deportes

“De no ser por mi padre tal vez ahora sería futbolista”

Herencia El padre de Jokin, Javier Murguialday, ganó una etapa en el Tour de Francia

28.08.2020 | 01:02

Vitoria – Jokin Murguialday lleva el ciclismo en sus genes, ya que es hijo del exciclista alavés Javier Murguialday, que militó en el mítico KAS, en el BH y en el Fundación Euskadi, que posteriormente se convirtió en Euskaltel Euskadi. "Si no fuera por él tal vez ahora sería futbolista profesional y estaría ganando diez veces más", bromea Jokin Murguialday. El joven ciclista de 20 años salía habitualmente a andar en bicicleta de pequeño junto a su padre, con el que realizó rutas como, por ejemplo, el Camino de Santiago.

Así estuvo hasta los once años, cuando su padre le apuntó al equipo de ciclismo de Agurain Arabarrak, en el que estuvo compitiendo hasta el año pasado, cuando fichó por el Caja Rural para competir en categoría sub-23. Murguialday recuerda con humor sus comienzos: "Yo me lo tomaba como un pasatiempo, hasta que una vez mi padre me llevó a un sitio que yo no conocía y al día siguiente ya estaba apuntado y corriendo con el equipo. No me lo consultó ni nada, pero bueno, ahora aquí estoy, disfrutando". Su fichaje por el Caja Rural-Seguros RGA le ha abierto un abanico de posibilidades enorme y gracias a ello ha podido participar en carreras en las que habría sido imposible tomar parte con el equipo de su pueblo. Por ejemplo, ha tenido la oportunidad de competir en Bulgaria contra profesionales.

De momento, Jokin Murguialday sigue dando pasos para alcanzar el nivel que llegó a tener su padre, que ganó una etapa del Tour de Francia –es el único ciclista alavés que lo ha conseguido– en 1992, logró un 16º puesto en la general de la Vuelta a España de 1993 y fue 22º en la ronda gala en 1991. Sin embargo, el corredor del Caja Rural no se conforma con igualar los logros de su padre. "Si los éxitos llegan en el Tour de Francia, ganar una etapa ya no me vale porque me quedaría empatado con él. Tendría que ganar mínimo dos o la general", argumenta. En cualquier caso, la carrera que más le atrae a Murguialday es el Giro de Italia, curiosamente la única de las tres grandes vueltas en la que no participó su padre. "Me encanta el ambiente del Giro, me gustaría correrlo alguna vez. Participar en el sub-23 es el primer paso", asegura.

LA VOZ DE LA EXPERIENCIA No cabe duda de que contar con un exciclista en la familia ha sido de gran ayuda para Jokin Murguialday, que ha recibido enseñanzas de su padre desde pequeño. "Hay algunos consejos que no sirven para nada y otros que me han ayudado mucho, aunque ya se sabe que muchas veces al padre es al que menos caso se le hace, aunque sus consejos sean buenos, y preferimos escuchar consejos no tan buenos de otra persona", admite el subcampeón de España sub-23. Los consejos le serán más o menos útiles, pero la motivación de querer superar los logros de su padre será un gran aliciente en la carrera de Jokin Murguialday.

Noticias relacionadas