José Luis Martínez-Almeida

De alcalde inesperado a referente del PP

17.08.2020 | 23:16
Mitin del PP con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida y Carmelo Barrio en Vitoria en las últimas elecciones vascas

Perfil

Madrid – En poco más de un año, José Luis Martínez-Almeida ha consolidado su liderazgo al pasar de ser un candidato semidesconocido del PP para el Ayuntamiento de Madrid a convertirse en alcalde inesperado y en uno de los nombres de referencia del partido de Pablo Casado tras su gestión de la crisis del coronavirus. Precisamente ha sido el presidente del PP, que confió en Almeida al elegirlo como candidato, quien ha revalidado su confianza al nombrarlo portavoz nacional del partido, un cargo de nueva creación.

La diferencia es que cuando fue designado candidato para tratar de arrebatar a Manuela Carmena la Alcaldía de Madrid, en enero de 2019, Almeida era prácticamente un desconocido que había empezado a adquirir proyección como portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital. En los primeros meses de su mandato fue blanco de memes y de burlas y tuvo que hacer frente a asuntos de gran calado en la opinión pública como el varapalo judicial que obligó a dar marcha atrás a la moratoria de multas en Madrid Central, aunque recientemente la Justicia le ha dado la razón en sus pretensiones. Durante la pandemia, Almeida dejó aparcadas sus intervenciones punzantes e irónicas que lo caracterizaron en su labor de oposición a Carmena y que ahora reserva para algunos representantes estatales como el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez.

Visto por sus simpatizantes e incluso por sus antiguos detractores como un regidor con sentido de Estado, gracias principalmente a su clara comunicación durante la crisis, Almeida ha modelado un nuevo perfil basado en el consenso. En este nuevo papel también ha contribuido la predisposición de C's y de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid, un clima de entendimiento rubricado en papel con los denominados Acuerdos de la Villa. Su carrera política comenzó de la mano de Esperanza Aguirre, que lo nombró director general de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid. Almeida (Madrid, 1975) llegó al Consistorio madrileño en 2015 como número tres de la lista electoral de Aguirre, tras dejar su cargo de director de la División Jurídico Institucional de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).