Con sus tractores por varias capitales

Los agricultores se echan a la calle por los bajos precios y el SMI

El Gobierno español deja fuera a las organizaciones agrarias en la primera reunión sobre el sector

15.02.2020 | 06:18
Miles de tractores ocupan las calles de Valencia, Lleida y Córdoba en señal de protesta.

MADRID - Los agricultores españoles se han echado a las calles para protestar por los bajos precios que reciben por los productos agrarios, productos que multiplican su precio cuando llegan a las estanterías de los supermercados. Precios que no cubren los costes, afirman en el sector, y costes que se han elevado, entre otras cosas por el importante alza del salario mínimo, un 22% en los últimos meses.

Miles de agricultores con sus tractores se han dejado ver por las calles, entre otras, de Córdoba, Valencia y Lleida para recordar que el precio que reciben por sus productos se multiplica por cuatro cuando llega a los supermercado o se triplica en el caso de la carne, la leche o los huevos.

No puede ser, señalan los agricultores, que el trabajador que cultiva, por ejemplo, patatas y está toda la temporada pendiente, entre otras cosas, de la climatología, reciba 0,18 euros por kilo y luego esas patatas se vendan por precios siete veces más altos en las tiendas de alimentación, según Europa Press.

El campo se queja de los bajos precios que les imponen las grandes cadenas de distribución comercial hasta el punto de que no cubren costes y además algunos de los mismos están subiendo caso del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a tasas de más del 22%. Aunque los agricultores no cargaron las tintas de sus problemas en el SMI pues reconocieron les ha "cogido por sorpresa, pero los males para la agricultura vienen de mucho más atrás", sobre todo por el poder que tienen las "grandes cadenas ", pues, "con decenas de miles de trabajadores y decenas de miles de millones en ventas, hacen toc toc en La Moncloa y les escuchan".

Plante del Gobierno Y a los que no escucha el Gobierno es al sector agrario que valoró como "una falta de respeto y una vergüenza" que en el último momento el Ministerio de Trabajo, en manos de Unidas Podemos, les impidiese entrar a la reunión a la que habían sido citados tanto las asociaciones de agricultores (Asaja, UPA y COAG) como los sindicatos para abordar la concertación social en el sector agrario. La reunión, que sí se realizó en el Ministerio de Trabajo con UGT y CCOO, tenía como principales asuntos sobre la mesa el impacto del SMI y una posible rebaja de las peonadas del PER. - DNA