Euskadi será más "restrictiva" con las reuniones de personas

Murga y Tapia consideran que las mascarillas caseras con filtro son una "opción válida"

22.05.2020 | 01:10
El uso de la mascarilla es obligatorio en todos los comercios desde ayer. Foto: Pablo Viñas

vitoria – El Gobierno Vasco ha propuesto y logrado que cuando comience la fase 2 el lunes las franjas horarias para salir a pasear o hacer deporte pasen a la historia, pero ha planteado al Ejecutivo español una desescalada "más restrictiva" en los relativo a las reuniones de la gente respecto a la norma general. La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia y la consejera de Salud, Nekane Murga, reflexionaron ayer sobre dos de los puntos que más confusión está generando entre la población vasca. Sin embargo, no aclararon el aforo que deberán tener los encuentros en viviendas y espacios privados en la documentación que ha presentado al Gobierno español para solicitar que Euskadi entre a la fase 2 de desescalada.

A diferencia con el resto de las comunidades autónomas que están en la fase 1, en Euskadi solo están permitidas las reuniones de hasta diez personas en la calle y manteniendo la distancia de seguridad de dos metros, no en los domicilios. Además, el decreto vasco para la fase 1 establece que las personas pueden moverse entre los tres territorios históricos para la "visita, cuidado y atención" a familiares que sean personas mayores, dependientes, con discapacidad o en situación de necesidad, lo que excluye por el momento comidas o encuentros familiares muy grandes.

El Ejecutivo vasco quiere que el Gobierno de Pedro Sánchez aclare precisamente cómo serán las reuniones en viviendas y espacios privados en la nueva fase. Según la orden ministerial publicada por el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 16 de mayo, en esta etapa se permiten las reuniones de un máximo de 15 personas, excepto en el caso de personas convivientes. En todo caso, las personas que lleven a cabo estas reuniones deben respetar las medidas de seguridad e higiene establecidas para la prevención del nuevo coronavirus, así como una distancia de al menos dos metros. Si no es posible mantener la distancia mínima de seguridad, se deben llevar a cabo medidas de protección física, higiene de manos y uso de mascarillas.

La consejera vasca de Salud, Nekane Murga, analizó ayer con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la posibilidad de que Euskadi pase a la fase 2 manteniéndose en unos márgenes más "restrictivos" que los que determina la norma general en lo que se refiere los grupos de gente. En todo caso, dijo, este criterio "restrictivo" se referirá a a los límites a las agrupaciones de personas, no a otras medidas como el aforo máximo permitido para los establecimientos hosteleros, que el Ejecutivo autonómico es partidario de elevar del 40% que fija el Gobierno central, a un 50%.

Por su parte, la consejera Arantxa Tapia afirmó que el lunes desaparecerán los horarios, tal y como confirmó el ministro Illa ayer por la tarde, pero consideró que "sería interesante estudiar" que las personas mayores o que estén en mayor peligro tuvieran "unos intervalos propios especiales, si así lo quieren, y que el resto se libere", ya que, en su opinión, "ahora mismo hay una gran confusión y debate sobre qué se puede y a qué hora", por lo que "ha llegado el momento de eliminar todo eso". En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Tapia dijo que el Gobierno español autorizará la eliminación de las franjas "siempre contando con la responsabilidad de cada uno. Debemos volver a una situación de normalización poco a poco".

Ni Tapia ni Murga eludieron el debate abierto sobre el coste económico que lleva aparejado el uso obligatorio de mascarillas en lugares en los que los dos metros no estén garantizados. Ambas apuntaron a las mascarillas caseras como una opción si no se está enfermo. Las mascarillas "no tienen por qué ser compradas; en la calle, se ven muchas hechas en casa", comentó Tapia. Pero no todas las mascarillas de tela son efectivas para evitar los contagios por covid-19. En este sentido, la consejera Murga señaló que las mascarillas caseras confeccionadas con doble capa de algodón y un filtro de celulosa en medio tienen "una buena capacidad de filtrado" y pueden ser "una opción válida".

propuesta fase 2

10 puntos

Uso de mascarillas en todos los espacios cerrados y donde no se pueda mantener la distancia de seguridad de 2 metros.

Actividades culturales y de ocio en espacios cerrados como museos, teatro o cines con aforos al 50% y en espacios abiertos de 500 personas, con el público sentado y garantizando siempre las distancias.

Aforos al 50% en hostelería y restauración en el interior, y en terrazas con garantía de distancia 2 metros entre mesas o agrupación de mesas. Servicio siempre, sentados.

Aforos al 50% en comercio y centros comerciales, con recomendación de uso de mascarilla.

Turismo activo y de naturaleza, (senderismo) apertura sin obligación de utilización de empresa intermediaria.

Vuelta a las clases presenciales a partir del 25 de mayo para de 4º de ESO, Bachillerato y alumnado de FP de todos los grados

Permitir visitas en residencias. Recomendación de garantizar al menos una visita por persona y día, pero valorando la situación.

Recintos feriales (como el BEC), apertura para la realización de exámenes o la selectividad.

Educación privada como euskaltegis, escuelas de idioma, otra formación similar. Posibilidad de volver a la actividad con aforo limitado en aulas, distanciamiento social y medidas higiene en centros y aulas.