Familia de Asier Niebla

"Tenemos miedo de que no se haga un mínimo de justicia"

La familia de Asier Niebla busca que sea reconocido como una víctima de la violencia machista

09.08.2020 | 00:28
Una de las últimas concentraciones celebradas con el objetivo de que Asier Niebla sea reconocido como víctima de la violencia machista. Foto: DNA

donostia – La familia de Asier Niebla trata de "despejar la cabeza" y "desconectar" juntos unos días de vacaciones antes de encarar un final de 2020 "que va a ser muy difícil". Volverán el martes para participar en un pequeño recuerdo con motivo del segundo aniversario del fatídico día en el que este joven de Urnieta sufrió una agresión que acabaría con su vida dos meses después. A finales de año será el turno de un juicio que se prevé largo y "que va a ser muy duro" y para el que confían haber avanzado en su lucha porque sea reconocido como víctima de la violencia machista: "Hay muchos juicios que dan un cambio a la legislación y ojalá pase con este".

Para Juanjo Niebla, hermano de Asier, estos dos años "parecen haber sido cuatro meses". "Hasta hace poco estaba en una nube, necesitaba tiempo para asimilar y recuperarme de lo que pasó", cuenta a este diario a escasos días de cumplirse el segundo aniversario de la agresión. En la madrugada del 12 de agosto de 2018, en la primera noche de la Semana Grande donostiarra, su hermano, de tan solo 28 años, fue agredido por la espalda por la expareja de la chica con la que estaba hablando. A causa de la caída, Asier estuvo en coma hasta el 11 de octubre, cuando finalmente falleció.

Para "despejar la cabeza" antes de este fatídico aniversario, la familia Niebla pasa juntos unos días de vacaciones en los que, inevitablemente, "se le echa mucho de menos". "Hasta sus sobrinos son cada vez más conscientes de lo que pasó. Hemos pasado momentos muy duros. No hay día en el que no haya algo que me haga echarle de menos. A veces entran ganas de mandarlo todo por ahí y tratar de pasar página, pero mi ama quiere que sea considerado como una agresión machista y tenemos que hacer todo lo posible por ello", afirma.

El juicio finalmente se celebrará los días 10, 11, 14, 15 y 16 de diciembre y para entonces esperan a ver avanzado en su lucha. El pasado 27 de julio, el Ayuntamiento de Urnieta se convirtió en la primera institución en reconocer a Asier como un caso de la violencia machista con el apoyo de todos los partidos políticos. El compromiso del Consistorio es tal, que llevarán la moción al Gobierno Vasco primero, y al Ejecutivo central después. "No queremos cambiar la ley, solo queremos que el agresor no salga tan rápido, pero va a ser muy difícil", intuye Juanjo, que, no obstante, confía en que el caso de su hermano sirva para que futuras víctimas relacionadas con una agresión machista, y no solo las mujeres, sean consideradas como tal. "¿Por qué mi hermano por no ser mujer no lo es? Por supuesto que las mujeres están muy al descubierto y necesitan todo el apoyo posible, pero queremos que las futuras generaciones lo tengan en cuenta y mi hermano no se quede en el olvido", añade.

A pesar de no estar tipificado en la ley, la familia de Asier trata de que en el juicio se incluya el agravante de género y así el agresor sea condenado a una mayor pena. "Tenemos miedo de que no se haga un mínimo de justicia. Que en unos años salga y todo haya sido para nada", apunta el hermano, añadiendo que el atacante "no era ningún crío": "Es una persona de 30 años, que le atacó por la espalda, de forma deliberada y que por lo que han comentado testigos le estaba vigilando. Por ello, haremos todo lo que podamos, aunque mi hermano ya no va volver".

"Mi hermano no es una víctima de segunda y ojalá que, gracias a él, a cualquiera relacionado con una violencia machista no se le considere así. Hay muchos juicios que dan un cambio a la legislación y ojalá pase con este", subraya.

"no solo fue la agresión" La familia Niebla prevé un juicio largo y con muchos testigos, en el que a ellos también les tocará declarar. Algo que "será muy duro", sobre todo por el hecho de ver el rostro del hombre que presuntamente acabó con la vida del joven urnietarra. "No solo fue la agresión, Asier estuvo 61 días en UCI, con días que parecía que mejoraba, otros que empeoraba, mientras yo seguía trabajando. Ha sido muy doloroso y no puede quedar impune", asegura Juanjo.

Afortunadamente, la familia ha contado con el apoyo de tanto los vecinos como de los diferentes partidos políticos. "Me ha sorprendido mucho que los partidos se hayan mojado. Desde el primer segundo han tenido claro que Asier era una víctima de la violencia machista y ninguno ha tenido dudas. Por eso decimos que ahora que tenemos las palabras, necesitamos los hechos", apunta.

En la concentración que se celebró hace un año quedo patente el respaldo de los vecinos con la familia: "La gente se ha volcado con nosotros. En cada una de las propuestas que hemos realizado han venido. En ese aspecto estamos muy agradecidos y ojalá esto sirva para hacer ruido y que se nos oiga".

Como consecuencia del covid-19, este martes no se podrá llevar a cabo ninguna reunión multitudinaria, pero los más allegados a la víctima participarán en una ofrenda floral en el mismo lugar donde sucedieron los hechos hace dos años. Será un pequeño homenaje para Asier, aunque, para su familia, el verdadero homenaje llegaría con la declaración de que es una víctima de la violencia machista.

"Hay muchos juicios que sirven par dar un cambio a la legislación y ojalá pase con el de Asier"

juanjo niebla

Hermano de Asier Niebla

"Buscaremos toda la justicia que podamos, pero mi hermano ya no va a volver nunca"