Hoy, a las 16.15 horas

En busca de una gran victoria

El Alavés necesita un triunfo que le haga dejar atrás la goleada del Barça y dé el empujón definitivo para afrontar positivamente el último tercio de liga

21.02.2021 | 00:36
Luis Rioja pelea un balón durante la victoria del Alavés frente al Real Valladolid en Mendizorroza. Foto: Iñigo Foronda

Cualquier batalla es importante, pero no todas tienen el mismo significado. A lo largo de la historia han existido una infinidad de generales y ejércitos con talento, pero, salvo en casos excepcionales, solo los que vencieron en las grandes citas fueron capaces de seguir adelante y alcanzar los oídos de las generaciones venideras. En el fútbol llegar a ser eterno solo está al alcance de los clubes más importantes, pero las grandes victorias –dentro de cada contexto– sí que son algo que todos pueden lograr a lo largo de una temporada. El Deportivo Alavés necesita una de esas para poder por fin despegar y esta tarde va a tener la oportunidad de conseguirla en el Reale Arena.

Aunque muchos entrenadores y jugadores simplifiquen los partidos importantes comentando que "solo son tres puntos más", la realidad es muy distinta. Las victorias, como la que logró el Glorioso frente al Real Valladolid, son balsámicas –y necesarias–, pero solo las grandes victorias tienen la capacidad única de cambiar completamente el devenir de un grupo. El Alavés va a visitar el feudo de uno de los mejores equipos de la liga que, además, llega con ganas de resarcirse tras el duro varapalo que sufrió en la Europa League contra el Manchester United. Como adelantó el propio Abelardo en la previa del encuentro, no va a ser nada sencillo sacar algo positivo del Reale Arena, pero eso, más que como algo intimidatorio, debe servirle al Glorioso para salir con un punto extra de motivación y, en el caso de dar la sorpresa –porque la Real es favorita–, aprovechar el triunfo para dar un paso gigante al frente.

El Juventus Stadium pasa facturaMás allá de la decepción que supuso caer por un contundente 0-4 contra el conjunto inglés, la Real Sociedad volvió de Italia con la plantilla magullada. Su técnico, Imanol Alguacil, sabía que no podría contar con Moyá, Luca Sangalli y Álex Sola para medirse al Alavés, pero a esas ausencias se han unido en las últimas horas Aritz Elustondo el mejor central de la plantilla y Joseba Zaldúa. El entrenador donostiarra deberá rearmar la zaga, pero, además, no podrá contar con el delantero Carlos Fernández, que se perderá la cita por unos problemas musculares. No obstante, el que sí estará es Alexander Isak, que, a pesar de volver con molestias de Turín, ha logrado entrar en la convocatoria. Finalmente, también se ha sumado a la lista de bajas Ander Barrenetxea, aunque, en este caso, ha sido por acumulación de tarjetas.

Por otro lado, la trayectoria de la Real Sociedad esta temporada ha sido, cuanto menos, irregular. Comenzó la competición con un ritmo trepidante que le llevó a liderar la clasificación durante varias jornadas –e incluso a soñar con pelear por el campeonato–, pero a finales del mes de noviembre inició una mala racha que le alejó de la cabeza. Durante esa dinámica negativa de resultados, los txuri-urdines dieron el nivel y, en varias ocasiones, fueron superiores a sus rivales, pero la falta de efectividad en ambas áreas les hizo empatar y perder encuentros que, en otras circunstancias, hubieran acabado con un resultado más positivo. En lo puramente deportivo, el aspecto más destacable de los donostiarras es su inteligencia sobre el césped. Alguacil ha creado un equipo muy sólido tácticamente que maneja a la perfección el tiempo y el espacio de cada partido y cuenta con jugadores que entienden a la perfección la idea que les propone su técnico. No obstante, como todo equipo, la Real también tiene debilidades y estas están concentradas en la zaga, donde, con la ausencia de Elustondo, sigue sin encontrar seguridad.

El Alavés, por su parte, llega al derbi tras un varapalo en el Camp Nou que no por ser esperado dejó de ser un duro correctivo. Sin embargo, la situación está mucho mejor que hace varias semanas –en las que se veía a un Glorioso con claros signos de desolación– y el equipo, tal y como indicó el propio entrenador albiazul el pasado viernes en rueda de prensa, sabe que la línea a seguir es la de los partidos ante el Getafe y el Valladolid.

En lo que respecta al historial de enfrentamientos, las últimas visitas al templo txuri-urdin no han sido demasiado positivas. Desde que los albiazules regresaron a la máxima categoría, Anoeta ha visto tres victorias donostiarras y una sola vitoriana, que se produjo, eso sí, con el Pitu en el banquillo. En el apartado de bajas, Abelardo Fernández únicamente tendrá la ausencia de Ximo Navarro, que aún no se ha recuperado de sus molestias en el psoas, y la de Rodrigo Ely, que continúa recuperándose de la rotura del ligamento cruzado que sufrió el pasado mes de diciembre.

Visitas a Anoeta

Campaña 2016-17 (3-0):

Recién ascendido a Primera –y con Mauricio Pellegrino en el banquillo–, el Alavés recibió en Anoeta su primer correctivo de la temporada. Xabi Prieto, Willian José y Carlos Vela castigaron la zaga de un conjunto albiazul que no tuvo su día.

Campaña 2017-18 (2-1): En plena línea ascendente con Abelardo y después de haber logrado una importantísima victoria por la mínima ante el Levante en Mendizorroza, el Deportivo Alavés no pudo remontar ante una Real que se adelantó muy pronto en el marcador.

Campaña 2018-19 (0-1): También con el 'Pitu' en el banquillo, el 'Glorioso' logró en Anoeta una victoria que le haría acabar el año en puestos de 'Champions League' y que sentenciaría a Asier Garitano al frente del equipo txuri-urdin. Calleri fue el autor del único tanto albiazul aquel día.

Campaña 2019-20 (3-0): Derrota sin paliativos del Alavés dirigido por el propio Asier Garitano. Oyarzabal, con dos tantos, y Willian José sentenciaron a un conjunto gasteiztarra muy inferior en todo momento.

El delantero sueco Alexander Isak entra en la convocatoria de Alguacil a pesar de sus molestias tras la vuelta de Turín

Ximo Navarro continúa siendo la única duda de Abelardo y, si no se recupera de sus molestias, Martín ocupará su puesto en el once