavesista esta temporada ha sido Joselu Mato. El nueve albiazul es el segundo futbolista de la plantilla con más minutos –ha jugado 29 partidos y solo está por detrás de Pacheco en minutaje–, ha marcado siete goles, y su aportación en ataque es indispensable para el equipo. No obstante, pese a su indudable compromiso y esfuerzo, lo cierto es que su rendimiento es muy superior cuando está acompañado por Lucas. El coruñés, más allá de brindarle balones, le quita responsabilidad en la creación de juego y esto le permite a Joselu centrarse únicamente en su función como delantero.

Titularidades

8

El trío ofensivo formado por Joselu Mato, Lucas Pérez y Jota Peleteiro solo se ha repetido ocho veces –en el once inicial– a lo largo de la temporada. Pablo Machín les alineó en siete ocasiones y Javi Calleja, que sustituyó al 'Pitu' Abelardo en el banquillo la semana pasada, lo hizo frente al Athletic en su estreno como entrenador del Deportivo Alavés.

ResultadosVictorias. El Alavés ha logrado dos triunfos con Joselu, Lucas y Jota como titulares. La primera de ellas fue contra el Real Valladolid en Zorrilla (0-2 con tantos de Tomás Pina y Borja Sainz) y la segunda contra el Real Madrid en el Di Stéfano (1-2; Casemiro; Lucas y Joselu).

Empates. Valencia, Real Sociedad y Athletic tuvieron que enfrentarse a los tres gallegos desde el comienzo del partido y ninguno de ellos pudo pasar del empate.

Derrotas. Los equipos que pudieron vencer al 'Glorioso' con Joselu, Lucas y Jota como titulares fueron el Elche (0-2) –en Mendizorroza, además–, el Huesca (1-0) y el Celta (2-0).

noticias de noticiasdealava