Grupos B y C

Una Ucrania de dos caras

el equipo de shevchenko gana a Macedonia del Norte tras dominar en la primera mitad y sufrir después

18.06.2021 | 00:00
Yarmolenko celebra su gol, el primero anotado por Ucrania ante Macedonia del Norte. Foto: Efe

Ucrania2

Macedonia del N.1

UCRANIA: Bushchan; Karavaev, Zabarnyi, Matviyenko, Mykolenko; Shaparenko (Min. 78, Sydorchuk), Zinchenko, Stepanenko; Yarmolenko (Min. 70, Tsygankov), Malinovskyi (Min. 92, Sobol) y Yaremchuk (Min. 70, Besedin).

MACEDONIA DEL NORTE: Dimitrievski; Alioski, Musliu, Velkovski (Min. 85, Trickovski), Ristovski, Nikolov (Min. 46, Trajkovski); Spirovski (Min. 46, Churlinov), Ademi (Min. 85, Ristevski), Bardhi (Min. 77, Avramovski); Elmas y Pandev.

Goles: 1-0: Min. 29; Yarmolenko. 2-0: Min. 34; Yaremchuk. 2-1: Min. 57; Alioski.

Árbitro: Fernando Andrés Rapallini (Argentina). Mostró tarjeta amarilla a Shaparenko por Ucrania; y a Velkovski y Avramovski por Macedonia del Norte.

Incidencias: Partido de la segunda jornada del Grupo C de la Eurocopa disputado en el Estadio Nacional de Bucarest ante 13.000 espectadores.

bucarest – Ucrania, una selección capaz de liderar la fase de clasificación para la Eurocopa por delante de la campeona, Portugal, o de empatar recientemente ante Bahréin y Kazajistán, mostró ante Macedonia del Norte sus dos caras para sacar adelante por la mínima (2-1) un partido crucial en la pugna por acceder a los octavos de final.

La irregular Ucrania salió dispuesta a mostrar su cara más temible. Protagonizó un gran inicio, una salida en tromba, monopolizando las situaciones de ataque a través del dominio de la posesión, con Yarmolenko y Yaremchuk acaparando las ocasiones. La propuesta fue un atropello para Macedonia del Norte, que trataba de sobrevivir agazapada pero con múltiples fisuras en la defensa, haciendo aguas por el centro y los costados, sufriendo lo indecible. Zinchenko ejercía de director de orquesta de los ucranianos, que apenas recibieron algún contragolpe. El partido tenía un nombre: Ucrania, con su cara amable.

Si bien, el plantel ucraniano adolecía de falta de precisión en los metros finales, donde no terminaba de culminar con los últimos pases y los remates. Macedonia buscaba oxigenarse con alguna posesión prolongada, lo que apenas sucedía. Y es que Ucrania mordía en todas las posiciones del terreno de juego. Fruto de ese empeño, de ese carácter arrollador, Yarmolenko aprovechó una prolongación tras la salida de un córner para plasmar la superioridad de su equipo. El capitán firmó su tanto número 42 para quedarse a seis del récord de su actual seleccionador, Shevchenko, como máximo goleador de la historia de la selección.

El gol no cambió la dinámica del duelo. Ucrania persiguió ampliar la ventaja y Macedonia siguió sin capacidad de triangular, sin poder amenazar la meta rival. Con este guion, Yarmolenko asistió a Yaremchuk para dejarle solo ante el guardameta y cobrar una ventaja mayor. Una vez atizado por el 2-0, Macedonia fabricó su mejor ocasión, un gol de Pandev, pero a la postre anulado por fuera de juego.

Macedonia adelantó sus líneas en el segundo acto. Nada más reanudarse el encuentro, Ademi fabricó una gran jugada y Bushchan detuvo la ocasión. Los macedonios acaban de revivir. Ucrania se encomendó al contragolpe. Con el equipo aculado, comenzó a padecer los problemas que no había tenido en la primera mitad. Tras una gran intervención de Bushchan desviando el esférico al travesaño, Pandev estuvo listo y sacó un penalti llegando antes al balón repelido. Alioski falló desde los once metros, pero logró marcar tras el rechace del guardameta. Macedonia se creció y Ucrania se empequeñeció. Se habían intercambiado los papeles.

Los macedonios veían la luz a pesar de un Bardhi que ejerce de faro pero que se mostraba poco brillante. Hilvanaban sin oposición. Ucrania, que puso sobre el césped hasta a ocho jugadores del Dinamo de Kiev, se abrazó a las penurias, agazapado tratando de encontrar un filón en los contragolpes. El plantel de Shevchenko, con aires anárquicos, se desdibujó, dando aliento al rival. Malinovskyi prolongaría la agonía tras fallar una pena máxima, señalada por mano dentro del área, que detuvo Dimitrievski. Sobrevivió el resultado favorable para Ucrania, que con su primera victoria cobra esperanzas de estar en octavos. El camino de la debutante Macedonia del Norte, con cero puntos, dirige a un abismo.

noticias de noticiasdealava