Muere a los 90 años Sean Connery, quien fue mucho más que James Bond

El actor escocés supo trascender al agente secreto para convertirse en una leyenda de la historia del cine

01.11.2020 | 00:49
Con su mujer, llegando al Parlamento escocés. Foto: Afp

nassau – Fue mucho más que James Bond, aunque para muchos seguirá siendo el mejor agente secreto de la historia. Sean Connery, que ha fallecido a los 90 años de edad en su casa en Nassau (Bahamas), fue uno de los grandes nombres de la historia del cine. Su carrera como actor abarcó décadas y sus numerosos premios incluyeron un Oscar, dos Bafta y tres Globos de Oro.

Con más de sesenta títulos a sus espaldas, el intérprete escocés protagonizó seis sobre el agente secreto más famoso del cine: Agente 007 contra el Dr. No (1962), Desde Rusia con amor (1963), James Bond contra Goldfinger (1964), Operación Trueno (1965), 007: Sólo se vive dos veces (1967) y Diamantes para la eternidad (1971). En este último filme, Connery volvió a ponerse en la piel del agente 007 tras una película en la que George Lazenby le tomó el relevo, y con ella batió un récord Guinness: ser el actor mejor pagado por un solo filme.

A pesar de que reconoció en alguna ocasión que "odiaba al maldito James Bond", el escocés se embolsó lo que serían ahora unos 40 millones de dólares o unos 35,2 millones de euros, una suma que donó enteramente a su fundación, Scottish International Educational Trust, que apoya la educación de niños con pocos recursos. Pasaría más de una década, hasta que en 1983 aceptara de nuevo interpretar al agente del MI6, creado por el escritor Ian Fleming, en Nunca digas nunca jamás.

Pero sería injusto que se le recordara exclusivamente por ser el mejor James Bond de la historia; en su trayectoria tiene interpretaciones tan inolvidables como el entrañable policía irlandés en Los intocables de Eliot Ness, con el que ganó un Oscar en 1988. Fue un actor versátil que fue Robin Hood, el padre de Harrison Ford en Indiana Jonesy la ultima cruzada o el fraile franciscano Guillermo de Baskerville, en El nombre de la rosa.

De repartidor de leche a estrellaThomas Sean Connery nació el 25 de agosto de 1930 en el barrio edimburgués de Fountainbridge, un origen que siempre tuvo presente y que le llevó a bautizar a su productora como Fountainbridge Films.

Hijo de una limpiadora y de un conductor de camiones, Connery no lo tuvo fácil para empezar en el mundo de la interpretación, pues tuvo que dejar la escuela a los 14 años y encadenar diversos trabajos, el primero de ellos como repartidor de leche.

Tras ello sirvió un tiempo como soldado en la Royal Navy, de ahí pasó a ser conductor, socorrista, modelo de desnudos para los alumnos de la Escuela de Arte de Edimburgo y hasta pulidor de ataúdes. Durante los siguientes años, Connery participó en numerosas obras de teatro, películas y series hasta que su perseverancia se vio recompensada con la propuesta de encarnar a James Bond.

Carismático y de fuerte personalidad, en 1989, cuando tenía casi 60 años, la revista People Magazine le nombró el "hombre vivo más sexy", lo que el actor se tomó con humor: "Bueno, no hay muchos hombres muertos sexis, no?".

Se retiró de la actuación en 2006 y de la vida pública en 2011, para disfrutar de un retiro dorado en las Bahamas.

Convicciones nacionalistas El intérprete siempre mostró públicamente su apoyo social y financiero al Partido Nacionalista Escocés (SNP), defensor de la independencia de Escocia, y cuando fue nombrado caballero por la reina Isabel II en el año 2000, acudió ataviado con la tradicional falda escocesa o kilt.

La ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, se mostró ayer en Twitter "desconsolada" por la muerte de "uno de los hijos más queridos de nuestra nación". "Fue una leyenda global, pero, ante todo, un escocés patriota y orgulloso. Su imponente presencia en la apertura del Parlamento escocés en 1999 mostró su amor por su país de nacimiento. Fue un defensor toda su vida de una Escocia independiente y quienes compartimos esa creencia tenemos una deuda de gratitud con él".

Declaraciones machistas Pero no solo hay luces en la vida del legendario actor, también hay algunas sombras que han hecho estallar de indignación a muchas de sus admiradoras y admiradores. Durante una entrevista con Barbara Walters, emitida en la ABC, hizo unas declaraciones que, años después, daban la vuelta al mundo: "No pienso que sea algo malo pegar a una mujer si ella se lo merece", contestaba en la entrevista a la periodista. Además, añadía que "es mejor pegar a las mujeres con la mano abierta que con el puño cerrado". "No digo que sea algo bueno, digo que se puede hacer dependiendo de las circunstancias", aseguraba el actor.

"Llega un momento en el que, si ya lo has probado todo... En fin, que las mujeres son muy buenas con esto y no lo pueden dejar estar; ellas tienen que tener la última palabra. Y les das la última palabra, pero aún así no están contentas... Llegan a ser muy provocadoras".

Su segunda mujer, Micheline Roquebrune, después de escuchar la entrevista, aseguró que las palabras de su marido se habían "sacado de contexto" y que el actor no se caracterizaba por ser ni violento ni misógino. "Si me llega a poner una mano encima, lo mato yo", dijo.

Algo que distaba mucho de lo expresado por la anterior mujer del escocés, Diane Cilento, con la que estuvo casado durante más de una década. En sus memorias, la también actriz y madre de su hijo Jason, le acusó de haberla golpeado en varias ocasiones.

"Diane no ha podido superar nuestra ruptura y ha tenido que vengarse con estas acusaciones. Diciendo que yo era violento con ella o tonterías del estilo", se defendió el actor.

El agente 007 también fue galán en la Marbella de los noventa, una etapa que no acabó del todo bien. En 1999, después de que Connery vendiera su finca de Marbella, él y su segunda mujer, Michelle, fueron investigados bajo la sospecha de haber defraudado a la Hacienda española unos 5,5 millones de libras (6,1 millones de euros).

En plena ola del Caso Malaya, donde los delitos urbanísticos estaban a la orden del día, Connery y su esposa, acapararon el protagonismo mediático del caso por supuesta especulación para la recalificación del terreno. Un caso por el que el intérprete no fue procesado. Finalmente se archivó la causa contra Connery.

Más de 60 películas

Para no perderse. 'El hombre que pudo reinar', 'Nunca digas nunca jamás', 'El nombre de la rosa', 'Highlander/ Los Inmortales', 'Los intocables de Eliot Ness' 'La liga de los hombres extraordinarios', '007 contra el Dr. No', 'Desde Rusia con amor', 'Asesinato en el Orient Express', 'Odio en las entrañas', 'Los héroes del tiempo', 'La caza del Octubre Rojo', 'Indiana Jones y la última cruzada', 'Marnie, la ladrona'...