primera división

El Levante se aferra a la ilusión

Victoria Un penalti transformado por Melero en el minuto 89 le da el triunfo ante la Real y un hilo de vida

07.05.2022 | 00:34
Melero celebra el gol anotado de penalti en el minuto 89 que le dio el triunfo al Levante sobre la Real. Foto: Efe

Levante2

Real Sociedad1

LEVANTE Cárdenas, Miramón, Róber Pier, Duarte (Postigo, m. 76), Vezo, Son, Radoja (Roger, m. 76), Pepelu, Campaña (Melero, m. 62), Morales (Malsa, m. 91) y Dani Gómez (Bardhi, m. 62).

REAL SOCIEDAD Remiro, Gorosabel, Zubeldia, Le Normand, Rico, Rafael (Januzaj, m. 85), Zubimendi, Merino (Illarra, m. 87), Silva, Isak (Portu, m. 85) y Sorloth.

Goles 1-0, m. 53: Miramón. 1-1, m. 66: Silva. 2-1, m. 89: Melero, de penalti.

Árbitro Alberola Rojas (castellano-manchego). Amonestó a Róber Pier, Postigo, Isak, Rico y Le Normand.

Estadio Ciutat de València.

Valencia – Un penalti transformado por Melero en el minuto 89 mantiene el sueño de la permanencia del Levante tras un duelo vibrante contra la Real Sociedad plagado de ocasiones de gol y en el que el equipo donostiarra envió tres balones a los postes.

La primera mitad acabó sin goles, pero mereció más de uno con balones de la Real a la madera y oportunidades del local Morales desbaratadas por Remiro. La segunda parte fue más eléctrica, con los tres goles y el penalti de Rico sobre Roger que puso por delante al conjunto local cuando apenas quedaba tiempo para la reacción de la Real.

Los primeros minutos estuvieron nivelados en cuanto a posesión de balón y aproximaciones, pero a partir del ecuador del periodo inicial la Real Sociedad empezó a controlar el partido. Para entonces Cárdenas ya había desbaratado una buena jugada de Isak (m. 15), pero fue a partir de ese momento cuando las largas posesiones de pelota del conjunto donostiarra empezaron a permitir que sus hombres llegaran muy cerca de la meta local, aunque sin encontrar el remate adecuado.

La mejor ocasión para la Real fue un remate de Isak al larguero en el minuto 33, al que dio réplica Morales en el 36 con otro que detuvo con acierto Remiro. Todavía hubo más emoción con un balón que Son neutralizó cuando iba camino del gol y otro remate de Morales al que volvió a dar réplica el meta de la Real.

No parecía lógico con lo que había pasado que al descanso no se hubiera movido el marcador, algo que sí ocurrió al poco de comenzar la segunda parte. No fue al contragolpe, sino en una jugada elaborada del equipo local que culminó Miramón con un disparo cruzado que no pudo detener Remiro y que permitió que los levantinistas mantuvieran el sueño que persiguen.

A partir de ese momento se intensificó el dominio territorial de la Real, aunque con sus jugadores demasiados estáticos en ataque ante un Levante agazapado que buscaba los puntos a base de defender y confiar en que Morales tuviera éxito en alguna contra.

El asedio a la meta de Cárdenas encontró premio tras el segundo remate de Isak al larguero, ya que en la jugada inmediata Silva hizo el 1-1 de cabeza. La igualada ponía el partido donde a nadie le convenía, pero momentáneamente era una mejor noticia para la Real que para el Levante.

En el tramo final del encuentro, la emoción y la intensidad predominaron sobre el juego, con un gol anulado a los locales por fuera de juego y una oportunidad desperdiciada por Silva para los visitantes. La jugada clave llegó en el minuto 89 con el penalti de Rico sobre Roger que transformó Melero en el gol de la esperanza para su equipo y en el de la sensación de oportunidad perdida para los visitantes. l

noticias de noticiasdealava