Julen MartijaZaguero de Aspe

"Cuando me dijeron que era positivo, se me vino todo encima"

29.10.2020 | 23:35
Partido Ezkurdia - Martija (rojos) contra Elezkano II - Galarza (azules), correspondiente a la octava jornada de la liguilla de la primera fase del Campeonato de Parejas de la LEP. M.

Julen Martija (Etxeberri, 1997), que volvió a las canchas el domingo después de estar confinado tras su positivo por covid, reconoce que afronta con motivación sus siguientes retos.

Pamplona – Las últimas semanas no han sido sencillas para Julen Martija. Unos días repletos de noticias y de incertidumbre que el pelotari navarro ha tenido que asimilar sin poder salir de su casa debido a un positivo por coronavirus que hizo que todos sus planes saltaran por los aires. Sin embargo, el zaguero de Aspe le ha dado la vuelta a la situación y la semana pasada volvió a disputar un partido. No logró la victoria, pero se quedó con buenas sensaciones y ahora quiere recuperar su juego para luchar por mantenerse en los puestos altos de la empresa.

¿Qué tal se encuentra después de superar el confinamiento?

–Estoy bastante bien. El otro día me sentí cómodo jugando. No estoy igual que cuando estoy en pleno campeonato, entrenando, pero esta semana haré entrenamientos y creo que me iré sintiendo mejor. Estoy bastante a gusto y poco a poco iré cogiendo juego.

¿Cómo se sintió en su vuelta a las canchas?

–La verdad es que fui a gusto al frontón. Tuve que ir solo porque aquí en Navarra ya estábamos confinados y tampoco podíamos salir. Fui con ganas y jugué bastante cómodo. Ya tenía ganas de volver. En algún tanto estuve un poco cansado, pero como estuve en casa sin moverme ni salir al final sí que noté que no estaba igual de enchufado. Además, fue un partido duro, los cuatro jugamos bien y fue un encuentro entretenido. Aunque perdimos, me quedé con bastantes buenas sensaciones.

Buenas sensaciones tras unas semanas complicadas.

–Es verdad que se me hizo un poco duro, sobre todo al principio. Cuando me dijeron que era positivo, se me vino todo encima. Tenía la semifinal, tenía todo cerca, y los primeros días lo pase bastante mal. Luego intenté no pensar en eso y le di la vuelta. Los últimos días ya estaba bastante bien.

¿Llegó a tener síntomas?

–Lo único que tuve fue un poco de pérdida de olfato, pero lo demás nada. Estuve bien y no tenía nada.

Pese a que la final del Parejas no se disputó, durante su confinamiento tuvo que prepararla. ¿Cómo fueron esos entrenamientos en casa?

–Fue difícil y estuve intentando no pensar en la prueba que me tenían que hacer. Entrené en casa como pude, lo que me mandó mi entrenador y poco más, pensando en que todo iba a salir bien e intentando llegar lo mejor posible.

¿Cómo recibió la noticia del aplazamiento de la final?

–Por una parte todavía no me habían dado el resultado de la PCR y tenía dudas de si podía jugar o no, entonces me dio un poco de tranquilidad porque no sabía si iba a poder jugar ese fin de semana. Sabía que, si se aplazaba, más adelante sí que jugaría. Por otra parte, me dio mucha pena porque una final todos queremos jugarla y además hacerlo cuanto antes.

Y ahora puede que tengan que jugar la semifinal.

–Sí, eso es. Tenemos que ver qué dice el juez y hacer lo que diga. La semifinal no se pudo jugar por la huelga y tampoco está bien ganar un partido así, 22-0. Es verdad que todos queremos estar en la final por méritos propios y sí que creo que hemos hecho méritos, pero queremos jugar todos los partidos. Llegar a una final así daba un poco de pena. Ahora se verá qué tenemos que hacer.

¿Qué opina del acuerdo al que han llegado los huelguistas y Baiko el pasado martes?

–Creo que era lo que todos queríamos, que todo acabase. Llevaban tiempo con la huelga y este conflicto no le hacía bien a la pelota. Creo que hemos hecho todo lo posible para que se acabe cuanto antes el conflicto y hemos conseguido cosas importantes. Estoy contento de que no haya malos rollos.

Pese a ser de Aspe, el acuerdo firmado por los pelotaris de Baiko repercute en su propia plantilla.

–Son dos empresas, pero en cuanto a cosas de pelotaris y derechos tienen que estar bastante unidas. Hemos conseguido cosas importantes que para el futuro vendrán muy bien.

Ocurra lo que ocurra, llega una fase bonita para usted.

–Siempre he dicho que los zagueros queremos llegar a la final del Parejas, que es el campeonato que jugamos siempre, y estar en una final sería increíble. Solo queda saber qué nos dicen y lo que haya que jugar lo haré con muchas ganas e ilusión.

¿Qué objetivos se marca para los próximos meses?

–Ir cogiendo poco a poco juego. He estado parado y al final cuesta un poco. Quiero entrenar fuerte e intentar mantenerme ahí arriba como hasta ahora. Hay pelotaris que vienen pisando fuerte y es difícil aguantar ahí arriba. Lo principal es no relajarse y entrenar todo lo que se pueda. Hay pelotaris jóvenes que juegan un montón y cualquiera te puede quitar el puesto. Hay que ganárselo. Lo difícil es mantenerse ahí arriba y esa es mi intención.

Con todo el plantel de baiko

Vuelta a la acción en Munitibar

Tras el final de la huelga. Los pelotaris de Baiko que estuvieron en huelga volverán hoy, a partir de las 19.00 horas, a los frontones. Oinatz Bengoetxea será el primero en reanudar su actividad en el festival programado en Munitibar. El leitzarra y Oier Etxebarria se enfrentarán a Erik Jaka y Endika Uriondo. A continuación, Mikel Urrutikoetxea formará pareja con Andoni Aretxabaleta, que también regresa a la acción, y tendrán como rivales a Joseba Ezkurdia e Iñigo Bikuña. Por otra parte, las entradas del festival servirán como justificante para los aficionados que lleguen desde municipios colindantes.

"Hemos hecho lo posible para que se acabe cuanto antes el conflicto y hemos conseguido cosas importantes"

"Siempre he dicho que los zagueros queremos llegar a la final del Parejas y estar ahí sería increíble"