Fase 2 de la Segunda División B

Derrota peligrosa del filial albiazul

El 'MiniGlorias' comienza la segunda fase de la competición con una derrota en un partido igualado y que le complica la vida

08.04.2021 | 01:00
Berlanga y Julio intentan robarle el balón a Gómez, ayer en Ibaia. Foto: Josu Chavarri

Alavés B0

C.D. Izarra1

DEPORTIVO ALAVÉS B Aritz Castro, Víctor López (Alan Godoy, minuto 85), Jaouad Erraji, Paul S. Keller, Julio R. Martínez, Berlanga, Pepe Blanco (Alejandro Balboa, minuto 85), Marino Illescas (Mahmoud Abdallahi, minuto 62), Sergi García (Alex Tirlea, minuto 85), George Gagua y Abderrahmane Rebbach (Ekhiotz Orobiogoikoetxea, minuto 70).

C.D. IZARRA Julio Iricibar, Eneko Martínez, David Gallego, Endika Galarza, Aritz Eguaras, Miguel Muñoz (Andoni Fernández, minuto 77), Roberto López, Asier Parra, Javi Gómez (Juan Jesús Losantos, minuto 68), Gorka Laborda y Sergio Sánchez.

Goles Juan Jesús Losantos 0 – 1 (minuto 80).

Árbitros Gonzalo Romero Freixas, quien ha mostrado tarjetas amarillas a Abderrahmane Rebbach (minuto 68), Julio R. Martínez (minuto 81), Abdallahi (minuto 62) y tarjeta roja a Berlanga (minuto 95) por parte del Deportivo Alavés "B", y tarjetas amarillas a David Gallego (minuto 77), Eguaras (minuto 32), "Ruper" (minuto 60) y tarjeta roja a Mikel Yoldi (minuto 38) por parte del C.D. Izarra.

Estadio Encuentro correspondiente a la 1ª jornada de la Fase 2 de la Segunda División B del Grupo II en la Ciudad Deportiva José Luis Compañón (Ibaia).

gasteiz – El Deportivo Alavés B regresaba a Ibaia con la intención de resetear y comenzar esta segunda fase de la competición con sensaciones renovadas –tal y como mencionaba el entrenador local, Raúl Llona, en la previa del encuentro– para obtener una victoria que le acercarse a su objetivo de jugar la temporada que viene en la Segunda División de la RFEF. Sin embargo, el partido no siguió el guión previsto y los locales sufrieron una derrota en un partido igualado que se decantó tras un fallo del guardameta Aritz Castro y que aprieta la clasificación aún más y le complica la vida a los vitorianos.

Los navarros comenzaron con mejores sensaciones, que veían como controlaban la posesión del esférico e intentaban hacer daño a la defensa local, una y otra vez, por la banda derecha, gracias al buen hacer de Javi Gómez. A pesar de esto, a los visitantes les faltaba ese último buen pase y no terminaban de crear peligro claro ni de inquietar a Aritz Castro.

Con el transcurso de los minutos, el Alavés fue asentándose y adquiriendo mayor tranquilidad para ir igualando el encuentro en cuanto a sensaciones de refiere. A pesar de la gran intensidad del partido, éste no gozaba de ocasiones de gol. Es más, el primer disparo entre los tres palos tardó en llegar y sería el jugador albiazul, Sergi García, quien probó desde la lejanía a Julio Iricibar.

A pesar de que aún se jugaba la primera parte, se notaban los nervios en ambos conjuntos. Prueba de ello fue la expulsión de Mikel Yoldi, que se encontraba en el banquillo y quien vio roja directa tras protestar un gol anulado a su equipo. La jugada polémica comenzó en una falta, donde los jugadores del conjunto navarro pusieron el balón en juego rápidamente para sorprender a los locales y así, Asier Parra lograra el tanto que más tarde sería anulado por el colegiado.

El "MiniGlorias" no se amedrentó y también a balón parado mandó un aviso a los visitantes, donde Erraji recibió un buen centro en el segundo palo para disparar a primeras, pero se encontró con el palo.

La segunda parte comenzó con los locales más activos y acechando la portería rival. Sin embargo, el encuentro bajó de revoluciones al sufrir varios parones. Por un lado, se lesionaron Illescas por parte del Deportivo Alavés y Javi Gómez por parte de la escuadra navarra, que unido a los cambios realizados por los dos entrenadores provocó que el encuentro bajase de intensidad.

El partido no tenía un dueño claro y éste ya encaraba la recta final. A falta de 10 minutos, en una jugada aislada, el guardameta albiazul, Aritz Castro, saltó para detener un balón aéreo sin mayores complicaciones, pero el portero no pudo agarrarlo bien y se le escapó para que Losantos, muy atento, marcara a placer.

A partir de aquí, el encuentro fue un caos para los locales que no acertaron en ninguna acción, mientras que los navarros se movieron como pez en el agua para impedir que el Alavés pudiera generar ninguna ocasión de gol. Es más, Berlanga fue expulsado en una acción quizá excesiva, pero que fue muestra de la impotencia local.

Al final, derrota peligrosa que complica la vida a los vitorianos para apretar aún más la clasificación y que provocará que el "MiniGlorias" tenga que remar aún más fuerte si desea lograr su objetivo.