Ramón Sáenz de Valluerca
Presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Álava

"Es un buen momento para comprar. Los precios aún subirán algo, aunque está todo más contenido"

El coste de la vivienda sigue en línea ascendente a nivel provincial, aunque Sáenz de Valluerca cree que ahora no se dan las condiciones para una nueva burbuja

06.12.2021 | 01:07
Foto: Jorge Muñoz

El presidente de COAPI analiza la situación del mercado inmobiliario tras la presentación del último informe trimestral del colectivo.

El precio del metro cuadrado se sitúa ya en Vitoria en niveles de 2012 y parece que aún subiendo. ¿Qué escenario prevé a corto plazo?

–Los precios es posible que vayan en aumento, porque ahora tenemos el hándicap de las materias primas, el transporte, la energía... Espero que sea coyuntural, pero en algunos casos hay subidas de hasta el 40%, como con el hierro o el acero. Dicen que va a ser temporal, como pasa con los chips. Pero en realidad lo que está subiendo los precios es la calidad de las viviendas y su tamaño. Se está pagando más por las viviendas, pero es que se están vendiendo mejores viviendas. Más grandes, con más terrazas, con mejor eficiencia energética, con mejores aislantes y calefacciones. Antes se buscaba una buena ubicación y ahora la gente incluso puede vivir un poco más lejos, pero en mejores condiciones, en casas más grandes y con más comodidades. Incluso están demandando una cuarta habitación para teletrabajar, que eso antes no se daba.

¿Con lejos se refiere a las afueras de la ciudad o también a los pueblos?

–La gente ha salido un poquito más al extrarradio, pero también a algún pueblo. En Zabalgana, por ejemplo, se están haciendo casas con cada vez más terrazas, más luz, suelo radiante... Y la gente también se está yendo a Salburua o Aretxabaleta. Sí que ha habido algo más de movimiento a los pueblos, a chalets adosados, por ejemplo. Antes la gente era más reticente a ir a los pueblos, pero el precio de este tipo de casas es más asequible ahí. No es que haya un gran éxodo, pero si antes Vitoria era hasta el 85 o incluso el 90% de la provincia, ahora ha bajado al 75% del volumen total de ventas.

¿Qué le diría a alguien que se esté planteando comprar una vivienda pero no se termina de decidir?

–Yo creo que es el momento. El préstamo, tanto fijo como a variable, está en mínimos históricos, que eso es muy importante. Si puedes conseguir un préstamo fijo a 20 o 25 años, tienes un seguro importante a la hora de comprar una vivienda. Y parece que no se van a mover mucho los intereses. Aquí no se ha visto nunca dar fijo a esos precios tan bajos.

Es un buen momento, entonces.

–Creo que sí. Los precios aún subirán algo, aunque está todo más contenido. También tenemos problemas con la mano de obra, que cada vez hay menos y de peor calidad, pero está viniendo gente de fuera cualificada, de Portugal por ejemplo. Aquí la verdad que no hay mucho.

A la vista de esta escalada de precios y de cómo están fluyendo los créditos, ¿no existe un riesgo de que se cree una nueva burbuja?

–Creo que no, porque los créditos están bastante contenidos. Y luego, el esfuerzo familiar que se está haciendo indica que hay trabajo. La burbuja anterior fue muy financiera. Te daban hasta el 100 o el 110% y el IVA, pero ahora el banco no te da más del 70 o el 80% del coste de la vivienda, lo que hace que la gente vaya ahorrando y preparándose. Si ya te marcan que tienes que tener un 30% de ahorro para poder entrar... O lo has ahorrado o te lo han dejado tus padres, pero directamente lo tienes que poner. Y en Vitoria la economía familiar está bastante saneada. Aquí no se debería provocar una nueva burbuja.

Siendo francos, hablamos de cantidades que siguen sin ser asequibles para cualquier bolsillo, pensando sobre todo en los jóvenes.

–Al final las cosas cuestan, aunque en Vitoria tenemos también una red de protección oficial muy importante. En los barrios nuevos, tanto en Salburua como en Zabalgana, se hizo hasta el 80% de vivienda tasada. Encontrar algo nuevo que valga menos que una vivienda protegida es muy difícil. Los costos de urbanización los asumió la vivienda libre y fueron muy importantes. Hay aceras muy anchas, mucha zona verde que cuesta mantener... Más barato de lo que está la VPO es muy difícil encontrar, porque es lo que cuesta.

Tampoco está nada fácil alquilar, sobre todo en Vitoria. ¿Aquí hemos tocado techo?

–Si a un sueldo le quitas 600 o 700 euros, que es lo que vale un alquiler, estamos ya en más del 30% del esfuerzo que hacen las familias, o similar. Es lo que está costando y reducir eso, cuesta. Porque el piso vale un dinero, los particulares también tienen a veces su crédito... Es muy difícil que baje, porque además no hay oferta. Lo del alquiler está muy bien, pero en cuanto tienes un trabajo fijo es mucho mejor comprar. Por esos 600 o 700 euros al mes tienes ya un crédito y vas entrando en el mercado.

Hablando de nuevo de Vitoria y de comprar. ¿Dónde están ahora las mejores oportunidades?

–Hombre, al final hay que mirar el mercado, porque las oportunidades van saltando. No es que haya una zona concreta. Por ejemplo en Zabalgana, se está haciendo ahora un tipo de vivienda con mucha calidad, con muy buenas terrazas, incluso con jardín privado, que está todavía en precio. Puede ser una buena opción para quien tiene una VPO pagada, quiere vender y ya tiene una base.

noticias de noticiasdealava