Esa otra forma de hacer

El escritor e historiador Fernando Sánchez Aranaz vuelve a la novela con 'Pájaros de alas cortadas'

29.06.2020 | 00:39
El escritor e historiador junto a un ejemplar de su nueva novela. Foto: Pilar Barco

Vitoria – Es un futuro cercano. Y tal vez posible, aunque en un primer momento parezca mentira. Artium acoge la inauguración de una exposición sobre la guerra en el arte, una muestra en la que uno de los cuadros más destacados es el Guernica de Picasso. Es el punto de partida de Pájaros de alas cortadas, la nueva novela del escritor, historiador y periodista Fernando Sánchez Aranaz, un título que justo acaba de ver la luz y que ya se encuentra en las librerías, aunque de momento, la presencia del covid-19 va a hacer que las posibles presentaciones se atrasen un poco.

A través de los personajes de Claire y Josemari, de su encuentro, de sus conversaciones, de sus vivencias y recuerdos, de sus reflexiones, el autor plantea "una visión de nuestro país vasco-navarro o como quieras llamarlo, de los conflictos que ha vivido a través de la historia hasta nuestro días y de cómo se han intentado resolver, aunque no se ha resuelto ninguno". De esta forma, Sánchez Aranaz pone el foco en cómo reacciona por lo general el ser humano ante un conflicto, estableciendo tres posibilidades. La primera, la indiferencia, aunque "el hacer que las cosas no van contigo no soluciona nada". La segunda, la violencia, que no termina más que generando más crueldad y tensión. La tercera es esa otra forma de hacer, casi siempre menospreciada y minusvalorada más allá de la figura de Gandhi: la lucha a través de la no violencia.

Con esos cimientos, el escritor busca encontrarse con quien está dispuesto a, como mínimo, ponerse en cuestión a sí mismo. "El lector que esté convencido de que mediante la violencia se pueden resolver los conflictos pensará que este libro es una tontada. Pero me dirijo más a los que, por lo menos, tengan alguna duda. Lo peor que le puede pasar a una persona es que no tenga ningún interrogante sobre algo porque cuando tienes una duda, intentas pensar", describe el autor. "Normalmente cuando alguien idea una teoría política parece que lo hace pensando en que el ser humano es perfecto y que todo va a funcionar de maravilla. No es así. Hay que partir de que el ser humano es imperfecto y que el conflicto va a existir siempre. ¿Dónde está la solución? Está en tener un método para resolver esos conflictos que van a ser inevitables sin que la solución genere otros nuevos conflictos, que es lo que estamos viviendo en este momento", un proceso en el que también es fundamental la construcción de la memoria colectiva, del relato, otra de las temáticas que se tocan en la novela.

De hecho, puede sorprender que haya elegido este formato para dar rienda suelta a una idea en la que el autor viene trabajando desde hace tiempo. "La novela me hace más asequible meterme en otros campos y me da la posibilidad de que el protagonista no sea el que escribe, sino otros. Puedes escribir algo sobre un asesino en serie pero evidentemente no lo eres. Lo mismo pasa en este caso, aunque lo que relates sea a partir de experiencias propias", argumenta quien, por ejemplo, ya en 1989 publicó La no-violencia en Euskal Herria, una esperanza.

Por estos caminos anda Sánchez Aranaz a través de este libro, sin perder de vista a las nuevas generaciones "que no han vivido lo que nosotros. Si lo que se pretende es hacer un relato común, los primeros que quedan fuera son quienes ahora tienen 15 años o menos. Eso tiene un peligro y es que estas nuevas generaciones, cuando vayan haciendo sus propios análisis de la situación, pueden volver a caer en los mismos errores que hemos cometido nosotros en el pasado. Por eso me parece muy importante la memoria común, la que se elabora compartiendo y desde abajo", escapando de lo impuesto y de los recuerdos que muchas veces se transforman con el paso del tiempo.

De todas formas, ahora es el momento de los lectores que se asomen a Pájaros de alas cortadas, mientras el escritor sigue "con un montón de proyectos sobre la mesa. Tengo acabadas un par de novelas más", sin perder de vista su faz de historiador, papel bajo el cual también este año ha publicado el libro Vasconia, de ducado a reino.

"El lector convencido de que mediante la violencia se resuelven los conflictos pensará que el libro es una tontada", dice el autor

Además de esta novedad, en los últimos meses el autor ha publicado 'Vasconia, de ducado a reino' y tiene más proyectos esperando