Papeleras

(XXV) El silencio del virus Por Jabo H. Pizarroso

12.04.2020 | 00:36
Audiofragmento del capítulo XXV, locutado por Jesús Cámara.
(XXV) El silencio del virus Por Jabo H. Pizarroso

Un día, un capítulo. La novela 'El silencio del virus' se escribe cada jornada en las páginas de DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA de la mano del escritor vitoriano Jabo H. Pizarroso y de las ilustraciones de Kiko Pérez. Un libro que se construye partiendo de la realidad que vivimos para llevarnos a la ficción sanadora.

Es como si llevara muchas noches durmiendo sobre cristales. Sí. Eso es. Es lo que te quiero decir. Eso mismo.

No. No. No. Jelen y yo apenas nos vemos. Como para hablar con ella. No, ¿no ves que no encuentro el momento? No. No encuentro el momento. Es cosa mía. Claro. Claro que sí. No. No lo creo. No me imagino a Jelen haciendo todo eso que tú supones que hace. No. Ya te he dicho que no, que no me lo creo. No. Yo no creo que Jelen sepa más de lo que tú y yo sabemos, Juantxu. Te lo digo en serio. De verdad. En serio. Créeme. En serio.

Ya. Lo sé. Que sí. Ya, ¡que lo sé! ¡Que no me lo repitas! ¡Que me lo has dicho antes! Que sí, que Landa con sus cosas, con su padre, con su hija, con su madre que, bueno, no sé si lo sabías, pero está en la UCI. Sí. Me lo ha dicho Jelen ¡No me fastidies! ¡Pero€! ¿Qué dices? ¿Ves? ¿Lo ves? ¿Lo ves? No hay manera ¡Que no que hay manera! ¡Que no, que no es así, que no te miento, que no, cagüenrós! ¡Que no!

Algo hablo con Jelen, claro que hablo, pero no todo lo que quisiera. Ya me gustaría. ¿Cómo voy a hacerlo si no nos vemos? ¡Si andamos cada uno con un turno distinto! No, no coincidimos ni para dormir. Pues claro, ¿Cómo no me las va a contar? ¡Que somos pareja! ¡Claro que sí! Las cosas importantes me las cuenta.

Ya. Ya. Ya. Ya sé que lo que estamos haciendo es importante. Ya. Ya. Ya lo sé. Que sí, Juantxu. Que ya lo sé. Que ya me lo has dicho. Que sí. Que sí, ¿Y qué quieres que haga? ¡Yo qué sé lo que sabe y conoce Jelen de esta historia! ¿Y cómo sabes tú que se trata de un compañero nuestro del Instituto de los Herrán?

¿Ah, sí, entonces tengo que creerte? O sea, que como lo dices tú, ¿yo tengo que creerte? Ah, claro, y hacerte caso en todo. Claro. Claro. Y tengo que hacerte caso. Sí. Lo que tú digas. Sí. Sí.

No. No. Ya te he dicho que no. El único que puede que guarde algo es Landa. Yo tiré todo eso. Claro que lo tiré. Hace mucho. No. Ni eso. No. No tengo ninguna foto de nuestra clase de aquella época. Sí, Juantxu, sí ¡Pero no te pongas de mala hostia! Que ya. Que sí. Que te entiendo. Que sí, que lo de que llamaran a la hija de Landa con la mierda esa del Gaueko es tan fuerte para él como para nosotros.

¿Y lo de Alberto, el padre de Landa? ¿Ah sí? ¡Cagüenrós! ¿Hasta final de Beato? ¿Hasta el seminario? ¿Y dónde iría? Menos mal que lo pilló. Podía haberse perdido. Ya se han dado casos.

Sí. Sí ¡Que ya lo sé! ¡Joder, tranquilízate de una vez! Así no vamos a llegar a ningún sitio. Sí. Sí. Eso es. Sí. Claro que he ido. A las tres. Sí. A las tres. Sí. A las tres que ponía ¿Pues qué voy a encontrar? Pero, Juantxu, ¿tú te crees que vamos a encontrar algo relevante en alguna de esas papeleras? ¡Que no! ¡Que no! Que no te miento. Que no había nada. Sí. Eso es. Sí. Eso es. En ninguna de las tres. Que sí. Ni tampoco en la de la Kutxi. He comprobado en todas, ¿Cómo que cómo? Pues abriéndolas. Claro que tengo una llave. Y él. Seguro que tiene. Bueno, ellos. El tal Ray y el que buscamos, el que tú dices que era compañero nuestro del Instituto.

¡Que no! Tampoco en las de Portal de Arriaga ni en las de los juzgados. Pues claro que he mirado en todas. Si no lo hago, ¿cómo vamos a encontrar algo? En todas no, por supuesto. En las que he podido. No. No. Que te estoy diciendo la verdad, Juantxu. En serio. Sí. Que sí.

¿A qué viene ahora eso?

No la cagues, Juantxu, por favor. No hables de eso. Eso estaba olvidado. Sabes que me la juego si andamos de nuevo con aquella historia ¡Que vale! ¡Que sí! Ni se te ocurra ¿Qué ganas con eso? ¿Pero no te das cuenta de que no ganas nada? ¿A qué santo viene ahora volver con esa historia? Que te. Que. Espera. Déjame. Déjame. Que sí. Que sí. Pero, Juantxu, déjame habl. Déjame hab. Déjame, por favor. Que me dejes ha.

No. No. No ¿No ves que te lo estoy diciendo? ¡Qué no, que no creo que todo esto tenga que ver con aquello! ¿Tú sí? Pero ¿qué pruebas tienes? ¿Cómo?, ¿el hermano de Josu? No. Yo no sabía que Josu se apellidara Matos. Pues no. Yo no me acuerdo, ¿cómo me voy a acordar del hermano de Josu? Pues no me acuerdo, ni sabía que había ido con nosotros al Instituto. Pero. Pero. Pero ¿tú te crees que yo puedo ir a la casa de cualquiera y entrar en su casa así sin más?, ¿de qué se le acusa?, ¡pero si no tenemos pruebas de nada! ¿pero no ves que la llamada la hizo otro?, bueno, es lo que pone en el capítulo ese.

¡Que no voy a leerlos otra vez!

¡Te pongas como te pongas!

Mira, Juantxu, hablamos otro día.

¡Que sí! Ok.

 

 

El plasma de los paciente curados ayuda a los que están en la UCI, eso lo dice Unai, sobre Teresa, la madre de Landa. Noticia de hoy a las ocho horas, 9 de abril.Continuará