La cesta celebra su gran revolución

13.05.2022 | 00:27
Los puntistas participantes en el Jai Alai World Tour posan en Donostia. Foto: Javier Colmenero

El Grand Slam de Donostia arranca mañana, el primero de un verano con el reto de llevar a la modalidad a otro nivel

La cesta punta vive una nueva era. Un nuevo capítulo en su larga historia marcado por el cambio, por la revolución. El fin de la modalidad en los frontones estadounidenses con el cierre del último bastión de Dania fue un mazazo, pero también una oportunidad. Un nuevo horizonte se abrió y el Jai Alai World Tour ejerció como el trampolín perfecto. El deporte pasó a convertirse en algo más, en un espectáculo donde la cesta y la festividad creaban un cóctel perfecto. Las Winter Series fueron un éxito rotundo y ahora, llega otra ocasión de demostrar el potencial de la cesta con el arranque de la temporada de estival del Jai Alai World Tour, donde destacan sus cuatro Grand Slam que tendrán lugar en Donostia, Markina, Gernika y Hondarribia. El torneo donostiarra arrancará mañana mismo con un festival de alto nivel deportivo.

Al igual que el Winter Series, los Gran Slams, empezando por el de Donostia, serán más que un partido de pelota. El encuentro deportivo estará rodeado por un espectáculo que pretende que el aficionado se sienta participe. "Estamos enfocándolo con un concepto nuevo de lo qué es la pelota. Ya por ver solo un partido la gente no acude al frontón y hay que innovar, hacer cosas nuevas", afirma Mikel Egiguren, gerente de Jai Alive, que reconoce que este nuevo formato impuesto en la cesta punta no es cosa de un día, hay muchas horas de planes y trabajo invertido para llegar a este resultado: "Se lleva años investigando nuevas fórmulas y lo que vimos es que el espectador necesita sentirse parte del evento, estar dentro de una atmosfera en la que pueda tomarse algo, oír música... darle un plus al evento. Le hemos dado una vuelta y ahora vendemos más un espectáculo que un deporte".

Este formato era algo que ya se venía trabajando, pero el cierre del frontón de Dania en Estados Unidos fue el impulso definitivo. El golpe convertido en oportunidad. "El año pasado cuando se cerró el último frontón de Estados Unidos, todos entramos en crisis y estábamos muy tristes con la situación. Pero las crisis son oportunidades y eso lo vio el Gobierno Vasco y la Euskal Telebista. El Winter Series fue un trampolín para promocionar la cesta punta y a partir de ahí lo que hemos hecho ha sido presentar un nuevo circuito, alargarlo e incluir cuatro eventos punteros. Buscamos los mejores pelotaris y los mejores torneos", relata Egiguren. La cesta resurgió en el momento justo y se presentó como una modalidad atractiva. Paso de estar en una situación crítica a vivir uno de lo momentos más esperanzadores de cara al futuro. "Estamos en un momento muy ilusionante y nunca he vivido tanto apoyo por todas partes, todo el mundo está involucrado. Se ha puesto de moda la cesta y vamos a empujar con todo para que crezca", añade el gerente de Jai Alive.

Aunque además del espectáculo montado alrededor del juego, los propios deportistas son una parte fundamental de que la cesta esté viviendo un momento como este. Una mezcla de jugadores veteranos con jóvenes valores que vienen empujando fuerte. "Están los mejores. Hay parejas muy fuertes y otras con mucho futuro que en cualquier momento pueden derribar la puerta y ganar a los consagrados. El torneo es el no va más, es la Champions. Los veteranos tienen que darse cuenta de que están en un momento de transición y los jóvenes son los que tienen que echar la puerta abajo. Esa sinergia es muy buena", analiza Egiguren, que espera ver un torneo donostiarra lleno de partidos de gran nivel y emoción y verano que siga en la misma línea.

GRAND SLAM Asimismo, en lo que concierne a la actividad deportiva de este fin de semana, el Grand Slam de Donostia arranca mañana con el duelo entre Goikoetxea-Irastorza y Aritz Erkiaga-Lekerika. A continuación, Beaskoetxea y López se enfrentarán a Hormaetxea y Zabala. El primer partido corresponderá al grupo A donde también se encuentran Barandika y Etcheto. Por su parte, el grupo B lo completan Olharan y Del Río. Los sábados 21 y 28 de mayo serán el resto de los partidos de la liguilla, el 4 de junio se disputarán las semifinales y el 11 la gran final donde además de esperar un gran nivel deportivo, la organización espera "tirar la casa por la ventana" con un espectáculo a la altura. Todos los festivales empezarán a las 17.00 horas y las entradas se pueden obtener de forma anticipada en Eventbritte. Todo ello en un Carmelo Balda al que se ha dado "otro toque" y que estará listo para presenciar un espectáculo que va más allá de lo deportivo. l

La crisis de la cesta se convirtió en oportunidad para reinventarse y llenar los frontones, en lo que es ya una nueva era

El objetivo es que lo deportivo no sea el único aliciente y los partidos sean un espectáculo para los espectadores

noticias de noticiasdealava