El rey falta por primera vez a la promoción de jueces en Barcelona

Felipe VI no estará en la entrega de despachos en la capital catalana, en un clima enrarecido para la Justicia

23.09.2020 | 00:54
El rey Felipe VI. Foto: Efe

barcelona – En medio de un clima enrarecido para la Justicia española, pendiente de la decisión del Tribunal Supremo sobre la inhabilitación de Quim Torra y con las polémicas revelaciones del teniente fiscal Luis Navajas sobre el sector conservador de la judicatura y sus presiones para encausar a Pedro Sánchez, el rey Felipe VI faltará por primera vez al acto de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces de la Escuela Judicial de Barcelona.

El jefe de Estado ha asistido en todas las ocasiones a la promoción de magistrados; sin embargo, en esta ocasión la cita ha desaparecido de la agenda de la Casa Real y el rey no estará presente en la capital catalana. En un momento en el que la monarquía procura despejar escándalos y mantener una imagen de imparcialidad, la presencia de Felipe VI en un acto de la Justicia española en Catalunya podría haberse visto como una provocación para el independentismo y haber puesto otra piedra en el diálogo; más si cabe cuando la imagen de la magistratura está en entredicho por el enjuiciamiento a Torra.

tercer grado a urdangarin Por otra parte, el abogado de Iñaki Urdangarin en el caso Nóos, Mario Pascual, defendió ayer que la Audiencia de Palma rechace el recurso de la Fiscalía y conceda el tercer grado penitenciario a su cliente –una resolución que se publicará previsiblemente a lo largo del día de hoy–, como ya tienen el expresidente balear Jaume Matas y su exsocio Diego Torres.

En una entrevista a Europa Press, Pascual lamentó que "otras personas en igualdad de circunstancias y de trato" lo tienen desde hace meses. "Es difícil de entender e incluso de aceptar esta diferencia", dijo en alusión a los también condenados Torres y Matas.

"No pretendo en absoluto que ellos no lo tengan; al contrario: nos queremos igualar a ellos", aseguró sobre el resto de condenados en el proceso, que están en una situación penitenciaria distinta a la de Urdangarin porque la Fiscalía no recurrió su tercer grado ante la Audiencia de Palma.