El campeón echa a rodar

Aapenas 38 días después de izar la cuarta ACBde la historia, el equipo vitoriano se pone en marcha con unos rigurosos exámenes médicos y la ausencia de Pierria Henry

08.08.2020 | 01:22
Youssoupha Fall, a su llegada al centro médico.

vitoria – El campeón ya está en marcha. Apenas 38 días después de levantar la cuarta Liga ACB de la historia en la Fuente de San Luis tras aquel inolvidable triunfo ante el Barcelona gracias a la canasta final de Luca Vildoza y tras unas vacaciones mucho más cortas que en veranos precedentes, el remozado proyecto del TD Systems Baskonia echó a rodar ayer con los pertinentes reconocimientos médicos en el centro IMQ Amárica.

En concreto, estuvieron citados en las instalaciones de la céntrica calle gasteiztarra un total de 15 jugadores, 12 de la primera plantilla a todos los efectos más los tres jóvenes (Ondrej Hanzlik, Pape Sow y Pavel Savkov) que tratarán de lucir sus habilidades durante la pretemporada más atípica que se recuerda. A excepción de un amistoso en Francia ante el Pau Orthez, el trabajo de acondicionamiento físico y táctico bajo la supervisión de Dusko Ivanovic se desarrollará de forma íntegra en Vitoria debido a los duros rigores de la pandemia.

Hubo ocasión de ver en público por primera vez a los cuatro flamantes fichajes del actual mercado estival (Rokas Giedraitis, Alec Peters, Tonye Jekiri y Khadeen Carrington), a los cinco componentes de la última plantilla que conservan su taquilla en el vestuario del Buesa Arena (Luca Vildoza, Youssoupha Fall, Ilimane Diop, Achille Polonara y el recién renovado Zoran Dragic ) y también a los tres jóvenes canteranos que han sido promocionados por el club alavés tras ser cedidos al extranjero y estar en dinámica del equipo a finales del curso pasado en Valencia (Tadas Sedekerskis, Arturs Kurucs y Sander Raieste).

Pierria Henry y Miguel González fueron las únicas ausencias, ambos eso sí con permiso del Baskonia para reincorporarse a la pretemporada algo más tarde que sus compañeros. Ambos pasarán los pertinentes exámenes el próximo jueves 13, aunque en el caso del alero vallisoletano su presencia en Vitoria será fugaz al tener que sumarse al Real Canoe de LEB Oro en busca de una fructífera cesión que sirva para relanzar por fin su carrera.

Ayer fue oficialmente el día 1 de una temporada 2020-21 de lo más incierta ante los estragos que sigue causando el virus. La disputa de las competiciones, sobre todo la Euroliga, se mantiene en el aire pese a que el calendario ya está sorteado. Habida cuenta de la incomodidad que implica moverse hoy en día por diferentes países europeos y las cuarentenas obligatorias establecidas por algunos gobiernos, nadie tiene la certeza de que el baloncesto pueda reanudarse a nivel continental. Y, si esto se consigue, las canchas permanecerán cerradas a cal y canto al público durante un tiempo todavía indefinido.

Si la emergencia sanitaria se complica en próximas fechas, no será descartable la apuesta por los formatos burbuja para completar los torneos en una misma sede. Así sucedió con la Liga ACB en la pasada fase final adjudicada a Valencia gracias a las lujosas bondades de L'Alqueria del Basket o en la actualidad con la NBA, donde los 22 equipos que toman parte en la reanudación de la temporada se encuentran aislados en el complejo Walt Disney World Resort de Orlando.

Teniendo en cuenta que ya se han registrado los primeros positivos en algunos equipos ACB como el Gran Canaria y el Real Betis, todas las precauciones serán máximas en estos primeros días de preparación. Además de los test PCR para comprobar que se hallan libres del coronavirus, a los jugadores azulgranas se les practicaron analíticas, pruebas de electrocardiograma, espirometría, ecocardiograma y otras pruebas de esfuerzo. En definitiva, el paso previo a un exigente trabajo de acondicionamiento físico, algo que arrancará el próximo martes siempre que no haya desagradables contratiempos con el resultado de los test PCR. Los reconocimientos médicos se extenderán durante la jornada de hoy y el lunes tras el descanso del domingo.

buen ambiente En el reencuentro tras más de un mes sin verse las caras, no faltaron ni las bromas ni el ambiente distendido. Horas de calma antes de la gran tempestad, ya que si la temporada se termina celebrando con normalidad –algo que aún está por ver– al TD Systems Baskonia le espera una auténtica maratón con más de 80 partidos entre todos los frentes.

Tanto los jugadores como los miembros del cuerpo técnico capitaneado por Ivanovic portaron las obligatorias mascarillas y los nuevos fichajes guardaron en todo momento las pertinentes distancias de seguridad cuando posaron para los fotógrafos fuera del centro de salud. En definitiva, lo que se lleva dentro de esta nueva normalidad impuesta por el covid-19. A priori, todos llegaron en buenas condiciones físicas y sin esos kilos de más que Dusko Ivanovic se encargará de eliminar a partir de la próxima semana con unas exigentes dobles sesiones por los humedales de Salburua. Como sucede siempre en las pretemporadas, el trabajo físico y la asimilación de los conceptos tácticos en pista irán de la mano para tratar de que el TD Systems Baskonia afronte en perfectas condiciones el primer desafío de la temporada 2020-21: la Supercopa de Santa Cruz de Tenerife prevista los días 12 y 13 de septiembre.

En tierras chicharreras aguarda como primer adversario el Barcelona de Sarunas Jasikevicius. En caso de sortear este duro obstáculo en la reedición de la última final liguera, el ganador del Real Madrid-Iberostar Tenerife se interpondrá en el camino del Baskonia hacia su quinto entorchado de la historia en esta competición tras los conseguidos durante el mágico cuatrienio transcurrido entre 2005 y 2008.

El base estadounidense y Miguel González tienen un permiso especial por parte del club para reincorporarse el próximo jueves 13