El Baskonia se mide al Obradoiro

Birutis, en tierra de gigantes

07.03.2021 | 01:52
Laurynas Birutis, en uno de los partidos de esta temporada en la Liga Endesa. Foto: ACBPhoto/A. Baulde

El lituano es una de las grandes sensaciones de esta edición de la ACB, en la que los pívots de 'siete pies' sí tienen hueco y más en un club como el Obradoiro, un trampolín perfecto hacia el estrellato para muchos jugadores en el pasado.

Laurynas Birutis (Siauliai, 27-8-1997) se ha convertido en unas de las grandes revelaciones de esta edición de la Liga Endesa. Su carta de presentación fueron 27 puntos y 12 rebotes en la jornada inaugural y después de veinte partidos firma unos promedios estelares que le otorgaron el MVP de septiembre. Solo tres jugadores de su país habían logrado este premio mensual antes: Arvydas Sabonis, Arturas Karnisovas y Arvydas Macijauskas. Son palabras mayores, leyendas de un país que siempre ha exportado muchos de sus mejores valores a las competiciones españolas.

El pívot lituano de 2,13 metros debuta en la Liga Endesa a sus 23 años, pero puede decirse que ha caído de pie en tierra de gigantes por dos razones. El Obradoiro, que pelea en estos momentos por la supervivencia liguera, es un equipo que ha hecho brillar a numerosos jugadores grandes en los años que lleva en la élite. Son los casos de Salah Mejri, Mike Muscala, Maxi Kleber o Artem Pustovyi, que salieron de Santiago hacia destinos importantes, incluso la NBA. Además, la ACB se ha convertido en un refugio para los jugadores de siete pies, en la medida americana, o sea 2,13 metros. En lenguaje europeo, para aquellos que superan los 2,10 descalzos, una estatura que hace unas décadas era casi una excepción en la ACB y en un baloncesto de pívots bajitos casi hasta que llegó el flamante fichaje barcelonista Pau Gasol.

Ahora que en la NBA muchos jugadores de ese tamaño están condenados al final del banquillo por su menor movilidad y por la irrupción a veces impostada y exagerada del small-ball, la Liga Endesa les hace hueco y, así, 28 jugadores de 2,10 metros o más figuran en las 19 plantillas. Las necesidades tácticas son diferentes a este lado del Atlántico y los centímetros siempre son bien recibidos para ocupar los espacios en la zona. El mismo TD Systems Baskonia tiene un pivot de ese perfil: Youssoupha Fall (2,21 metros), que últimamente está entrando en los planes de Dusko Ivanovic con mucha más asiduidad.

Todos los equipos de la ACB disponen, al menos, de un jugador de esas características, aunque destacan el Tenerife, que cuenta con tres, y el Estudiantes, con otros tres antes de la reciente marcha del chadiano Christ Koumadje, que con 2,24 metros ha sido hasta hace poco el jugador más alto en llegar a la ACB junto a Ralph Sampson, una de las legendarias Torres Gemelas, que militó en el Unicaja durante ocho partidos en 1992 poco antes de su retirada.

en el momento justo Así que Laurynas Birutis está en el momento ideal para arrancar una carrera importante, al menos en el baloncesto europeo. Formado en el Zalgiris Kaunas, con el que disputó 17 partidos en la Euroliga, e internacional y plurimedallista con todas las selecciones de Lituania, en las que ha coincidido con su compañero y tocayo Beliauskas y con Arnoldas Kulboka, el pívot del Obradoiro tiene hoy en el Fontes do Sar la tarea más difícil: confirmar las buenas sensaciones de los primeros partidos ligueros, en los que demostró variados recursos para imponerse en las zonas. "Creo que este es un gran lugar para mejorar", comentó en su presentación, sabedor de la progresión de los cincos a las órdenes de Moncho Fernández.

El buen ojo del técnico compostelano y de José Luis Mateo, el director general y deportivo del Monbus Obradoiro, parece haber dado de nuevo en la diana en el objetivo de no pasar apuros, aunque Birutis no se vino arriba con este primer galardón en la Liga Endesa. "Este premio es un impulso para seguir trabajando aún más y aún más duro", aseguró en su día con modestia.

Al fin y al cabo, con 20 años ya fue jugador más valioso de la liga de su país al ser el mejor en puntos, rebotes y tapones, y en el Obradoiro sube claramente otro escalón en su crecimiento. Había dudas sobre su adaptación a la exigencia física de la ACB, sobre todo después de estos meses de inactividad por la pandemia, pero de momento son los rivales los que están sufriendo la calidad de Birutis, que únicamente quiere "seguir ayudando al equipo todo lo que pueda en cada partido".

Eso sí, el rendimiento del lituano –igual que el de todo el Obradoiro– ha descendido en picado en los últimos tiempos tras su positivo por coronavirus y esa será una baza a explotar hoy por Fall, Jekiri y Diop en la cancha gallega.

los apuntes

Solo tres lituanos habían sido MVP mensuales en la ACB antes que Birutis: Arvydas Sabonis, Arturas Karnisovas y Arvydas Macijauskas.

12,7 puntos, 6,2 rebotes y un tapón ha promediado el pívot del Obradoiro en los veinte partidos disputados hasta la fecha para un total de 18,2 de valoración.

la cifra

28

jugadores de más de 2,10 metros militan en equipos de la Liga Endesa esta temporada.

noticias de noticiasdealava