Movilidad en Gasteiz

"He tenido más sustos con las bicis que con los coches en los pasos de peatones"

En la ONCE relatan las dificultades para convivir en Vitoria con los nuevos modos de movilidad

03.02.2020 | 06:23

Vitoria - Cuando la directora de la agencia de la Once de Vitoria, Concha de la Fuente, sale a la calle necesita unas referencias para guiarse. Las fachadas y los establecimientos son su guía cuando va con su bastón y tiene que recurrir a ellos, pero en ocasiones esto se antoja dificultoso. "Si por las zonas peatonales las fachadas están ocupadas por los árboles, las mesas altas de los bares u otros complementos, por el centro están situadas las terrazas y por los dos carriles que quedan más o menos libres pasan las bicicletas y los patinetes, ¿los ciegos por dónde vamos?", se pregunta, mientras recuerda que "parece que la bicicleta y el patinete tienen prioridad en las zonas peatonales".

Una reflexión similar hace Javier Rojas, exvendedor de la Once y deportista que comenzó utilizando bastón y ahora tiene a Luic, su amigo y perro guía que lo acompaña a todas partes. "Por desgracia, las bicicletas y los patinetes no respetan mucho la señalización. Son los que menos lo hacen", cuenta y asegura que ha tenido más "sustos" con bicicletas que con coches en los pasos de cebra.

Para él, salir con Luic por las calles de Vitoria ha supuesto un gran cambio. Si antes había vías o cruces que trataba de evitar y seleccionaba rutas alternativas más "cómodas", ahora reconoce que se mueve por todas partes. Sin embargo, ambos coinciden en que General Álava o Independencia con calle Paz son más peligrosas. Arantxa Uriarte, técnico de rehabilitación de Once explica que en el último caso conviven los autobuses y el tranvía -por otras zonas además también pasan los coches por las vías-, y que el mayor problema es que, a pesar de que hay un semáforo, "dura muy poco y tienes que cruzar las vías y la zona de calzada, o al revés". En esa zona, de la Fuente recuerda que hace poco tuvo también un susto.

El servicio de rehabilitación de la Once tiene como objetivo proporcionar a las personas con discapacidad visual las técnicas, estrategias y recursos que les permitan realizar las actividades cotidianas. Una de las funciones que desempeña Uriarte es la de ayudarles a orientarse y desplazarse por una ciudad cada vez más cambiante. "Cuando empiezo con ellos les doy las referencias que son más seguras", adelanta, y explica que intenta asesorarles acerca de por dónde pueden pasar con más seguridad. "La movilidad urbana en la zona centro no ha cambiado mucho, aunque ahora es más peatonal y hay que convivir con nuevos obstáculos", recuerda. Asegura que antes en invierno no había terrazas y que ahora sí que las hay, y menciona también las bicicletas y los patinetes, por lo que reconoce que se trata de un "aprendizaje constante".

Una de las novedades a la que están muy atentos desde el servicio es a la de la universidad, porque "no es lo mismo lo que les puedas haber enseñado hace unos años que ahora con las vías del tranvía". Por eso, se están dedicando a estudiar por dónde van a pasar y a controlar qué tipo de semáforos van a poner.

Señales auditivas Uno de los problemas que reconocen que existe en relación a patinetes y bicicletas es que no emiten ningún tipo de señal auditiva, y "cuando una persona tiene una deficiencia visual grave o es ciega total se asusta mucho porque la gente se te echa encima", cuenta de la Fuente. Ella explica que "si vas concentrado con tu bastón porque por algún espacio tienes que ir y de repente sientes una corriente de aire fuerte al lado o incluso te pisan el pie te desorientas".

Coinciden en que es una cuestión de educación, pero que no pueden confiar solo en la educación para caminar seguros por las calles. Por eso, ya sea con bastón o con perro guía, su único deseo es poder pasear con libertad y tranquilidad por su ciudad, que todos respeten el espacio y a ser posible puedan utilizar las fachadas como referencia sin ningún tipo de obstáculo ni problema, que las zonas peatonales den prioridad a los peatones porque, como recuerda la directora de la agencia de la Once de Vitoria, "necesitamos espacio y no podemos ir siempre por el medio de la calle. Necesitamos nuestras guías".

nuevos obstáculos

Terrazas. Desde la Once recuerdan que antes en invierno no solía haber terrazas, pero que desde hace unos años también se instalan en épocas invernales.

Patinetes y bicis. Explican también que bicicletas y patinetes circulan por las zonas peatonales y que, además, no emiten ninguna señal auditiva por lo que pueden desequilibrar o desorientar a una persona.

ha dicho

Concha De la Fuente: "¿Por dónde vamos los ciegos?" La directora de la Once de Vitoria se pregunta que si en las zonas peatonales las fachadas están ocupadas, en el centro están las terrazas y por las vías que quedan libres circulan bicicletas y patinetes qué espacio queda para las personas con deficiencia visual o ciegas totales.