El Barcelona se asegura de forma virtual el liderato

31ª jornada SOSTENIDO POR MIROTIC (26 puntos), el cuadro catalán bate sin grandes alardes al alba berlín

27.03.2021 | 00:50
Varios jugadores del Alba rodean a Smits, ayer en el Palau. Foto: Alejandro García

Barcelona80

Alba Berlín67

BARCELONA Calathes (2), Hanga (7), Abrines (-), Mirotic (26) y Oriola (13) --quinteto inicial--; Davies (12), Martínez (5), Westermann (-), Smits (5), Kuric (10), Claver (-).

ALBA BERLÍN Granger (4), Delow (3), Sikma (9), Fontecchio (6) y Lammers (8) --quinteto inicial--; Giffey (7), Eriksson (8), Mattisseck (-), Olinde (-), Siva (8), Koumadje (6), Thiemann (8).

Parciales 22-23; 23-17; 17-18; 18-9.

Árbitros Latisevs, Bissang y Kardum.

Pabellón Palau Blaugrana.

BARCELONA – El Barça confirmó lo que era ya casi seguro como que tendrá el factor cancha en los playoffs de la Euroliga al vencer (80-67) al Alba Berlín en la jornada 31, un triunfo trabajado del líder de la competición, que acaricia también esa primera posición de manera matemática a falta de tres jornadas para el final.

Los de Sarunas Jasikevicius tuvieron un encuentro de pico y pala ante los de Aíto García Reneses, equipo sin nada en juego pero peleón. Se le hizo largo el partido a los alemanes, con la progresión en el partido de Mirotic (26 puntos), Oriola (13 puntos y 6 rebotes) y Davies (12) para los locales.

El Palau Blaugrana dejó un partido más abierto de lo que cabía de esperar. A siete minutos del final, un 71-58 fue ya definitivo para que el Barça sume el 23-8 en lo alto de la tabla, seguro entre los cuatro primeros y muy probablemente como primero, con tres triunfos más que CSKA y Efes a falta de otras tantas jornadas.

Sin Higgins, por lesión, y a la espera de Pau Gasol, el Barça fue de menos a más, sobre todo en defensa. Por dentro ganó el partido el cuadro culé, con Mirotic ya haciendo daño en el primer cuarto. Le faltó agresividad en ambos aros a los de 'Saras', con un 22-23 en el primer cuarto sin ninguna visita a la línea de personal.

superioridad El Barça sacó más defensa y con Kuric y Calathes cambió el mando del encuentro (37-30), pero los de Aíto respondieron con Sikma y un Koumadje que se picó con Mirotic. El hispano-montenegrino sin duda acabó ganando el duelo, aunque en el tercer cuarto fue Davies quien hizo un poco de todo para lograr esa buena renta local.

El juego interior ganaba la batalla para el Barça ante un Alba escaso de recursos ya en el último cuarto, después de aguantar de pie al mejor equipo de Europa. Aunque repartido, ningún jugar visitante llegó a los 10 puntos, con Mirotic muy destacado en un Barça que se acerca al momento de la verdad en la Euroliga.