Grupo B

Dinamarca por fin se da una alegría

Rusia, eliminada como cuarta de grupo en una Eurocopa donde no ha estado a la altura

22.06.2021 | 00:56
Poulsen y Kudryashov en dura lucha por cada balón. Foto: Efe

Rusia1

Dinamarca4

RUSIA Safonov; Diveev, Dzhikiya, Kudryashov (Mukhin, min.67); Mário Fernandes, Zobnin, Ozdoev (Zhemaletdinov, min.61), Kuzyaev (Karavaev, min.67); Miranchuk (Sobolev, min.61), Dzyuba y Golovin.

DINAMARCA Schmeichel; Christensen, Kjaer, Vestergaard; Wass (Stryger, min.60), Hojbjerg, Delaney (Jensen, min.85), Maehle; Braithwaite (Cornelius, min.85), Poulsen (Dolberg, min.60) y Damsgaard (Norgaard, min.72).

Goles 0-1, minuto 38. Damsgaard. 0-2, minuto 59. Poulsen. 1-2, minuto 70. Dzyuba de penalti. 1-3, minuto 79. Christensen. 1-4, minuto 82. Maehle.

Árbitro Clément Turpin (FRA). Amonestó a Kudryashov (min.28) y Diveev (min.75), por Rusia, y a Delaney (min.57), por Dinamarca.

Estadio Parken Stadion.

copenhage – La selección de Dinamarca se dio por fin una alegría en la Eurocopa 2020 y se clasificó para los octavos de final, donde se medirá a Gales, tras golear ayer por 1-4 a Rusia y aprovechar el resultado favorable del Finlandia-Bélgica. La Dinamita Roja necesitaba dinamita y la sacó, sobre todo en el tramo final del encuentro para tumbar a un rival timorato e indolente, que pareció querer jugar al empate que le valía para tener el billete y que ahora se marcha por la puerta atrás del torneo como la última del Grupo B. Los de Stanislav Cherchesov prefirieron resguardarse atrás y esperar su oportunidad en algún contragolpe, pero su buena disciplina inicial se fue minando poco a poco al tiempo que crecía la fe de los de Kasper Hjulmand apoyados por un entusiasmado Parken Stadion, que celebró con algarabía un pase a octavos que casi había llegado a quedar en un segundo plano tras el susto dado por Christian Eriksen.

Pero Dinamarca fue tan ambiciosa como ante Bélgica, aunque en esta ocasión se topó con el entramado defensivo del combinado ruso, que incluso dio el susto con la mejor ocasión en el tramo inicial del duelo. Golovin mostró su calidad, pero tras desbordar defensas le faltó finura en el disparo ante Schmeichel. Rusia fue aguantando y sólo se vio inquietada por un potente disparo lejano de Hojberg. Sus centrales sacaban toda internada peligrosa, pero los daneses encontraron el camino desde lejos, gracias a un disparo preciso de Damsgaard que dio fe a los locales antes del descanso.

noticias de noticiasdealava