El Ironman está de vuelta

Más de dos años después, Vitoria acoge hoy la segunda edición de la prueba con 1.000 participantes

12.09.2021 | 01:36
La pasión por el triatlón regresará hoy a la provincia después de un largo letargo por la pandemia. Foto: Pilar Barco

La gran fiesta anual del triatlón en Vitoria-Gasteiz ha llegado. Tras más de dos años de espera por los continuos aplazamientos debido a la situación de emergencia sanitaria, hoy a las 8.20 horas se dará el pistoletazo de salida a la segunda edición del Ironman gasteiztarra, que presenta novedades respecto a la exitosa carrera de 2019.

Los principales cambios atañen al recorrido de la carrera a pie y al perfil de los participantes, variantes ambas motivadas por la pandemia. Si en el primer Ironman Vitoria-Gasteiz los últimos 42,2 kilómetros de la prueba, reservados para la carrera a pie, tuvieron como escenario las calles del centro de la ciudad y la meta estuvo situada en la Plaza España, en esta ocasión, con el objetivo de evitar aglomeraciones, el lugar elegido para el desarrollo de este último tramo ha sido el Buesa Arena y sus alrededores. Los triatletas disfrutarán durante la carrera a pie del colorido paisaje natural de Salburua, por el que los aficionados se podrán repartir manteniendo la distancia de seguridad. Pasarán además por la Avenida 8 de Marzo, donde se espera mayor afluencia de público, y terminarán su aventura en el aparcamiento del Buesa Arena, donde desde el jueves están situadas la línea de meta, la tienda oficial y la Expo de la carrera.

En cuanto al perfil de los participantes, si en 2019 los protagonistas fueron triatletas profesionales como el ídolo local Eneko Llanos o la norteamericana Heather Jackson, ganadores de la prueba masculina y femenina, en esta ocasión serán los triatletas amateur los que acaparen la atención. Debido a la compresión del calendario Ironman por la pandemia y la reducción de las plazas que se reparten para el Campeonato del Mundo de Hawaii –26 frente a las 40 que estuvieron en juego en 2019– se ha optado por prescindir de la categoría PRO. Por lo tanto, los participantes serán aficionados al triatlón que, por diferentes motivos, han decidido llevar su cuerpo al límite con una de las pruebas deportivas más exigentes que existe.

CARÁCTER INTERNACIONAL El Ironman no solo pone a los triatletas en el centro de atención de los alaveses, también Álava se convierte por un día en el centro de atención del mundo del triatlón. El Ironman de Vitoria-Gasteiz es el evento deportivo que más turismo atrae a la ciudad y va a ser la carrera con más participantes en la provincia desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020. Concretamente, la prueba contará con 1.000 participantes de 51 nacionalidades diferentes, siendo Bélgica con 100 representantes, Reino Unido con 90, Francia con 80 e Israel con 40 los países que más triatletas aportan. El perfil de los atletas será muy variado, con un 11,34% de participantes femeninas, un 39,6% de novatos en esta distancia y una gran horquilla de edades.

Sea cual sea la edad, el género, la nacionalidad o la experiencia de cada participante, a todos ellos les une el mismo objetivo: completar 3,8 kilómetros a nado, 180 kilómetros de bicicleta y 42,2 kilómetros –lo equivalente a una maratón– de carrera a pie. El pistoletazo de salida tendrá lugar en landa a las 8.20 horas y a partir de ese momento lo triatletas irán sumergiéndose escalonadamente en las cristalinas aguas de Ullíbarri-Gamboa, uno de los atractivos de la prueba al tratarse de agua dulce en un entorno natural. Tras ello, será el momento de enfundarse el mono de triatleta y subirse encima de la bicicleta para rodar durante 180 kilómetros por las carreteras de la Llanada Alavesa, dando tres vueltas a un circuito que pasa por pueblos como Agurain, Matauco, Zurbano, Maturana o Arrieta, entre otros.

Una vez completado el circuito, los participantes se calzarán las deportivas en el punto de transición del Buesa Arena para dar cuatro vueltas a un circuito que pasa por la Avenida 8 de Marzo y transcurre en su mayoría por el bosque de Salburua, un entorno idílico en el que los atletas sentirán el apoyo del público gasteiztarra, que los llevará en volandas hasta la línea de meta situada en el Buesa Arena. Allí, quienes logren terminar antes de las 0.30 horas lograran la ansiada medalla de finisher, mientras que los mejores, que comenzarán a llegar alrededor de las 16.30 horas de la tarde, optarán a un billete para participar en el Campeonato del Mundo de Hawaii.

Las limitaciones por la pandemia han obligado a que la carrera a pie se desarrolle en el bosque de Salburua y no por el centro

El pistoletazo de salida tendrá lugar en Landa a las 8.20 horas y los primeros clasificados llegarán al Buesa alrededor de las 16.30


noticias de noticiasdealava