Jon Rahm pone en marcha en Hawai un año muy cargado

El golfista vizcaíno afronta desde el jueves con nuevo material el mejor Sentry Tournament de la historia

03.01.2021 | 23:35
Jon Rahm consulta sus notas en The Memorial, su primer triunfo de 2020. Foto: Afp

vitoria – Después de casi dos meses de parón competitivo ya que no juega desde el Masters de noviembre, Jon Rahm pondrá en marcha el nuevo año por cuarta vez en el Sentry Tournament of Champions de Hawai. En el Plantation Course de Kapalua, en la isla de Maui, se citan los ganadores del año anterior y, en esta ocasión, los que además acabaron la pasada campaña entre los 30 mejores de la FedEx Cup y jugaron el torneo final de Atlanta. En ese elenco reducido de 42 golfistas, el de Barrika presenta las credenciales de sus brillantes victorias en The Memorial y el BMW Championship para tratar de destacar en la mejor edición de la cita hawaiana en toda su historia. Será el Sentry Tournament que más puntos repartirá para el ranking mundial ya que están presentes ocho de los nueve primeros. Solo falta Rory McIlroy (4º) que, junto a Tyrrell Hatton (10º) y Jim Herman, son los únicos que han renunciado entre los 45 que tenían derecho a participar.

Dustin Johnson, número 1 del mundo para unas cuantas semanas más, y Justin Thomas, ganador el año pasado y que podría arrebatar el número 2 a Rahm, encabezan la excelsa nómina de participantes, que también incluye a Sergio García por primera vez desde 2006 gracias a su victoria en octubre en el Sanderson Farms. El golfista vizcaíno siempre ha acabado entre los diez primeros en Kapalua y, de hecho, en su debut en 2018 fue segundo. Es un campo, por tanto, que se le da bien, aunque este año llega con la incógnita que genera siempre un cambio de material.

Jon Rahm dejará Taylor Made por Callaway que será su nuevo proveedor técnico tras hacerle una oferta a la altura de su estatus de estrella del golf. Phil Mickelson, Xander Schauffele o Carlota Ciganda también figuran entre los clientes de la firma californiana, que aún no ha hecho oficial el fichaje de Rahm pese a que ya han hecho las pertinentes pruebas, tanto en la fábrica como en Plantation Course, de los distintos palos y bolas que llevará Adam Hayes, caddie del barrikoztarra, en la bolsa. También habrá un cambio en la equipación de juego ya que Travis Mathew, marca ligada a Callaway, sustituirá a Adidas.

respuestas inmediatas Todos los cambios requieren un tiempo de ajuste y Jon Rahm espera acortarlo para afrontar con garantías un año muy cargado en el que, además de los compromisos habituales con los cuatro majors, le esperan los Juegos Olímpicos de Tokio y la Ryder Cup, aplazados en 2020 por la pandemia que sigue obligando a extremar los protocolos en el PGA Tour por la incidencia del virus en alguno de los estados más golfísticos de Estados Unidos. "Hay que seguir actuando con prudencia e inteligencia en este segunda ola", asegura Rahm, que encontrará pronto respuestas a esa decisión siempre delicada en un juego milimétrico como es el golf, sobre todo cuando los resultados acompañan. Después del Sentry Tournament se tomará una semana de descanso para atacar tres torneos seguidos: dos ya los ha ganado, el American Express y el Farmers Insurance, y el tercero, el Waste Management de Phoenix, se juega muy cerca de su residencia y es de obligado cumplimiento para un antiguo alumno de Arizona State.

A partir de la cita de Scottsdale, donde habrá espectadaores en número reducido, el calendario de Rahm está por decidir, aunque no variará demasiado respecto a años anteriores, al menos en el PGA Tour. Además, todo está condicionado al momento en que su mujer Kelley dé a luz, algo que está previsto para finales de marzo o principios de abril. Cuando eso ocurra, el de Barrika ya ha avisado de que abandonará lo que esté haciendo para atender al parto.