El uno a uno: Un derroche mayúsculo

Las notas del Baskonia-Efe

01.04.2021 | 23:47
Sedekerskis, que se multiplicó en la batalla física, pelea por un rebote con Sanli. Foto: Josu Chavarri

Henry Las faltas le minaron en varias fases. Tampoco pudo reducir al letal Larkin cuando se emparejó con él en el tramo final. Con todo, mostró un día más su raza y se convirtió en una gran fuente de alimentación.

Sedekerskis Muy poco respeto de los árbitros, que le señalizaron alguna falta increíble. Trabajo a destajo en un partido donde volvió a rehuir la canasta. Su valoración negativa no refleja su generoso esfuerzo.

Giedraitis Sin pólvora hasta la segunda mitad. Mantuvo vivas las constantes baskonistas con un espectacular repertorio ofensivo. El lituano aprovechó la inexistente defensa de Simon para disparar sus dígitos.

Diop Hizo diana en sus primeros tiros abiertos, pero pronto se vio relegado en la pelea bajo los aros hasta ser un día más un poste intrascendente. Problemas con las faltas y alguna pérdida que no venía a cuento.

Polonara Otro día más en la oficina para un jugador que no se cansa de producir en todas las facetas. Lo pasó mal cuando Dunston le hizo recular hacia atrás, pero volvió a ser el corazón de un Baskonia heroico.

Peters Un tipo que conoce el oficio. Brindó soluciones en ataque y también fue un jabato a la hora de pelear por el rebote ofensivo. Hizo daño al Efes con su versatilidad. Difícil de detectar para la defensa turca.

Vildoza De nuevo un desatascador reconocible. Gastó munición a mansalva desde el 6,75 sin tener un gran acierto, aunque uno de sus dos triples forzó la ansiada prórroga. Eso sí, vivió un calvario atrás ante Larkin.

Fall Otro partido por el que pasa de puntillas. Volvió a ser relegado en la rotación interior pese al dominio ejercido por Sanli. Seis solitarios minutos en los que cometió errores acabando con la paciencia del técnico.

Dragic Esta vez no pudo ser tan decisivo como ante el Panathinaikos ni elevar la temperatura defensiva. Sin protagonismo a medida que avanzaba el duelo cuando Ivanovic apostó por Vildoza y Henry en el perímetro.

Kurucs A diferencia de Raieste, el único azulgrana que no salió a la pista, tan solo disputó los trece segundos finales cuando la derrota ante el Efes ya era una realidad. Lanzó un triple sin que el balón tocara el aro.