‘El hombre almohada’ juega con la crueldad de la realidad y la ficción en el Principal

Belén Cuesta, Ricardo Gómez, Juan Codina y Manuela Paso dan vida a un montaje para el que todavía quedan entradas

29.10.2021 | 00:04
Un momento del espectáculo. Foto: Elena C. Graino

Vitoria – "Es un texto de Martin McDonagh y como en la mayoría de sus obras, hace uso del humor negro y rebusca en los extremos de la psicología, llegando a la psicopatía de los personajes buscando situaciones muy al límite. Cada uno de los personajes es menos cuerdo que el anterior. Al final, producen risa por desfogue. Esa risa es como una liberación de las circunstancias tan extremas que viven los protagonistas". Así presenta el actor Ricardo Gómez, que justo ahora ve también como llega a la gran pantalla El sustituto, la obra El hombre almohada, montaje con el que la cuadragésimo sexta edición del Festival Internacional de Teatro de Gasteiz se despide de su primer mes.

La cita con el público se producirá a partir de las 19.30 horas en un Principal que todavía tiene entradas disponibles en los dos anfiteatros. Junto a Gómez, sobre las tablas se encontrarán Belén Cuesta, Juan Codina y Manuela Paso para dar vida a esta creación de Martin McDonagh, adaptada y dirigida para la ocasión por David Serrano. El montaje pone su mirada en Katurian, una escritora de relatos cortos en los que se describe malos tratos hacia menores. Es arrestada porque sus historias se parecen de manera sospechosa a una serie de crímenes que, en realidad, está cometiendo su hermano Michael, "un chico que desde los cinco hasta los doce años estuvo encerrado en el sótano de su casa recibiendo palizas a diario por parte de sus padres", como explica el actor.

De esta manera, ficciones y realidades se van sucediendo, marcadas por la crueldad de lo que relatan. "Como en muchas de sus extraordinarias funciones, el dramaturgo inglés Martin McDonagh nos habla en El hombre almohada, la que quizá sea su obra maestra, de cosas que no son fáciles de escuchar y nos muestra situaciones que no son fáciles de contemplar. El mundo para McDonagh es un lugar hostil en el que pocas cosas nos ayudan a escapar del horror. Una de ellas es, sin duda, el arte y, más concretamente, la literatura", explica Serrano. Y así lo podrán comprobar quienes esta tarde acudan hasta el escenario de la calle San Prudencio.

noticias de noticiasdealava