El PSG vence a un débil Dortmund

acierto Los goles de Neymar y Bernat en el primer tiempo superan el 2-1 de la ida

12.03.2020 | 00:22
Celebración del PSG ante las gradas vacías. Foto: Efe

PSG2

Dortmund0

PSG Keylor Navas; Kherer, Marquinhos, Kimpembe, Bernat; Di María (Kurzawa, m.78), Gueye, Paredes (Kouassi, m.92), Neymar; Sarabia (Mbappé, m.63) y Cavani

BORUSSIA DORTMUND Bürki; Piszczek, Hummels, Zagadou; Hakimi (Götze Götze, m.87), Witsel (Reyna, m.71), Can, Guerreiro; Sancho, Haaland, Hazard (Brandt, m.69).

Goles 1-0 m.28: Neymar; 2-0 m.46: Bernat

Árbitro Anthony Taylor (ING), amonestó a Bernat, Neymar, Marquinhos, Di María y Mbappé en los parisienses y a Haaland y Hummels, en los visitantes y expulsó a Emre Can.

Estadio Parque de los Príncipes, a puerta cerrada.

parís – Tres temporadas después de la remontada del Barcelona en el Camp Nou, el París Saint-Germain logró superar los octavos de la Liga de Campeones, al superar a un Borussia Dortmund que no supo rentabilizar el 2-1 de la ida.

En la frialdad de un Parque de los Príncipes desierto, por el riesgo del coronavirus, en contraste con el ambiente de fuego que se vivió en la ida, los germanos se mostraron débiles para caer en la misma ronda que el año pasado.

Serán los primeros cuartos que disputará el PSG desde 2016 y los primeros desde que se reforzaron con Neymar y Kylian Mbappé, los dos jugadores más caros de la historia.

Pese a todos los augurios previos que habían hecho temblar al proyecto catarí y habían colocado en el disparadero a su técnico, Thomas Tuchel, el pase a cuartos fue más plácido de lo esperado, sobre todo porque los alemanes apenas opusieron resistencia.

Ni la baja de Mbappé, ausente en el once inicial por anginas pero que salió en la segunda mitad, ni las sanciones de Marco Verratti y Tomas Meunier ni el campo vacío frenaron a los franceses.

El primer gol llegó en un córner lanzado por Di María, el 35º de Neymar en Liga de Campeones. El brasileño se benefició de un error de marcaje para abrir el marcador.

El segundo, en una nueva internada por la derecha de Di María, que sirvió a Sarabia, cuyo disparo cruzado fue desviado lo justo por Bernat para engañar al meta visitante. El Borussia fue mucho más agresivo y ofensivo en el segundo tiempo, pero sin crear claras ocasiones. El PSG reculó y apenas pasó apuros.