Donde Tavo

"En 2025 queremos tener abiertos diez bares en Vitoria"

Siete bares por los siete hermanos, otros dos más serán en homenaje a sus padres y el último, por su abuela. Es el macroproyecto que se ha propuesto hacer este hostelero para ayudar a su clan, tras haberse quedado huérfanos

24.12.2021 | 11:37
Parte de la familia

Tavo Jiménez se ha propuesto abrir en la capital alavesa diez locales hosteleros, entre bares y restaurantes, para 2025. Siete de ellos rendirán homenaje a cada uno de los siete hermanos, otros dos a sus respectivos padres y el último, a su querida abuela. "El proyecto nació a raíz de que nos hemos quedado huérfanos. Se nos ha muerto nuestra madre. Yo ya estaba aquí, en Vitoria, pero mis hermanos se han quedado en Colombia, a la deriva. Como ya no están nuestros padres allí, que era lo que les amarraba, les he dicho a todos los hermanos que se vengan al País Vasco. Seis de los siete hermanos han decidido que sí y uno se lo está pensando. Ahora ha dicho que sí que viene, pero será para el año que entra, si todo va bien", explica Gustavo, más conocido como Tavo Jiménez.

Él, como dice, es treintañero, pero sus hermanos son más jóvenes, veinteañeros, "el menor tiene 19 años", precisa. Y cree que ha tenido más facilidades en el mundo laboral que todos ellos, "soy cocinero de profesión y vine aquí hace 19 años"–matiza– pero lo de ellos no ha sido un camino de rosas: "Les costaba encontrar trabajo, luego vino la pandemia y a raíz de ello, les costó mucho más encontrar un puesto de trabajo, así que les he dicho que se vengan. Nuestra madre nos ha dejado algo de dinero y lo mejor que podemos hacer es aprovechar para hacer una inversión, ¿pero cómo la hacemos? Pues con este proyecto", destaca.

En esta iniciativa empresarial participarán, en concreto, cinco hermanos: "Dos no han querido. Uno es el que está en Colombia y al otro que queda, no le llama mucho la hostelería, así que los cinco que estamos en el proyecto estaríamos al frente de todos los bares: José Alejandro, María, Mauricio, Fernando y yo mismo", detalla.

Cuatro ya están abiertos

Casi la mitad del proyecto hostelero con el que sueña Jiménez ya está hecho realidad, puesto que en Gasteiz ya tiene abiertos cuatro establecimientos. Se trata del Bar Enigma Donde Tavo (Juntas Generales, 68), que fue el primero que inauguró en el año 2019; el restaurante Tres Arcos Donde Tavo (calle Labastida 40); el Bar Iturritxu Donde Tavo (calle Iturritxu, 11) y el Donde Tavo, de la plaza Benito Pérez Galdós. "Mis hermanos me dijeron que ya que yo era el presidente-fundador de este proyecto, que todos estos locales fueran con mi nombre", aclara.

Todos ellos son conocidos por su amplia terraza exterior, pero, sobre todo, porque con cada consumición dan una tapa a un precio asequible, de esas que no te vacía la cartera en la primera ronda. "Mi categoría es low cost, son bares de bajo costo, que no son pijos, sino asequibles, donde puede entrar todo tipo de público: desde un niño hasta una persona mayor ya que no soy partidario de tener máquinas de apuestas en los bares", puntualiza.

Otra seña de identidad es el pintxo-pote de los jueves y viernes con el que atraen a clientes a partir de las seis de la tarde. "Por ejemplo, hacemos una flauta de jamón con pimiento pochado a la plancha, también ofrecemos un sándwich vegetal (con atún, mahonesa, huevo duro, lechuga y tomate) y un sándwich mixto, que es el preferido de los niños, el clásico de jamón york y queso. Empezamos a darlos a partir de las seis de la tarde y hasta que se agoten", especifica. Le faltarían, por tanto, abrir otros seis locales para hacer realidad este proyecto hostelero del todo.

Próximas aperturas


Pero a dos de ellos "ya les tienen en lista", puesto que ya les han puesto fecha para su próxima apertura: en 2022, es decir, el próximo año que está a la vuelta de la esquina. Lo hará, exactamente, con dos establecimientos que pretende inaugurar tanto en el barrio de El Pilar, en este caso con un bar de copas y pintxos, como en Zabalgana, en su zona sur, con un bar-restaurante. "Ya están en obras, así que el primero de ellos, que será el de El Pilar, esperamos poder ponerlo en marcha en abril o mayo", avanza Jiménez.

En estos nuevos negocios estarán los cinco hermanos que han decidido sumarse a este proyecto empresarial, "pero queremos dar también trabajo a gente joven para darle esa oportunidad a chavales porque todo nace por el problema que tuvieron mis hermanos, que con 20 años no les daban trabajo en ningún sitio. Por eso nosotros queremos ser los que den empleo a la nueva generación. Yo, que soy hostelero, escucho a mis colegas que hay mucha gente con 30-40 años, que ya tienen cinco o diez años de experiencia y que les sale más a cuenta que enseñarles a una persona joven, pero, claro, si no le enseñas a un chaval joven, nunca va a tener la experiencia que les van a pedir. Por esta razón, queremos dar la oportunidad a toda esa gente que lo necesita".


Sin miedo


Preguntado por si no le da miedo embarcarse en una aventura empresarial de este calibre, Jiménez asegura que no: "No, mientras demos un buen servicio, que es lo que hemos estado haciendo hasta ahora y a un buen precio, no hay problema. Al contrario". Y abrir, encima, en plena pandemia tampoco le echa para atrás. "No, porque, precisamente, la pandemia ha puesto en evidencia que es más necesario que nunca el modelo low cost porque si salimos de una pandemia, y la gente quiere gastar poco, porque lo necesita, lo que tenemos que hacer es ofrecerles un servicio con el que estén a gusto, pero sin que se les vacíe la cartera. En este 2021 puedes tomarte un pintxo-pote por 1,50 euros con bebida, que son cincuenta céntimos el pintxo, con un mosto o vino por un euro", subraya Jiménez.

Y los menús del día que ofrecen tampoco son disparados, tal y como remarca. Por ejemplo, el restaurante Tres Arcos Donde Tavo, el de la calle Labastida, ofrece menús del día por 9,90 euros, con variedad de platos a elegir. Y en fines de semana, también hay menús, pero por 15 euros (IVA incluido, con pan, postre, vino y agua), con primeros como paella de marisco, ensaladilla rusa con jamón y rabas, revuelto de gulas, hongos y gambas o langostinos a la plancha y segundos, como cachopo, entrecot o bacalao, entre otros. "Para todos los gustos y paladares", como señala Jiménez.

Otra cosa que triunfa son sus combinados o cubatas por 4,5 euros. "El miércoles estamos completos. Gracias por confiar en nosotros. Cada día tratando de dar lo mejor", anunciaba este local el pasado día 6.

noticias de noticiasdealava