Alerta mundial por el coronavirus

Bruselas acuerda la compra de 500 millones de futuras vacunas

Cierra sendos contratos con las farmacéuticas AstraZeneca y Johnson&Johnson

15.08.2020 | 00:52

bruselas – La Comisión Europea anunció ayer que ha cerrado dos contratos con las farmacéuticas AstraZeneca y Johnson&Johnson para adquirir un total de 500 millones de dosis de la futura vacuna contra el coronavirus.

Según informó Bruselas, el acuerdo con la sueco-británica AstraZeneca incluye 300 millones de dosis de la vacuna que desarrolla junto a la Universidad de Oxford, con la opción de adquirir otros 100 millones, en nombre de los países del bloque europeo. Bruselas destaca que la vacuna de AstraZeneca ha demostrado ya "resultados prometedores" en sus primeros ensayos clínicos.

Mientras que el contrato con Johnson&Johnson comprende 200 millones de dosis y la opción de compra de otras 200. Parte de estas vacunas serán donadas a países de renta media y baja y se redistribuirán a través del Servicio de Acción Exterior.

Además, en las últimas dos semanas el Ejecutivo comunitario ha mantenido conversaciones con la alianza franco-británica Sanofi-GSK para adquirir 300 millones de unidades de su posible vacuna.

coste del contrato En rueda de prensa, una portavoz del Ejecutivo europeo evitó ofrecer detalles sobre el coste del contrato, aunque aseguró que respeta las obligaciones financieras que marca la normativa comunitaria.

Para la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, este acuerdo es el fruto de las intensas negociaciones y valoró que es "la primera piedra para poner en marcha la estrategia de la Comisión en materia de vacunas", que permitirá proveer de futuras vacunas a los ciudadanos europeos, al igual que a los socios de la Unión.

De su lado, la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides, agradeció la actitud constructiva de los laboratorios, que ha permitido cerrar los contratos, a la vez que insistió en que trabajará para cerrar más acuerdos de este tipo con más candidatos. "Una vacuna segura y eficaz sigue siendo la estrategia de salida más segura para proteger a nuestros ciudadanos y al resto del mundo del coronavirus", señaló la comisaria europea.