Mercado

Jekiri, el pívot deseado para completar el juego interior

El pívot nigeriano está libre tras acabar su contrato con el Villeurbanne y supliría a Eric

10.07.2020 | 00:46
Tonye Jekiri ha sido uno de los jugadores más destacados del Asvel Villeurbanne en la última competición continental. Foto: Euroliga

Vitoria – El Baskonia se está moviendo con intensidad en el mercado tras conquistar la cuarta Liga ACB de su historia y ya tiene un objetivo marcado desde hace días para completar un juego interior al que, tras la renovación de Ilimane Diop y la inminente contratación de Alec Peters, solo le queda una pieza para cerrarse. En club vitoriano pretende llenar el espacio que deja la salida de Micheal Eric con el fichaje de un compatriota del cinco nigeriano, que ha sido cortado tras no dar el rendimiento esperado. Se trata de Tonye Jekiri, que en su debut en la Euroliga ha ofrecido un buen rendimiento con el Asvel Villeurbanne y por el que también han mostrado interés otros clubes de la máxima competición continental, aunque todo hace indicar que el vitoriano lleva ventaja en las negociaciones y en breve podría rubricar un acuerdo para hacerse con los servicios del gigante africano.

A punto de cumplir los 26 años, Jekiri ha sido una de las irrupciones más sorprendentes de la Euroliga en la última temporada. Con sus 212 centímetros, se ha mostrado como una fuerza de la naturaleza dentro de la zona, firmando medias de 8,7 puntos, 7,5 rebotes y 12,8 créditos de valoración en apenas 25 minutos de juego. Un poderío físico excepcional que le permite ser muy efectivo en las cercanías del aro, ya sea anotando o reboteando. No en vano, el nigeriano ha sido el líder en rechaces atrapados globales (202), el segundo en la media por partido (7,5; solo por detrás de Nikola Milutinov, con 8,2) y el tercero en la proyección en cuarenta minutos (12,5; en un registro liderado por el azulgrana Youssoupha Fall, con 14,2), con números equilibrados entre rebotes en defensa y de ataque. Además, el africano cuenta con una buena movilidad, que le permite ser importante en defensa.

En cuanto a sus recursos ofensivos, Jekiri es un jugador aún con bastantes limitaciones, pero que ha ido dando pasos adelante en las últimas temporadas. Precisamente, su crecimiento constante desde que acabase su formación universitaria –empezó en el baloncesto ya tarde, a los 16 años– en Miami y diese el salto a Europa (Bandirma, Oostende y Gaziantep antes de fichar por el Villeurbanne) es un punto importante a tener en cuenta, pues aún se le augura margen de mejora. Por ejemplo, ha ido expandiendo poco a poco su radio de actuación y a la capacidad para resolver en las cercanías del aro –interpreta muy bien los cortes a canasta, lee bien el bloque y continuación y su potencia física le da ventaja en la finalización, donde se muestra muy contundente, además de haber ganado recursos en el juego de espaldas– ha unido un tiro consistente desde dentro de la zona. Su punto débil viene cuando le toca alejarse de la canasta, donde apenas es peligroso y tampoco destaca por su mano desde la línea de tiros libres.

Si como pretende consigue contratar a Jekiri, el Baskonia llenaría el espacio que ha dejado la marcha de Eric y tendría ya cerrado el juego interior de cara a la próxima temporada, ya que también es inminente el anuncio oficial del fichaje de Peters tras la marcha de Tornike Shengelia. La tercera novedad, que vendría a ampliar en una pieza la nómina de interiores, será el retorno a la disciplina del primer equipo de Tadas Sedekerskis.

El lituano conformará con Peters y Achille Polonara la tripleta de ala-pívots, mientras que el nigeriano se une a Fall –todos los movimientos son una clara apuesta por su explosión este curso– e Ilimane Diop como el trío de cincos. En este sentido, se mantiene la idea que ya se expresó al inicio de la recién finalizada campaña de que el canterano recién renovado pueda compartir pista en algunos momentos con alguno de los otros dos pívots.

De nuevo, se opta por tres auténticos gigantes en la zona, de un perfil físico muy marcado, y se cambiaría la veteranía de un Eric que en muy pocos momentos dio lo que de él se esperaba –y que ha desesperado por su blandura de manos– por la proyección de Jekiri. Mucha competencia interna y la opción para Dusko Ivanovic de contar con piezas muy poderosas en la zona.