La negociación en Tubacex se enquista a dos días del fin del plazo fijado para llegar a un acuerdo

Este lunes había previsto un nuevo encuentro dentro de esta negociación pero ha quedado aplazado al martes debido a que el autobús de la dirección no ha podido entrar en la planta de Llodio

08.03.2021 | 16:44
Protesta de Tubacex en Llodio

El periodo de consultas para la negociación del ERE y el ERTE en las plantas de Tubacex en las localidades alavesas de Llodio y Amurrio finaliza este miércoles y las posiciones del comité y la dirección se mantienen alejadas.

Este lunes había previsto un nuevo encuentro dentro de esta negociación pero ha quedado aplazado a mañana martes debido a que el autobús de la dirección no ha podido entrar en la planta de Llodio, donde se iba a celebrar, por una sentada de trabajadoras que han tomado el protagonismo con motivo del 8M.

Fuentes sindicales han explicado que se ha trasladado la reunión a mañana y que el miércoles, que es cuando acaba el periodo de consultas, hay fijada otra.

Sin embargo las posiciones se mantienen alejadas y sin cambios respecto a la pasada semana. La dirección de Tubacex planteó a los sindicatos en un inicio un Expediente de Regulación de Empleo con 150 despidos que después ha rebajado a 136, según ha recordado este lunes el presidente del comité, Eduardo Ibernia (ELA).

Además presentó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo para el resto de las plantillas en Llodio y Amurrio, integrada por unos 800 trabajadores.

Los sindicatos se oponen a los despidos ya que mantienen que los problemas de la empresa son coyunturales y no estructurales como defiende la dirección y piden medidas temporales en lugar de despidos.

Así la mayoría sindical ha presentado en las reuniones que se han celebrado hasta ahora propuestas que pasan por prejubilaciones y excedencias voluntarias, entre otras. La dirección ha mantenido que están lejos de esas propuestas y ha planteado una reducción en el número de despidos y aumentar las indemnizaciones de las salidas forzosas.

Los trabajadores de las plantas de Llodio y Amurrio llevan desde el pasado 15 de febrero en huelga indefinida y diariamente llevan a cabo movilizaciones para visibilizar su situación.

Tubacex cerró 2020 con unas pérdidas de 25,3 millones de euros, que provienen mayoritariamente de los resultados negativos de las plantas vascas, frente a los 11 millones de beneficio que tuvo el año anterior.
noticias de noticiasdealava