Alerta sanitaria

Confinamientos, sin ocio nocturno y teletrabajo, las herramientas en Europa

La explosión de casos de covid obliga a tomar medidas muy restrictivas

01.01.2022 | 23:32
Calles vacías en Amsterdam

Si en el Estado –salvo la excepción del toque de queda en Catalunya– las únicas medidas restrictivas frente a la explosión de casos de la variante ómicron son la limitación de aforos y horarios, la situación en Europa es muy distinta y mucho más restrictiva, incluyendo confinamientos domiciliarios como en Austria o Países Bajos.

Aquejado por una de las tasas de vacunación más bajas del Viejo Continente, el país centroeuropeo fue el primero que ordenó un confinamiento domiciliario desde el 22 de noviembre hasta el pasado 11 de diciembre, aunque hoy en día prosigue para los no inmunizados, que solo pueden acceder a servicios esenciales.

La situación no es mucho mejor en Países Bajos, que desde el 18 de diciembre sus ciudadanos han pasado las celebraciones navideñas confinados y seguirán así hasta el día 14. El cierre de la hostelería y las actividades culturales es total, al igual que las escuelas, universidades, gimnasios y el deporte de aficionado. Solo abren hasta las ocho de la tarde los servicios considerados esenciales, como supermercados y farmacias, al igual que el reparto de comida a domicilio.

Sus vecinos alemanes también han cerrado el ocio nocturno mientras que en Berlín y otras ciudades, se han limitado a 10 el número de personas que pueden reunirse para encuentros privados, aunque estén vacunadas. En el caso de personas no vacunadas, el límite es una familia y un máximo de dos personas de otro núcleo familiar.

Teletrabajo obligatorio
La pandemia no está mucho mejor en el corazón de Europa, donde están prohibidos los eventos en interior de más de 200 personas. La hostelería cierra a las 11 de la noche y solo se permiten un máximo de seis personas por mesa. Además, los belgas tienen la obligación de teletrabajar durante cuatro días a la semana y adelantaron una semana las vacaciones de Navidad en las escuelas para intentar frenar el avance del virus.

Sus vecinos franceses también están obligados desde el pasado 27 de diciembre, a teletrabajar entre tres y cuatro días hasta el día 17 bajo la amenaza de fuertes multas a las empresas que no cumplan la medida. La vacunación será obligatoria a partir del día 15 para acceder a actividades de ocio. Además, está prohibido el consumo en barra en la hostelería y las discotecas permanecerán cerradas hasta en Francia hasta la próxima semana.

Cierre de bares en Portugal
En Portugal, el teletrabajo también es obligatorio e incluso han cerrado las guarderías. Los bares y las discotecas también están cerradas mientras que los establecimientos comerciales han reducido su capacidad. El consumo de alcohol en la vía pública estuvo prohibido en las celebraciones del Año Nuevo al igual que las reuniones de más de 10 personas.

noticias de noticiasdealava